La conducción autónoma podría no disminuir los precios de los seguros

La conducción autónoma podría no disminuir los precios de los seguros


La conducción autónoma es una tecnología que debería hacer de nuestras carreteras un lugar más seguro. Por ello, muchos estimaron que el éxito de este tipo de sistemas propiciaría una bajada en el precio de los seguros, pues con una batería de sistemas destinados a evitar choques, las posibilidades de tener un accidente son más remotas. Sin embargo, el medio especializado en economía Bloomberg no cree que la conducción autónoma vaya a afectar a las aseguradoras, que seguirán manteniendo su rentabilidad, o a las tasas que cobran, pues podrán sacar nuevos productos que cubran a coches sin conductor.

Sin embargo, esta tecnología sí que podría traer consigo un cambio radical: hasta ahora, eran los conductores los que pagaban el seguro, mientras que con la conducción autónoma, serán los fabricantes de automóviles los que se harán cargo. El gerente general de Volvo, Hakan Samuelsson, insinuó esta posibilidad en 2015 cuando declaró que la compañía «aceptaría la responsabilidad total» de cualquier accidente que ocurriera en uno de sus vehículos que estuviera circulando en modo autónomo.

Además de este cambio, se producirán otros. Unos de los más destacados será la creación de seguros diseñados de forma específica para cubrir a coches autónomos. Un ejemplo de este tipo de nuevos productos diseñados para coches sin conductor será el llamado «seguro cibernético», que estaría diseñado para cubrir a las personas cuyos vehículos hayan sido hackeados. Teniendo en cuenta que las actualizaciones OTA se van a popularizar enormemente en los próximos años, este tipo de cobertura podría tener mucho éxito entre aquellos coches que como el Tesla Model 3 pueden ver modificados muchos de sus parámetros de conducción a distancia (por ejemplo, hace poco Tesla actualizó el modelo consiguiendo que la distancia de frenado a alta velocidad disminuyera en 6 metros).

Otro motivo que explica por qué los seguros no se abaratarán será que los coches autónomos estarán equipados con sensores de elevado precio (cámaras, sensores ultrasónicos, radares, LiDAR…), así como ordenadores de gran potencia. Toda esta tecnología podría reducir potencialmente el número de accidentes en las carreteras, pero el precio del seguro se mantendrá en cifras similares para cubrir los costes de los componentes tecnológicos.

El cambio a los coches autónomos no tendrá lugar de un día para otro, lo que en la práctica significará que durante muchos años coincidirán en la carretera coches autónomos y coches operados por completo de forma manual, los cuales podrían tener accidentes con los autónomos, haciéndose necesario el seguro para cubrir estos casos.

Fuente | Carscoops

Compártelo:

3 comentarios en «La conducción autónoma podría no disminuir los precios de los seguros»

  1. No estoy de acuerdo. Si un coche eléctrico cuesta lo mismo que un térmico (no quedará mucho tiempo para que esto ocurra) el coste de arreglar uno u otro en caso de accidente será similar, por muchos lidars y demás dispositivos que lleve … a ver si resulta ahora que arreglar un motor térmico (con la complejidad que tiene) en caso de accidente es gratis …

    Si los seguros los pagan los fabricantes, harán un único seguro para toda su producción, con que negociaran con una sóla compañía con precios a la baja la ser contratos de tanta cuantía. Por otra parte, las aseguradoras no necesitarán tantos agentes para tratar con millones de conductores, ni tendrán que hacer anuncios publicitarios, tendrán pequeños equipos de trabajo que negociarán de tu a tu con el fabricante directamente, lo que supondrá una reducción de costes para las aseguradoras que no tendrán que repercutir en los costes del seguro.

    Responder
  2. Cuando circulen coches totalmente autónomos ningún seguro querrá hacerse cargo de los coches conducidos manualmente o bien tendrán precios altísimos y con cláusulas que no te cubrirán en la mayoría de los casos.
    Recordad que el negocio de la conducción autónoma pasa inevitable por expulsar a su competidor, el conductor humano, de las carreteras.

    Responder
  3. Empezamos diciendo que puede que no bajen para acabar diciendo que pueden ser gratis para el conductor.
    Después decimos que como tienen que coincidir autónomos con conductores no bajarán, cuando todo el mundo sabe que paga quién produce el accidente.

    Responder

Deja un comentario