Hamburgo se convierte en la primera ciudad alemana que prohibe la entrada de coches diésel | forococheselectricos

Hamburgo se convierte en la primera ciudad alemana que prohibe la entrada de coches diésel


Hace unas semanas os contábamos que las ciudades alemanas estaban en los juzgados peleando por el derecho a poder decidir sobre la expulsión de los contaminantes motores diésel de sus calles. Un dictamen que finalmente se ha producido en el Tribunal Administrativo Federal de Alemania después de la impugnación de los estados de Renania del Norte-Westfalia y Baden-Wuerttemberg. Algo que en la práctica abre las puertas a la puesta en marcha de este tipo de prohibiciones.

Advertisement Advertisement

Ahora Hamburgo se ha situado como la primera gran urbe que ha puesto en marcha esta agresiva medida. Los empleados del ayuntamiento de la ciudad han comenzado la colocación de los primeros avisos de la prohibición de entrada los dos primeros tramos en que se aplica: 580 metros de la calle Max-Brauer-Allee y un tramo de 1,7 kilómetros de la Stresemannstraße, para restringir la circulación de los vehículos diésel anteriores al año 2015 o la normativa europea Euro6. Una prohibición que supondrá multas de entre 25 y 75 euros para los infractores.

Para diferenciar a los vehículos, las ciudades pondrán en marcha un sistema de matrículas que permitirá identificar a los modelos según su nivel de contaminación. De esa forma los más peligrosos llevarán una placa roja, los intermedios una amarilla, y los más respetuosos con el medio la verde. Según el color de la matrícula, el vehículo podrá entrar o no en determinadas zonas de las ciudades.

Según los datos de la Oficina Federal de Medio Ambiente, cerca de 70 ciudades alemanas registran niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) superiores al límite de 40 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO2) por metro cúbico de aire, que es el máximo fijado en Europa.

Estas medidas ya están empezando a afectar a aquellas marcas alemanas más expuestas a las motorizaciones diésel, como Volkswagen o BMW, que después de la confirmación de fallo de los tribunales, han visto sus acciones caer en bolsa. Y eso que todavía estamos en una primera fase donde muchas administraciones públicas se muestran temerosas de aplicar esta norma por miedo a la repercusión política.

En cuanto se empiece a popularizar, serán cada vez más ciudades las que apliquen una medida destinada a reducir los elevados niveles de las peligrosas partículas que expulsan los motores diésel. Algo que afectará a los planes de compra de muchos usuarios que a pesar de no estar afectados de forma directa por la medida, si pueden temer que esta se ponga en marcha en algún momento en su ciudad. Un efecto psicológico que sin duda ayudará a acelerar la caída del diésel en Europa.

Según un informe de la consultora JATO Dynamics, el pasado año la caída de ventas de los modelos diésel en Europa llegó al 43,8%. Un descenso que ha sido en parte recogida por los vehículos gasolina, que crecieron un 10.9%. Algo que nos indica que muchos usuarios han optado por otro tipo de motores para su nuevo coche.

Ahora se abre un periodo que muchos usuarios afrontan con incertidumbre. Personas que se acaban de comprar un diésel, o aquellos profesionales que podrían verse afectados a nivel laboral por las posibles consecuencias de esta sentencia. Millones de usuarios que no saben que pasará a partir de ahora en su ciudad y que sin duda afectará a las nuevas compras de coches diésel.

Pero lo que está claro es que simplemente la amenaza de que las ciudades puedan en cualquier momento imponer un cierre a los coches diésel, puede ser ya de por si una poderosa herramienta para darle la puntilla a una tecnología extremadamente contaminante y peligrosa, que ha visto caer su cuota de mercado en Europa, pero que todavía mantiene casi la mitad de las ventas.

También será un aliciente extra a unos adormilados fabricantes alemanes que incluso se enfrentan a las amenazas de las ciudades de dejar de comprar sus vehículos si no se ponen las pilas y crean una oferta de modelos eléctricos para el transporte privado y público. Marcas como Mercedes, que a pesar de su ambicioso programa eléctrico continúa con grandes inversiones en los diésel.

