Debate. Corea del Sur planea abrir las ayudas a los coches con amplia autonomía como el Tesla Model S

El año 2012 el gobierno de Corea del Sur publicó una curiosa norma en relación a las ayudas a la compra de coches eléctricos. Una subvención a la que tendrían acceso aquellos coches capaces de cargar sus baterías al 100% en 10 o menos horas con una toma de corriente convencional. Algo que de facto dejaba fuera del programa a Tesla, pero también a BYD.

Por esta razón la propia BYD ha retrasado su entrada en el mercado coreano, algo que ha extendido Tesla. Fuentes internas del fabricante norteamericano ha indicado que la apertura de su primera tienda está prevista para finales de este año, y en caso de que no se modifique esta norma, se retrasará hasta 2018.

Pero parece que desde el gobierno se han dado cuenta de que esta norma ha quedado totalmente obsoleta. Es por eso que están trabajando en un nuevo plan que contempla desde la derogación total de la misma, hasta una modificación para adaptarla a los nuevos tiempos. Algo que fuentes del gobierno han indicado debería suceder antes del próximo mes de junio.

Y es que no estamos hablando de una pequeña ayuda. Esta llega a los 22 millones de wons, que al cambio son unos 17.500 euros por coche, con un límite del 20% del valor del vehículo. Todo un caramelo que sin duda puede marcar la diferencia a la hora de lanzarse a la adquisición de uno u otro modelo.

La cuestión es que no hay que irse a un Model S o un BYD para hacer peligrar el acceso a estas ayudas. Un modelo con una batería de 40 kWh necesitará unas 25 horas mediante una toma de 10 amperios, 15 horas en caso de una toma de 16 amperios. Algo que pone sobre la mesa que hablamos de una norma más que obsoleta en una era donde nos encaminamos hacia modelos de producción masiva, precios razonables, y baterías en torno a los 60 kWh.

Debate

La otra cuestión es el límite en el precio del vehículo. Aquí se abre el debate del si o el no. Por un lado están los que defienden los límites de precios para acceder a la ayuda. Algo que evita que los compradores con mayor poder adquisitivo puedan acceder a estas ayudas, lo que permite ampliar el número de coches de precios populares que pueden aspirar a los incentivos.

Pero también hay defensores del si. Para estos no hay mejor promoción que un coche en la carretera. Facilitando la adquisición de modelos como los de Tesla, se amplían las posibilidades de ventas de los mismos, y con ello las posibilidades de impacto que uno de estos modelos produce allá a donde va. Algo que tiene como resultado una mejora de la percepción del coche eléctrico entre el público general y una mejora general de todo el sector.

Os dejamos a vosotros la respuesta.

Relacionadas | Encuesta. Autonomía o precio ¿Qué es lo más importante para la próxima generación de coches eléctricos?

Vía | Dailymirror

Compártelo: