Una década usando sistemas de recarga por inducción | forococheselectricos

Una década usando sistemas de recarga por inducción


Desde hace un tiempo venimos hablando de una tecnología que pensamos se hará con el mercado en el futuro, la recarga sin cables, un sistema que vemos como si fuese ciencia ficción y que varios fabricantes, como Nissan, están investigando para incluirlo en sus próximos modelos.

Advertisement Advertisement

Pero al contrario de lo que nos podríamos imaginar, hay lugares donde llevan diez años usándolos a diario, como el caso de las ciudades italianas de Turín y Génova, que dispone de una línea de autobuses eléctricos que desde 2002 prestan sus servicios, y que además de recibir una recarga nocturna, recuperan parte de la carga de sus baterías mediante un sistema instalado bajo el suelo de algunas paradas.

Con una ruta de unos 200 kilómetros diarios, los responsables del proyecto han visto que la autonomía del vehículo era insuficiente para cumplir con garantías este trabajo, por lo que encargaron a la empresa alemana Conductix-Wampfler la instalación de un sistema de inducción que permite recargar las baterías a los 30 autobuses que prestan servicio en las dos ciudades del norte de Italia.

Según los responsables del proyecto, el sobre coste de los autobuses eléctricos y los sistemas de recarga compensa con el importante ahorro en combustibles y mantenimiento, pasando de los 40.000 euros al año solamente en carburante de un autobús diésel, a los apenas 7.000 euros que cuesta cada año la electricidad de cada unidad, un ahorro de 33.000 euros/año por cada autobús y que que en estos 10 años ha permitido un ahorro de casi 10 millones de euros, siendo la estimación para rentabilizar la inversión en cuatro años.

A pesar del éxito del proyecto a pequeña escala, la empresa ha encontrado algunos problemas para extender la experiencia a otras ciudades, sobre todo por los recelos de los ayuntamientos sobre las obras a realizar y por las preocupaciones sobre las radiaciones, algo que según sus promotores, un sistema bien diseñado puede tener niveles insignificantes, muy por debajo de los límites de seguridad proporcionados el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE)

En definitiva, incluso sin el sistema de recarga por inducción, esto nos demuestra que ante los galopantes precios de los carburantes, los autobuses eléctricos son una alternativa real para ir cambiando nuestros autobuses por unos que a pesar de su elevado precio inicial han demostrado de sobra que a medio y largo plazo son una excelente inversión, tanto a nivel económica, como ambiental.

Artículos relacionados:
Barcelona se lanza a la conversión de sus autobuses

Fuente | Greencarreports


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


puntos de carga

Compártelo:

5 comentarios en “Una década usando sistemas de recarga por inducción”

  1. 10 años ya usandolos, si señor.

    me gustaria saber que tecnologia usan sus baterias y si fue necesario un cambio de estas.

    El sistema de recarma me parece un gran acierto, y obras más estupidas se tienen hechos en nuestros ayuntamientos, con esta por lo menos se reducirian las emisiones de CO2 de gran medida.

    Responder
  2. Mas que las emisiones de C02 los que se reduce es la contaminación que consiste en N02 y partículas que tanto gusta emitir a los diésel.

    Desde luego una buena noticia de la que no teníamos ni idea. Los ahorros son espectaculares. La mejora en la calidad del aire indudable y como dice baby obras estúpidas hacen muchas.

    Responder
  3. 10 años funcionando, 4 para rentabilizarlos…entonces ahora estarán disfrutando de unos márgenes muy altos. Está claro que una catenaria es mucho más caro que una batería grande y unos cuantos puntos de estos repartidos por la ciudad.

    Responder
  4. Creo que sería incluso mas barato un sistema de recarga por catenaria en las paradas. El sistema es mas sencillo y las perdidas por recarga mas reducidas.
    De todas formas.resulta impresionante. Si algo así se aplicase en la red de una gran ciudad el ahorro municipal podría representar varios millones anuales.

    Responder

Deja un comentario