Como ejemplo los 3.000 millones de euros que destina al desarrollo de nuevos motores diésel capaces de reducir emisiones medias de óxido de nitrógeno (NOx) a unas cifras de entre 40 y 60 miligramos por kilómetro. Cantidades por debajo de las recomendaciones de Europa, que establece un máximo de 168 gramos por kilómetros, pero como podemos ver, unos números que les colocan por encima del máximo permitido por ciudades como Hamburgo para poder acceder al centro urbano.

Vía | Thelocal


puntos de carga

Compártelo:

20 comentarios en “Hamburgo se convierte en la primera ciudad alemana que prohibe la entrada de coches diésel”

  1. Por si no habéis visto el vídeo de Saúl López que habla de este tema…. Es indignante. Resulta que se ha prohibido entrar los vehículos diesel a 4 calles, que son, casualmente, las que tienen los aparatos
    medidores de contaminación. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

    Responder
    • Hombre, decir que es indignante que abran el melón de la prohibición, después de pelear en los tribunales a brazo partido contra los lobbys de los fabricantes, me parece un poco exagerado. Ya sabemos lo que gusta el sensacionalismo a algunos, pero en este caso le medida tiene mucha importancia simplemente el ponerla en marcha, aunque la pongan dentro de un garaje.

      Responder
      • Pues que quieres que te diga, si la prohibición solo afecta a las calles donde tienen los medidores. Si no es una forma de manipular los resultados de dicha medición, se le parece mucho. A mi esto me recuerda mucho a los sistemas para engañar a las ITVs del Dieselgate.

        Responder
        • Ya puestos, que permitan solo el paso a bicicletas y EVs en esas calles, y les van a salir unas mediciones de campeones de Europa del aire limpio en las ciudades.

          Responder
          • Lo siento, pero tampoco estoy de acuerdo. Es una medida valiente y pionera. Es de suponer que la implantación será gradual. No pueden prohibir la entrada a toda la ciudad ya que colapsarían el transporte de personas y mercancías. Imagínate que prohiban el acceso, y los empresarios denuncien que los autobuses urbanos diésel si pueden entrar.

            Es algo tipo…»Manolo, paga la droga. Segundo aviso».

            Responder
            • Pues ya lo siento pero tampoco estoy de acuerdo. Que lo hagan gradual vale, pero normalmente estas cosas se van haciendo por anillos, por por «ciertas calles» que que casualidad son las que tienen los medidores de la calidad del aire. Por anillos, salvando las distancias, hicieron por ejemplo en Londres para poner el peaje a los no residentes. Donde por cierto, si circulas con un EV careces de resticción y no te afecta el peaje.
              De todos modos es sano opinar y debatir. 😉

  2. Esta gente no esta bien de la cabeza, o lo que tienen son los bolsillos bien untados. Sus formas de actuar no tienen ningún sentido.

    Responder
  3. Lo del diésel y la combustión interna en general me recuerda cada vez más al tema del asqueroso tabaco.Al principio nadie le daba importancia al fumar pero a medida que se descubría lo fatal que era para la salud comenzó una campaña de desprestigio al fumador.Al final hoy en día vemos como el los países civilizados el tabaco está en clara tendencia a la baja y con las vidas que se estarán salvando.A la combustión interna le va a ocurrir algo parecido.

    Responder
    • Tampoco hay que ser tan neurótico. Apoyo todas estas medidas cuando son racionales (espacios sin humo, subir impuestos al azúcar, al tabaco y a las bebidas alcohólicas, prohibir los vehículos más contaminantes). Ahora bien, que un coche diésel del año 2013 no pueda circular por según qué lugares de Hamburgo me parece una medida excesiva. ¿En qué se diferencia un coche diésel del 2014 de un gasolina del 2005? Estas cosas pasan cuando los gobiernos (ya sean estatales o municipales) quieren jugar a ver quién es el más populista de la región, y para beneficiar a un parte de la población se dedican a dar por el c*lo a la otra. En este caso los impulsores son Los Verdes con el secundamiento del SPD, que ya no sabe defender los intereses de las minorías.

