El Fisker EMotion montará un pack formado por celdas 21700 de LG. «La batería de más densidad energética del mundo»

Después de confirmar que «de momento» no usarán grafeno, Fisker ha movido ficha para dar forma a lo que será el corazón del eMotion. La batería. Un pack que finalmente se ha confirmado estará formado por celdas 21700, las mismas que llevará el Tesla Model 3.

Estas serán fabricadas por LG, y contarán con una química de NMC (níquel, manganeso y cobalto). Según Fisker, esta combinación dará como resultado «La batería de más densidad energética del mundo«. Un pack del que todavía no se ha confirmado la capacidad, y que le proporcionará según el fabricante, más de 640 kilómetros con cada carga.

Además de una gran densidad energética, y una autonomía generosa, esta tecnología está diseñada para soportar una gran cantidad de potencia de salida. A esto se suma su capacidad para soportar niveles de potencia de recarga muy elevados. Algo que será necesario ya que Fisker ha confirmado que este modelo será capaz de soportar recargas que en 9 minutos le permitirán recuperar 200 kilómetros de autonomía.

En este mismo anuncio, el fabricante ha publicado una imagen donde podemos ver la distribución de las celdas por los bajos del EMotion. Una posición que le permitirá gozar de un bajo centro de gravedad, y aprovechar al máximo el espacio disponible entre ejes.

Además de trabajar en la tecnología que llevará en su arranque comercial, que se espera para 2019, Fisker también ha confirmado la buena marcha de los trabajos en el que será el siguiente paso. El electrolito sólido. Una tecnología que sobre el papel permitirá un salto adelante importante en cuatro o cinco años.

De forma paralela Fisker también ha mostrado otros aspectos del EMotion, como un curioso sistema de doble cámara situado en los espejos retrovisores. Algo que no tiene nada de especial a nivel tecnológico, y que está diseñado principalmente para facilitar la operación de aparcamiento, y evitar según el propio Henrik Fisker, rayar las llantas contra los temibles bordillos.

También han mostrado los sistemas aerodinámicos de la parte posterior, diseñados para dejar pasar el aire con la menor resistencia posible. Algo muy importante en un coche eléctrico, y sobre todo en uno pensado para altas prestaciones y grandes desplazamientos.

Relacionadas

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame