¿La burbuja del coche autónomo? Morgan Stanley valora Waymo, el proyecto de Google, en 70 mil millones de dólares

El crecimiento del sector del coche autónomo ha puesto la directa en los últimos 12 meses. Un tiempo donde ha pasado de un proyecto de futuro sin apenas portadas en los medios, a ser un atractivo para toda clase de fabricantes de coches, empresas suministradoras, y tecnológicas. Nadie quiere quedarse fuera de una revolución que amenaza con igualar el impacto que tendrá el coche eléctrico. Al menos sobre el papel.

El último ejemplo nos llega de la sorprendente valoración que el banco de inversiones Morgan Stanley ha realizado de Waymo. La iniciativa de Google que investiga en el sector del coche autónomo desde hace años, y que ahora ha comenzado a dar pasos más claros hacia las aplicaciones reales.

Los analistas han determinado que el potencial es enorme, y han estimado que Waymo tendrá un valor de unos 70.000 millones de dólares. Una cifra que podemos comparar con los 44.000 millones de General Motors, los 35.000 millones de Ford y también los 51.000 millones de Tesla.

Esto se debe al acuerdo que Waymo ha cerrado con uno de los grandes operadores de taxis privados, Lyft. Un competidor de Uber que será el encargado de incorporar en su flota una determinada cantidad de coches de Waymo. Algo que desde Morgan Stanley se ha catalogado como una señal alentadora de que la empresa propiedad de Google podría poner más coches en la carretera y con ello impulsar la transición autónoma.

Eso si, la estimación se basa en unos datos cuando menos optimistas, en los que Waymo lograse poner en la carretera unos 3 millones de coches autónomos para 2030, que recorrerían una media de algo más de 100.000 kilómetros al año por unidad.

Es más, si la valoración anterior nos parece elevada, nada con la estimación más optimista que Morgan Stanley realiza, y es que en el mejor de los casos, la empresa podría llegar a un valor de 140.000 millones de dólares. Superando a General Motors, Ford y Tesla…juntos.

Esto nos lleva a preguntarnos si realmente estamos ante el inicio de una burbuja del coche autónomo. Un sector con un enorme potencial incluso mucho más allá del transporte privado, pero donde cada vez hay más y mejor competencia. También nos hace preguntarnos si inversiones como la realizada por Intel hace pocas semanas, comprando Mobileye por la friolera de 15.300 millones de dólares, no habrá sido una ganga a la vista de la evolución del sector.

También nos preguntamos por el valor de Tesla. 51.000 millones es una cifra que el propio Elon Musk ha dicho que es exagerada. Pero recordamos que además de fabricar coches, lleva un tiempo desarrollando su propia tecnología de conducción autónoma, que posiblemente sea la primera en llegar al mercado. Algo que debería tirar todavía más de la valoración del fabricante norteamericano, al menos desde el punto de vista de las valoraciones de Morgan Stanley.

Por eso queremos dejaros a vosotros la respuesta. ¿Estamos ante el inicio de la burbuja del coche autónomo?

Relacionadas | La recarga inalámbrica y el coche autónomo. Dos sectores que crecerán de la mano en la próxima generación

Vía | Fortune

Compártelo: