¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi comienza las pruebas de su nueva plataforma modular eléctrica CMF-EV

El uso de plataformas modulares cada vez está más extendido en el mundo del automóvil. Gracias a ellas, las empresas pueden desarrollar numerosos modelos empleando una misma arquitectura común que es capaz de adaptarse a distintos tamaños, lo que permite un ahorro de costes considerable. Como no podía ser de otra forma, esto también se aplica a los coches eléctricos.

Son muchas las compañías automotrices que han desarrollado sus propias plataformas modulares eléctricas, ya sean derivadas de otras plataformas térmicas, o bien desarrollándolas desde cero de acuerdo con su naturaleza eléctrica. Así, podemos encontrar ejemplos como las plataformas e-CMP de PSA y CLAR de BMW, ambas aptas tanto para sistemas motrices térmicos como eléctricos; mientras que Volkswagen ha optado por desarrollar la plataforma MEB, exclusiva para coches eléctricos.

Hasta el momento, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ha basado sus coches eléctricos en plataformas derivadas de coches térmicos. Así, el Renault ZOE comparte su plataforma B con el Renault Clio, mientras que el Nissan LEAF emplea la B0. Las furgonetas Renault Kangoo ZE y Nissan e-NV200 son directamente adaptaciones de sus equivalentes de combustión, algo que también ocurre con el Renault Fluence ZE y en el futuro Renault Kwid EV.

Sin embargo, la Alianza se encuentra desarrollando una plataforma modular diseñada específicamente para coches eléctricos: la CMF-EV (Common Module Family Electric Vehicles), la cual será empleada por todos los coches del grupo, los cuales pasarán a compartir no sólo su arquitectura, sino también sus packs de baterías, inversores, motores, etc, siguiendo una estrategia similar a la del grupo Volkswagen.

La CMF-EV se empleará en los Nissan LEAF y Renault ZOE de tercera generación, los cuales deberían llegar al mercado en 2021 y 2022 respectivamente. Hasta entonces la Alianza venderá los LEAF y ZOE de segunda generación, que en realidad son restylings profundos de los modelos de primera generación. Al pasar a ser modelos gemelos, el ZOE crecerá de tamaño, mientras que el LEAF decrecerá, pasando ambos a ser compactos del segmento C de 4,25 metros de largo.

 

Sin embargo, la CMF-EV también servirá como base para modelos más grandes. Así, está previsto su uso en modelos de gran tamaño, como los futuros Nissan IMx, Infiniti QX Inspiration, etc. Aparentemente, la Alianza está desarrollando una versión de la CMF-EV especialmente diseñada para SUV eléctricos del segmento D, equivalentes a los Nissan X-Trail, Renault Koleos e Infiniti QX50.

La mula de pruebas de la nueva plataforma, dotada de una carrocería de Dacia Duster alargada y ensanchada y con frenos delanteros Brembo y traseros Alpine, está siendo testada por Renault Sport, lo que nos hace pensar que la CMF-EV tendrá versiones verdaderamente deportivas, incluyendo un posible SUV de la marca Alpine para competir contra el futuro Porsche Macan eléctrico.

Fotografías | SB-Medien

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame