¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Volkswagen tendrá que vender 200.000 coches eléctricos y enchufables en 2020 para cumplir las normas de emisiones

Durante la presentación del resultados del 2018, el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha confirmado la marcha del plan para reducir las emisiones contaminantes de su gama, de cara al cumplimiento de las nuevas normativas que entrarán en marcha en Europa en 2020 y que supondrán no pasar de los 95 g CO2/km.

Para el máximo responsable del grupo germano, la inversión en reducción de emisiones, así como la expansión de sus programas eléctricos, harán posible lograr reducir los 123 gramos por kilómetro registrados en 2018, hasta los 95 gramos.

Pero para lograrlo, Volkswagen tendrá que aumentar de forma importante sus ventas de coches híbridos enchufables y eléctricos este próximo año. El número que ha determinado el Sr Diess es que 200.000 unidades para 2020. Algo que no todos los expertos tienen claro que logrará, y que supondrá un incumplimiento que traerá consigo fuertes multas por parte de la UE.

Como ejemplo ponen las apenas 50.000 unidades logradas en 2018. Una cifra que tendría que multiplicarse por cuatro en apenas un año para lograr alcanzar el objetivo marcado por el presidente del grupo.

Entre los retos a superar está el ascenso imparable de los todocaminos, que han provocado una subida de los consumos y las emisiones respecto a años anteriores, donde los más vendidos eran los compactos y berlinas. Un cambio de modelo de mercado que tendrá un impacto directo en las estimaciones realizadas por las marcas hace apenas dos o tres años.

Esto además se produce en un momento de arranque del proyecto eléctrico de nueva generación de Volkswagen. Una iniciativa que se enfrenta a retos habituales como el tiempo para escalar la producción, así como otros menos previsibles como los problemas para lograr un flujo de baterías constante. Todo por culpa de las tensiones con el principal suministrador, LG.

Un proyecto ID que necesitará unos meses para conseguir comenzar a entregar unidades con un determinado volumen, que permitan amortiguar el impacto del exceso de emisiones de sus SUV.

El resultado según Bloomberg será que los fabricantes europeos tendrán que afrontar multas millonarias por sus excesos de emisiones, estimando la cifra para el conjunto de la industria en unos 14.000 millones de euros. Una cifra que podemos comparar con los 3.200 millones de beneficios logrados por el Grupo Volkswagen el pasado año.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame