Londres doblará el precio del peaje de entrada a la ciudad. Los coches eléctricos los grandes beneficados

Boris Johnson, alcalde de Londres, ha preparado una propuesta para doblar el precio del peaje de entrada que los coches deben pagar para entrar al centro de la ciudad.

Un peaje que deberán pagar los coches diésel y gasolina que no cumplan con la normativa Euro 6, y que pasará de los 14.5 euros actuales, hasta los 27 euros. Una medida destinada a desanimar a los usuarios a acceder al contaminado centro con sus coches, a mismo tiempo que se anima a la compra de eléctricos, que estarán exentos de este tributo.

 

Este nuevo peaje afectará a modelos con motor diésel o gasolina, que no cumplan con la normativa Euro 6, y que tengan una tasa de emisiones por encima de los 75 gramos por kilómetro. Aunque también incluirá a los modelos que hayan sido matriculados antes del 2006.

Una medida de choque, que supondrá un coste de más de 6.000 euros al año para aquellos conductores que necesiten entrar a diario en la City. A esto deben añadir los astronómicos precios de los estacionamientos privados, o los elevados costes del aparcamiento en superficie.

 

Por el otro lado, los modelos eléctricos además de contar con la exención del pago del peaje, cuentan con miles de plazas de aparcamiento reservadas, muchas de las cuales además cuentan con punto de recarga de uso gratuito. Una fórmula que el alcalde de Londres espera sirva para animar a más gente a dejar sus modelos con motor de combustión en casa, y dar el salto a los enchufables.

Una tormenta perfecta para comprarse un eléctrico, o simplemente dejar el coche en casa y hacer uso de los medios de transporte públicos.

El objetivo es crear una zona de Ultra bajas emisiones. Un santuario donde los vehículos privados no emitan apenas contaminación, y lograr de esa forma convertir una de las capitales con el aire más sucio, en una con unos niveles más razonables. Aunque no sólo los vehículos privados son los culpables, y el gobierno deberá trabajar también en reducir las emisiones de los transportes públicos, como los autobuses.

Vía | FT

 



Energias renovables

10 Comment responses

  1. Avatar
    July 31, 2014

    Valiente decisión ¡¡Bravo por Boris!!
    Está demostrado que el peaje es una de las mejores medidas para desincentivar el uso del transporte privado en el centro de las ciudades. Y de paso se pueden sufragar inversiones en transporte público e infraestructura eléctrica.
    ¿Para cuando medidas así en Madrid?

    Reply

  2. Avatar
    July 31, 2014

    Nos sacan un pokito de ventaja.
    No entiendo como en barcelona y madrid sobre todo, no existe algo parecido.
    Bueno si k lo entiendo.

    Reply

  3. Avatar
    July 31, 2014

    Menuda panda de Talibanes estais hechos algunos…..Si tanto os gusta la medida poner los peajes en la entrada de vuestros pisos asi os morireis de asco sin recibir visitas.

    Reply

  4. Avatar
    July 31, 2014

    El problema de implantar este tipo de soluciones en ciudades como Barcelona o Madrid es que se debe hacer un plan integral. Es decir, grandes aparcamientos gratuitos o baratos en las entradas principales de la ciudad, transporte público muy econòmico y que no emita CO2, peajes de acceso al centro de la ciudad y zonas de pacificacion del tránsito, aparcamientos gratuitos para electricos y puntos de recarga, un buen diseño del carril bici por la ciudad, aparcamiento para vehículos de dos ruedas, programas de alquileres de bicis, motos, coches, más zonas peatonales, programas para incentivar que la gente ande más…

    Reply

    • Avatar
      July 31, 2014

      Lo que sucede a la realidad es que aplican soluciones a medias. Peajes y zona azul, pero nada de transporte público económico, ni aparcamiento gratuito en las entradas principales de la ciudad. Le complican la vida a los coches pero no ofrecen alternativas atractivas.

      Reply

      • Avatar
        July 31, 2014

        totalmente de acuerdo

        Reply

        • Avatar
          July 31, 2014

          +1

          Putear por putear pues no, que ojalá todos pudiésemos comprarnos un EV, yo con el transporte público gratis con gusto dejaría mi coche aparcado en casa.

          Reply

  5. Avatar
    August 01, 2014

    Totalmente deacuerdo con incentivar otras medidas, sino el peaje seria otra complicacion mas, claro. Pero algo habra k hacer, digo yo. En mi ciudad no hay problemas de contaminacion y la gente coge el cotxe hasta pa tirar la basura. Por eso aki aun podemos seguir ahumandonos, pero nada si kereis seguir oxigenandoos pos na. En londres parece k va funcionando….

    Reply

  6. Avatar
    August 01, 2014

    Aún no entiendo como España, la Number One en apuntarse al carro de cobrarnos hasta casi por respirar, no haya implantado peajes para transitar por el centro de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao o Málaga, por citar algunas.

    Y es que me viene al recuerdo el antiguo centro de Malaga con su calle Larios, Granada, etc., contaminadisimas tanto con polución como acústicamente, llenísimas de tráfico y siendo bastante agobiantes el caminar por allí.
    Ahora, desde hace bastantes años, son limpias y estupendas calles con gran bullicio y cortadas al tráfico rodado donde únicamente pueden entrar algún vehículo eléctrico de reparto y térmicos de limpieza. Quien ha conocido el antes y el después firmaría a ciegas cualquier iniciativa similar en cualquier otra gran ciudad, seguro que los comerciantes los primeros.

    Cuando voy a Madrid o Barcelona y paso caminando por calles como Las Ramblas en BCN o Puerta del Sol en Madrid, no pienso en otra cosa que sean zonas perfectas si no existiera paso de vehículos con sus contaminantes diésel y su horroroso ruido.
    Introduciría un peaje como Londres en esas zonas y gratuito para eléctricos solo en pequeñas zonas del centro de la ciudad. Se acabaría con los problemas de aparcamiento en el centro, ruidos, polución, enfermedades, muertes, etc. Y se incentivaria la compra de eléctricos.

    Peeeero…… en vista de como vamos con la venta de eléctricos, llegar a lo que ha implantado Londres nos llevará décadas.

    Reply

Leave a comment