Schaeffler Bio-Hybrid. A la búsqueda del transporte urbano

Schaeffler Bio-Hybrid. A la búsqueda del transporte urbano perfecto


SchaefflerBio-Hybrid-2

Los alemanes de Schaeffler además de experimentar con cambios manuales para coches eléctricos, también se rompen la cabeza buscando las mejores formas de moverse por las cada vez más grandes ciudades del mundo. Un crecimiento que abre las puertas a nuevos diseños, como esta mezcla entre bici y coche. La Schaeffler Bio-Hybrid.

Y decimos mezcla no sólo por que tenga cuatro ruedas e incluso pueda llevar techo de cristal, como un coche, y manillar y pedales, como una bici. Es que según la normativa alemana, se trata de una bicicleta, que puede circular legalmente por los carriles bici. Eso se debe a que monta un motor de 250W, y la asistencia al pedaleo funciona hasta los 25 km/h.  Una potencia que según la regulación local, o los requisitos del cliente, puede llegar a los 750W.

Según la pequeña ficha técnica que ofrece el fabricante, la  Schaeffler Bio-Hybrid puede llegar a una autonomía de entre 50 y 100 kilómetros con cada carga de su batería, dependiendo del apoyo que le demos con los pedales, y todo con un peso de 80 kilos.

SchaefflerBio-Hybrid

Entre los accesorios encontramos la opción de montar un techo completo, que nos protege algo de la lluvia, un segundo asiento, y también cuenta con un espacio para algo de carga. Una carga que se esconde discretamente dentro del propio asiento.

El resultado es una bicicleta eléctrica con cuatro ruedas, apenas 2.1 metros de largo y 0.85 metros de ancho, con estructura, algo de maletero. Una combinación que puede ser muy interesante par amoverse con cero emisiones y a bajo precio por las grandes ciudades.

¿Y el precio?. Según sus diseñadores, la Schaeffler Bio-Hybrid todavía está en fase experimental, y no tiene un coste final. Pero esperan lograr un precio similar al de las bicicletas eléctricas convencionales. Algo que no nos da demasiadas pistas ya que el rango de precios de estas es muy amplio, con modelos a poco más de 1.000 euros, y otras por encima de los 4.000 euros.

Un modelo que comenzará su fase de pruebas en condiciones reales el próximo año, con la entrega de las primeras 40 unidades. Unas pruebas que darán una mejor idea a sus creadores si hay hueco en el mercado para este tipo de soluciones.

Relacionadas | Schaeffler insiste, una caja de cambios en un coche eléctrico permite aumentar su eficiencia

Fuente | Schaeffler (PDF)

 

Compártelo:

10 comentarios en «Schaeffler Bio-Hybrid. A la búsqueda del transporte urbano perfecto»

  1. Parece un twizy aligerado. Para ciudades como Amsterdam mola. Para la castellana, para circular junto a los autobuses y SUVs estas cosas dan mal rollo. Las ventas del g-whiz cayeron en picado en cuanto murió la chica aquella a la que hizo fosfatina un skoda octavia, creo que era, el gwhiz quedó desintegrado. Pero si vives en el centro y vas sólo por zonas peatonales y para bicis pues muy bien.

    Responder
    • Es que el Octavia partió por la mitad al cochecito, «despacio» no iba, si llega a pillar a un peatón, lo manda al pijama de madera en 5 o 6 trozos.. Es algo similar a que si al Octavia lo arrolla un trailer.

      Responder
  2. Ojala en un futuro no muy lejano en las ciudades circulen solo bicis eléctricas funcionales y potentes..
    El limite de 25km/h me parece ridiculo. Cuesta abajo una bici alcanza bastante más que eso.
    Siempre tienen que poner límite estúpidos a todo los traidores políticos que jamás se ven afectados por sus chorra-leyes.

    Responder
    • Pues yo no estoy de acuerdo. Se trata de recuperar el centro de la ciudad para las personas, no como ahora que todo está diseñado para dar prioridad al coche.

      Y eso exige que sólo los vehículos muy ligeros y muy lentos puedan circular. Si permites cuadricicletas motorizadas a 40 km por hora, vuelves a confinar a los peatones a las aceras y los semáforos.

      Responder
  3. Pues como no entre el ascensor, a donde lo metes. Esa bici necesita plaza de garaje, y además propia, no entra «detrás del coche».

    Responder
  4. como ejercicio de diseño vale, pero en cuanto el centro de las ciudades pongan el limite a 30km/h las bicis eléctricas seran los reyes, eso sí habra que hacer un ejercicio de educación para que los conductores respeten tanto los limites como los espacios entre vehículos.

    Responder
  5. Estoy también con las bicis eléctricas antes de ese tipo de bichos. Un vecino se compró una plegable con un motor «trucado» y una buena batería. Se la ha traído de importación. Pasa de los 50 km/h con facilidad y la batería le dura todo el día sin problemas. Cuando quiten la absurda limitación o las permitan conducir con una licencia mínima si son potentes, creo que es un mercado que se va a disparar.
    Si llueve chubasquero y listo.

    Responder

Deja un comentario