Hyunday Hyunday
Las consecuencias del Dieselgate provocan una crisis en la industria automovilística de Reino Unido

Las consecuencias del Dieselgate provocan una crisis en la industria automovilística de Reino Unido


 

Advertisement Advertisement

El Dieselgate, el escándalo de emisiones contaminantes surgido a raíz de que Volkswagen utilizará un dispositivo para manipular las emisiones de sus vehículos diésel a la hora de homologarlos, ha provocado que el otora combustible preferido por los europeos comience a perder terreno frente a la gasolina, pues sus ventas están cayendo de forma muy considerable en todo el continente al tiempo que los híbridos se sitúan como la nueva alternativa baja en consumo a la gasolina.

Sin embargo, algunos países se están viendo más afectados que otros por esto. Mientras que Alemania ha visto su credibilidad como fabricante de automóviles puesta en entredicho, Reino Unido se enfrenta a una caída en las ventas de coches que junto con la sombra del Brexit amenaza con dañar de forma seria y permanente su hasta hace poco saludable industria automovilística. Así, los concesionarios se tendrán que enfrentar a fuertes reestructuraciones, mientras que las fábricas inglesas están recortando personal ante la caída de ventas de modelos diésel.

Vauxhall (marca bajo la cual se venden los Opel en Reino Unido) verá como se cierran 126 concesionarios de los 326 que tiene en la actualidad como parte del plan de PSA para devolver a Opel/Vauxhall a la senda de los beneficios. Además, en la fábrica de Ellesmere Port se han recortado ya 650 puestos, lo que supone un tercio de la fuerza productiva.

El resto de fabricantes se encuentran en situaciones similares: Jaguar Land Rover recortará hasta 1.000 puestos de trabajo en su fábrica de Midlands, donde se fabrican los Range Rover y Discovery, mientras que Nissan se prepara para prescindir de cientos de trabajadores en su fábrica de Sunderland, donde además del LEAF eléctrico fabrican el Qashqai y el Juke, otros modelos que se están viendo afectados por la caída en ventas de los diésel.

Fuente | The Guardian



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

19 comentarios en “Las consecuencias del Dieselgate provocan una crisis en la industria automovilística de Reino Unido”

  1. Tienen que empezar a fabricar en masa el sistema ACCT e implantarlo en todos los diesel y terminamos con el problema de contaminacion de los coches diesel, de una vez por todas.

    Responder
    • Suponiendo que nos creamos que con eso un diesel no produce contaminación por el tubo de escape, que sera mucho menos, pero no nula.
      Además seria eso, por el tubo de escape, pero habra que tener en cuenta toda la linea de producción, desde la prospección, extracción, transporte, refino, etc…
      No?
      Ahh! No!! que eso solo es para los eléctricos, verdad?.

      Responder
      • Como siempre están tratando de resolver un problema con la viejas recetas económicas. Para que no haya ningún despido el gobierno tendría que nacionalizar las empresas, rea adaptarlas para la producción de autos eléctricos y se acabo el problema. Ya demasiado esas empresas nos han robado y envenenado. Ahora que paguen.

        Responder
        • Tus empresas nunca lo pagan, sino sus trabajadores, a los datos me remito.

          Al final son miles de familias que se quedan sin sustento económico por las nefastas políticas contaminantes de estos viejos dinosaurios.

          Responder
    • Supongo que te referías a la contaminación atmosférica, porque la acústica seguirá igual.

      La solución a ambos tipos de contaminación ya está inventada .
      Se llama vehículo eléctrico.

      El amoníaco que lo dejen para desinfectar …

      Responder
  2. Ahora que vengan los malditos que ya conocemos todos a defender a VW, responsable directa de lo que está pasando. Enhorabuena VW, estarás orgullosa de lo que has desencadenado

    Responder
  3. Así que se van a cerrar concesionarios por culpa de las nuevas leyes, la contaminación, las bajas ventas y el Brexit?

    Igual es que los concesionarios no son más que un lastre para la venta de vehículos eléctricos en todos los países y por eso van a bajar las ventas de vehículos en un país en el que en ciudades cómo Londres debes pagar más de 150€ por semana para poder circular con tu vehículo contaminante.

