Nosmoke: este simpático remake del Mini Moke clásico es el coche eléctrico perfecto para la playa

Nosmoke: este simpático remake del Mini Moke clásico es el coche eléctrico perfecto para la playa


Durante los años 60 y 70, con el boom del turismo, apareció en Europa un nuevo tipo de vehículo, encajado en un nicho hasta entonces sin explorar y con un enfoque de uso muy concreto: el coche playero. Este tipo de automóviles, pensados como coches de recreo para las zonas de playa más turísticas de países como Italia, Francia o España, gozaron de bastante éxito durante unos años en una Europa en pleno crecimiento.

Entre otros modelos, podríamos destacar el Citroën Mehari (basado en el Citroën 2CV), el Renault Rodeo (basado en el Renault 4), el exclusivo FIAT 500 Jolly, el Volkswagen Type 181 (basado en el Volkswagen Beetle y heredero espiritual del Kübelwagen de la Segunda Guerra Mundial), y el Mini Moke (basado en el clásico Mini).

A día de hoy, casi ningún fabricante apuesta por este tipo de vehículos por ser poco rentables. Es cierto que algunos como Citroën tienen a la venta el E-Mehari, un coche playero 100% eléctrico basado en el Bolloré Bluesummer, pero poco queda de aquellos divertidos modelos de los años 60 y 70, que todavía sobreviven como vehículos de alquiler en algunas zonas de playa (en La Cabrera se pueden alquilar los Mehari clásicos para recorrer la isla).

Sin embargo, la empresa francesa Noun Electric nos trae una bonita recreación de aquellos tiempos: el Nosmoke, un remake del clásico Mini Moke británico con una motorización 100% eléctrica. Este modelo es fabricado en Francia, y se puede adquirir en España de forma oficial en Palma de Mallorca, Denia y Tarragona. ¿Qué nos ofrece este pequeño clásico eléctrico?

El modelo cuenta con 8 baterías de plomo de 12 voltios, gracias a las que consigue una autonomía de entre 80 y 100 km por carga dependiendo del estilo de conducción. Tarda en cargarse entre 7 y 8 horas, y su motor de 13 cv (10 kW) le permite alcanzar los 70 km/h de velocidad punta, pudiendo afrontar pendientes de hasta el 30% según el fabricante.

El vehículo, clasificado como un cuadriciclo pesado, equipa neumáticos mixtos para poder salir de la carretera con soltura (sin baterías apenas pesa 521 kg, por lo que es de esperar que se desenvuelva razonablemente bien por las clásicas pistas que rodean las zonas de costa). Sin embargo, al igual que el Moke clásico no cuenta con tracción total, estando limitado a la tracción delantera. Además, monta frenos de disco delanteros (traseros de tambor).

El precio del vehículo es de unos 14.000 euros, relativamente asequible si tenemos en cuenta su carácter artesanal y su exclusividad. La garantía dada por el fabricante es de dos años.

Fuente | Nosmoke

Compártelo:

3 comentarios en «Nosmoke: este simpático remake del Mini Moke clásico es el coche eléctrico perfecto para la playa»

Deja un comentario