La carga rápida de millones de coches eléctricos no será un problema para las redes gracias a las baterías de respaldo | forococheselectricos

La carga rápida de millones de coches eléctricos no será un problema para las redes gracias a las baterías de respaldo


Es uno de los principales mantras de los críticos con el coche eléctrico. Además del clásico, «la electricidad viene del carbón», también argumentan sobre el impacto que tendrán millones de coches cargando de forma simultánea. Principalmente usando las redes de recarga que cada vez tienen más potencia. La respuesta nos llega de la mano de las baterías de respaldo, donde gigantes como la francesa EDF Energy está invirtiendo para reducir el impacto que tendrá la carga rápida.

Advertisement Advertisement

Hace unos días EDF confirmaba la adquisición de la startup británica Pivot Power, especializada en el desarrollo de sistemas de almacenamiento estacionario. Una compra que permitirá el diseño de sistemas de baterías que estarán conectadas a la red eléctrica y a las estaciones de carga rápida, y que permitirán reducir de forma significativa la necesidad de potencia en momentos puntuales.

Solo en suelo británico, Pivot Power tiene en proyecto 40 instalaciones de baterías, sumando una potencia total de 2 GW, y cada una tendrá capacidad de exportar hasta 50 MW, suficiente para alimentar la demanda de unos 300 puntos de 150 kW, además de suministrar energía en momentos puntuales a instalaciones como centros logísticos, estaciones de autobuses…etc.

Desde EDF además se indica que estas instalaciones contarán con una red de cableado propio, que facilitará la expansión de los puntos de recarga rápido.


 

Para los responsables de este proyecto, el almacenamiento en baterías y la infraestructura de carga rápida son dos importantes catalizadores para los objetivos del Reino Unido de alcanzar la neutralidad de emisiones en 2050. La integración del almacenamiento de baterías en la red de transmisión de electricidad también proporcionará una mayor flexibilidad que mejorará la estabilidad de la red y aumentará la integración de la electricidad procedente de fuentes renovables.

Desde Pivot Power se ha comentado: «Esperamos que el uso de vehículos eléctricos crezca rápidamente, por lo que esta solución innovadora ayudará a acelerar la adopción al proporcionar una red de estaciones de carga rápidas en todo el país que permitirá a los automóviles cargar de manera rápida, eficiente y lo más rentable posible.También le dará al operador del sistema más opciones y flexibilidad para gestionar la demanda y el funcionamiento diario de la red, y también para la carga masiva de coches eléctricos».

Una iniciativa que además podrá completar su carácter sostenible con el uso de baterías reutilizadas. Algo que como hemos visto hace unos días ya experimentarán dos empresas españolas, IBIL e Irizar, que usarán los packs procedentes de los autobuses de la segunda, en las estaciones de carga ultra rápida de los primeros, y que no sólo reducirán la potencia necesaria de la red, sino que también suponen poder reducir los costes operativos de estas estaciones que no necesitarán contar con la máxima potencia contratada.

Relacionadas |Ibil e Irizar reutilizarán las baterías de los autobuses eléctricos como respaldo en los puntos de recarga rápida

Fuente | EDF



Compártelo:

13 comentarios en «La carga rápida de millones de coches eléctricos no será un problema para las redes gracias a las baterías de respaldo»

  1. Lo que me sorprende, cada vez que presentan un render de baterías de respaldo, además de la lógica de que estén dentro de un contenedor, que en ninguno los apilan, haciendo dos o tres pisos.
    Porque si es por ventilación, no sería muy difícil hacer un módulo mas bajo para que deje un metro entre contenedor y contenedor.

    Responder
    • Esta bien lo de las baterías de respaldo para carga rápida en un futuro cercano, pero hoy por hoy faltan baterías a un precio razonable para cambiar nuestros vehículos por V.E. o es que quieren cobrar un pastón por las cargas rápidas a los pocos que hoy pueden permitírselo?.

      Responder
    • Y súmale que puedes cargar de forma inteligente… como usuario defines una prioridad de carga…

      y luego en función de la prioridad definida por el usuario, la red y los productores de electricidad sirven al usuario (o no).

      Podríamos llevar el modelo más allá haciendo que en función de la capacidad de producción y transporte se le facture más o menos al usuario… aunque me temo que allí tendríamos unos abusos importantes.

      Responder
  2. Está claro que las baterías están tomando posiciones también en el almacenamiento estacionario; como no espabilen los fabricantes de pilas de hidrógeno, para cuando saque algo decente, ya no queda nada por hacer.

    Responder
    • Me temo que los fabricantes de pilas de H2 poco pueden hacer, podrán mejorar mucho la tecnología de la pila de H2: abaratarla, simplificarla, reducir su peso, su volumen… pero el talón de aquiles del H2 está en la producción de este, es muy caro producir H2. La revolución de las pilas de H2 podrá llegar cuando alguien descubra un sistema de producción de H2 barato y por supuesto renovable, es decir, olvidaros de reformar gas natural.

      No faltará el iluminado que apueste por meter la energía excedente de fotovoltaica y eólica en baterías, para después producir H2 por electrólisis, en vez de simplemente pasar esta energía de las baterías estacionarias de los parques a las de un vehículo, en fin…

      Responder
  3. La sustitución de depósitos de carburantes por baterías de respaldo, además de contribuir a la movilidad eléctrica tienen cuatro factores fundamentales a tener en cuenta:

    1) Disminución del riesgo de explosión, incendio y atentado. Aumento de las posibles zonas de ubicación.

    2) Ayuda inestimable en apagones, terremotos, huracanes y desastres naturales.

    3) Fragmentación posible de las redes y desmonopolización de las mismas. Esto último podrá comenzar al principio con acuerdos con las eléctricas para disminuir puntas, y posteriormente ir creciendo y convertirse en depósitos de zonas conectados en red, independientemente de las eléctricas y con suministro local sostenible, aunque no estén en las propias electrolineras.

    4) Forma más universal de llegar energía, (menos limitativa en usos), con posibles asentamientos de población y servicios, en lugares antes imposibles.

    Es mucho más grande y profundo el cambio de lo que la gente piensa (no las petroleras y eléctricas, que saben perfectamente lo que hay), y la bestia ya ha empezado a andar y no hay quien lo pare.

    Responder

Deja un comentario