      Lo justo sería que el Ayuntamiento concediese dinero público a los dueños de los vehículos que van a sufrir las prohibiciones para que los j*d*dos por esta normativa se puedan comprar un nuevo vehículo que entre dentro de las exigencias. Esta sería una medida socialdemócrata, pero como ahora lo que se estila es el neofascismo y el despotismo de izquierdas, pues nada, todos los dueños de un diésel anterior al 2015 que se j*dan, que a los perroflautas no les gusta y les da igual la inversión que hayas hecho cinco años atrás.

      Responder
  4. Venga, voy ha hacer un poco de abogado del diablo. Lo de prohibir el acceso únicamente a los diésel en las calles donde están los medidores de contaminación a lo mejor lo que pretenden es comprobar si realmente baja la contaminación eliminando los coches diésel y en qué medida.

    Responder
    • Eso mismo estaba pensando yo, si bajan los niveles drásticamente cuando a algunos cientos de metros se sigue permitiendo la circulación, supongo que se podrá utilizar como acicate de ir cerrando más zonas a la circulación diesel, no?

      Responder
  5. Como si lo estuviera viendo, no me extrañaría que todos esos diesel alemanes de segunda mano llegaran a España y la gente como loca a comprarlos.

    Responder
    • algo parec ido a lo que podria pasar en mexico si es que deciden vender los 300,000 autos que tiene vw…

      dios nos agarre confesados.

      Responder
  6. Si el objetivo fuera usar los medidores como instrumento de estudio, ver en qué magnitud funcionan las medidas restrictivas, hubieran prohibido la circulación en solo 2 de esas calles.

    Responder
  7. Lo que mucha gente olvida es que muchos motores de gasolina nuevos que funcionan con turbos tienen mezclas muy pobres y a veces tienen como resultado unos niveles extremadamente altos de Nox, incluso respecto a vehículos dies diesel antiguos.

    Si a alguien le diera por trolear pondría unos cuantos de estos coches con el motor bien frío a la vez, ibas a ver el nivel de Nox que dan.

    Eso sin contar con que muchos diésel nuevos con la euro 6 contaminan mucho menos Nox que muchos gasolina nuevos y con turbo, pero por lo visto ahora la sociedad se ha obcecado con los diesel y no se dan cuenta de que una gran parte de gasolina son incluso peor con el Nox hasta un punto ridículamente alto.

    Lo que deberían hacer es incentivar la transformación de térmicos a eléctricos, se podría hacer incluso kits especializados según modelo y además no habría que tirar tantos coches aparte de la cantidad de empleo que se generaría.

    Responder
  8. Me parece genial, pero como apuntan en los comentarios. Si las ponen justo dónde están los medidores de contaminación vaya tela xD
    Espero que signifique que van a poner muchas más o prueban y luego que prohiban la entrada en toda la ciudad y se ahorran el dinero en señales.

    Ahora como lo hagan para cumplor con la UE porque solo en esas calles dará buenos datos, sería de vergúenza

    Responder
  9. Veo bien que se prohiba el Diésel en ciudades, y que se haga empezando por unas pocas calles. Sin embargo, puede ser perjudicial que se haga para modelos bastante nuevos y tan derrepente.
    Me explico, estas prohibiciones tienen dos razones, bajar la contaminación y desincentivar la compra de coches contaminantes. Sin un plan a largo plazo, sólo se crea confusión. Yo hubiera empezado por coches de unos 10 años, tanto Diésel como gasolina, para un par de años después bajarlo a coches de unos 5 años, posteriormente a coches más nuevos y así, hasta sólo dejar eléctricos, pero en un plan a largo plazo, en unos 10 años.

    Responder
  10. Muy interesantes vuestras opiniones, todas. Lo valioso en este caso, de manera perfecta o imperfecta, una importante ciudad Alemana dio el primer paso. Esto ocurre ademas en tierras Germanas, la cuna del automóvil, muy simbólico. Primero por Europa luego por el mundo. Alguien ya tiro una bola de nieve desde la cima del Mont Blanc por su ladera, el crecer ya es cuestión de tiempo.

    Responder

Deja un comentario