    Responder
  4. Estaba claro que lo iban a pagar siempre los mismos…..los curritos,los mandamases a seguir robando con sus sueldazos,la perrumia les da igual,ellos a lo suyo,todavia hay algunos que los defiende,si los hubieran fundido a sanciones en europa,ellos a despedir gente… como no les han hecho nada,a despedir gente….si sube la luz,a despedir gente….si los donuts son mas caros,a despedir gente…y bla..bla..bla….siempre a pagarlo poca ropa….al final habrá que salir de verdad a la calle e inflarles a ostias a unos cuantos… estará bien ya no?

    Responder
    • Veo que mucha gente se está esperando al VE, y no van a comprar un ICE. Si los fabricantes no quieren sacar una gama suficientemente amplia como para cubrir las diferentes necesidades de cada uno, no se venden coches, entonces trabajadores despedidos. Si no lo quieren ver que no lo vean. ¿Donde están las ventas? Que miren las lista de espera de los pocos modelos eléctricos que hay. Si sumamos todos seguro que sale un buen pico, tan grande que si una de estas empresas tuviera una gama de VE que se hiciera con esa clientela, no tendría que despedir a nadie.

      Responder
  5. ¿Saludable industria automovilística?
    Gran Bretaña ya no tiene ninguna marca propia. Y como fabricante, fabrica poco más de la mitad de lo que fabrica España…
    Llevaba años languideciendo. Y quien la hundirá, será el Brexit, porque sus fábricas producen para toda Europa, y es razonable pensar que el Brexit suponga un sobrecoste para el comercio…

    Responder
      • De hecho las barbas españolas se están cortando:

        La industria española de automoción comienza a sufrir las consecuencias de un mercado europeo del automóvil débil. Las exportaciones se reducen por la caída de ventas en los principales mercados europeos, Reino Unido o Alemania.

        En los dos primeros meses del año las exportaciones bajaron en ese periodo un 0,9%, mientras que las importaciones crecieron un 4,8%. Determinados modelos y marcas se empiezan a resentir más.

        Es que esto es solo el principio de la debacle. Porque el trasfondo es que empiezan a decaer las compras de coches de la gente de a pie:

        En Europa en enero las matriculaciones aumentaron un 7,1%, en febrero solo crecieron un 4,3%, pero en el mes de marzo el descenso de ventas fue del 5,3%.

        En el Reino Unido la cosa se empeora: Lleva doce meses continuados de descensos en las matriculaciones, y estas bajadas de las ventas crecen con el paso del tiempo. En enero bajaron un 6,3%, en febrero un 2,8% pero nuevamente en marzo ha habido un desplome en aquel mercado que supera el 15%.

        Y eso solo con unos cuantos modelos eléctricos en las calles y las ciudades todavía abiertas al tráfico. Es el «efecto espera». La gente se va oliendo el cambio y se espera a comprar un coche.

        En cuanto las marcas «de toda la vida», saquen algún eléctrico decente, que lo tienen que hacer si o si, porque el M3 aprieta y las normas también, el «efecto espera» y la falta de producción de modelos eléctricos motivada fundamentalmente por la falta de baterías y el retraso de las «marcas de toda la vida», propiciará una caída de ventas brutal y repentina que dejará KO a más de una «marca de toda la vida». Su «renovación» va a ser su propia tumba.

        Responder
  6. La industria del automovil en UK sufrió desgaste y cierres masivos hace decadas, Austin Morris Leyland Rover MG y las reconvertidas JLR y Mini siguen adelante en manos extranjeras, los motivos fueron muchos, pero no hizo falta el VE para matarlos. Aun asi la industria de pequeños productores en UK ya la quisieramos aqui en España.
    Atribuir los ajustes de plantillas de Opel al VE creo que es… por decirlo asi, una forma de verlo…. para mi no es más que la vieja receta de echar a media plantilla de la empresa que has comprado porque ya tienes los concesionarios de tus otras marcas en la misma zona y la fabrica de UK se limita a pegarle la chapa de Vauxhall a los Opel fabricados en otros sitios.
    Lo de Sunderland no lo tengo claro, una fabrica pujante con modelos best seller como el Qashqai y Leaf entre otros…

    Responder

Deja un comentario