Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Fisker quiere lanzar las baterías de electrolito sólido para su EMotion en 2020. ¿Es demasiado pronto?

Fisker quiere lanzar las baterías de electrolito sólido para su EMotion en 2020. ¿Es demasiado pronto?


En el pasado CES de Las Vegas, Fisker nos presentó el que será su segundo modelo comercial, tras el fiasco del sedán Karma hace unos años: el EMotion. Esta berlina eléctrica de gran potencia y lujo debería situarse en la parte más exclusiva del mercado, compitiendo con modelos de lujo como los Bentley, gracias no sólo a sus prestaciones, sino también por su precio de hasta 190.000 dólares.

La velocidad punta del modelo será de 261 km/h, y podrá hacer el 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos. Estas prestaciones estratosféricas se consiguen gracias a sus 782 cv de potencia y a su sistema de tracción total permanente. Tampoco hay que olvidar que debería ser capaz de alcanzar un nivel 4 de conducción autónoma en el futuro.

Originalmente, el Fisker EMotion iba a ser lanzado con unas baterías LG Chem de 145 kWh de capacidad, gracias a las cuales el coche era capaz de alcanzar los 644 km de autonomía bajo el realista ciclo de homologación estadounidense EPA. Más adelante, la marca pretendía añadir un segundo pack de baterías, que utilizarían la tecnología de electrolito sólido para conseguir una autonomía superior a la del pack original.

En un principio, estas nuevas baterías de electrolito sólido iban a llegar al mercado en el año 2023. Una fecha relativamente temprana, pues BMW estima que sus baterías de electrolito sólido llegarán al mercado en el año 2026, mientras que la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi pone la fecha en el año 2025, unos números similares a los que maneja el resto de la industria.

Sin embargo, ahora Fisker se ha desdicho, y ha lanzado un órdago a la competencia: cuando el EMotion llegue al mercado en el año 2020, lo hará equipando desde el principio las baterías de electrolito sólido. Actualmente, dichas baterías están siendo probadas en el laboratorio, por lo que los periodos de tiempo manejados por Fisker son, quizás, demasiado optimistas. De conseguirlo, se convertirían en la primera empresa en lanzar esta tecnología al mercado automovilístico.

¿Dónde podría estar el secreto de Fisker? Es probable que gracias al elevado precio del EMotion, puedan permitirse el lanzamiento de estas baterías antes que el resto de la industria, que tendrá que esperar a disminuir su coste antes de poder implantarlas en sus modelos, de corte mucho más asequible.

Fuente | E for Electric

Compártelo:

12 comentarios en “Fisker quiere lanzar las baterías de electrolito sólido para su EMotion en 2020. ¿Es demasiado pronto?”

  1. Las marcas grandes no quieren sacar las de electrolito sólido pronto porque se les jode el negocio de los gaseadores, ni más ni menos. Fisker no tiene ninguna carga de coches contaminantes asi que cuanto antes la saque antes se llenará los bolsillos.

    Responder
    • No estoy de acuerdo. No es lo mismo hacer baterías para cuatro coches carísimos, —que las puedes hacer una a una en un laboratorio—, que encontrar una forma de hacerlas que sea adecuada para producción masiva.

      Nos empeñamos en creer que una cosa que funciona en un laboratorio ya está lista para fábrica y eso no es así.

      Responder
  2. Si se confirma lo de fisker, y sus modelos se venden y los test son fiables no entiendo el motivo de no sacarlos. ¿Temprano? Puede ser, al ser el primer modelo con esta tecnología veremos si solventa los problemas, pero bueno será también bueno para solucionar errores.

    Creo que la inmensa mayoría piensa que los fabricantes «estándar» esta tecnología no les favorecería principalmente porque no quieren vender eléctricos (excusa poniendo por falta de suministros, cuando sabemos que ya lo tenían establecido), si quisieran hubieran arriesgado bastante mas y lanzado mas cosas pero la industria del automóvil es muy reacia a cambios tan grandes.

    Bueno, es posible con la subida del petróleo haga otro movimiento de regulación para no solo sacar coches con unidades limitadas

    Responder
    • Te digo lo mismo de antes. No estoy de acuerdo. Una cosa es encontrar una solución para fabricar cuatro coches carísimos y otra es que esa misma solución sirva para fabricación masiva.

      Laboratorio y fábrica son dos cosas diferentes y Fisker puede haber encontrado una solución cara y lenta, apropiada para sus coches, que no sirva para fabricar miles de coches por 40 mil pavos.

      Responder

Deja un comentario