Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Los coches del futuro podrán reconocer...nuestro culo | forococheselectricos

Los coches del futuro podrán reconocer…nuestro culo


Ingenieros del Instituto de Industria Tecnológica de Tokio, están desarrollando una tecnología que una vez instalada en el asiento de nuestro coche, permitirá a este realizar un análisis topográfico de nuestro trasero. El asiento estará dotado de 360 sensores capaces de analizar la zona de apoyo de nuestro cuerpo en el coche, y que podrán cuantificar la presión de cada parte en una escala de 0 a 256, y con ello realizar una imagen en 3D de nuestro culo que servirá para que el coche detecte si es nuestro el trasero aposentado.

En caso de determinar que las nalgas en el asiento no pertenecen al propietario del vehículo, bloqueará de forma automática el vehículo, evitando que nos roben el coche y todo, según sus diseñadores, con un 98% de fiabilidad.

Una duda que nos asalta es si llegado el caso que cambiemos nuestros hábitos alimentarios y veamos aumentar el tamaño de nuestro trasero, podría llegar el triste momento en que no nos reconozca ni nuestro propio coche y tengamos que llamar a un taxi para volver a casa.

Fuente:
Wired


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.

Compártelo:

3 comentarios en “Los coches del futuro podrán reconocer…nuestro culo”

  1. ¿No sería más fácil y barato poner un lector de huellas? A no ser que te quedes manco podrás seguir usando el coche y puede que se te olviden las llaves pero no las manos.

    Responder
  2. A los lectores de huellas se les puede engañar sin demasiados problemas.

    Tiene su aquel la noticia. Así mucho podrán arrancar su coche igual que lo conducen, con el culo!

    Supongo que acabaremos por usar una combinación de sistemas. Una clave compartida del móvil por NFC, el culo, un pin, etc.

    Responder
  3. Fantástico, ya nos dió por culo el Sebastián con la bombilla china y el coche eléctrico, y ahora es el propio coche el que lo hace, apasionante.

    Responder

Deja un comentario