¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Tesla Model 3 ha aplastado en 2019 a todos sus rivales premium en Estados Unidos

El Tesla Model 3 le ha dado la vuelta al segmento D premium estadounidense. El sedán ha dominado por completo las listas de ventas en su categoría durante 2019 a pesar de su concepción 100% eléctrica: con más de 150.000 unidades entregadas, ha superado de forma muy notable a rivales térmicos de marcas de renombre como Audi, BMW o Mercedes-Benz.

A grandes rasgos, se podría decir que el modelo californiano ha aplastado a la competencia. Desde su lanzamiento a mediados de 2017, el sedán eléctrico no ha hecho más que aumentar su cuota de mercado, con un espectacular crecimiento en 2018 una vez que Tesla fue capaz de superar el denominado «infierno de producción». En 2019 las ventas del sedán se han mantenido muy fuertes a pesar de la cada vez mayor competencia dentro del sector del coche eléctrico.

Si observamos la evolución de las ventas de algunos de sus rivales, podemos ver que desde la llegada del Model 3 sus resultados han empeorado de forma notable. Así, nos encontramos con que el superventas BMW Serie 3 ha visto disminuir sus entregas en un 20% desde 2017, mientras que el Audi A4 ha caído en hasta un 23%. El Mercedes-Benz Clase C tampoco se salva, con una bajada del 37%. El peor resultado sin embargo lo encontramos en el BMW Serie 4, la versión coupé del Serie 3, que ha caído en un 53% en apenas dos años a pesar de estar disponible en tres carrocerías (Coupé, Cabrio y Gran Coupé de cuatro puertas).

Esta situación se da en otros modelos premium del segmento D como el Infiniti Q50 o el Acura TLX. Se estima que la irrupción del sedán eléctrico ha afectado incluso a las ventas de las marcas premium en el segmento E, pues algunos compradores han preferido optar por el sedán eléctrico antes que por un coche de mayor tamaño como el BMW Serie 5 o el Mercedes-Benz Clase E.

En Europa la situación es relativamente similar, pues en 2019 el sedán eléctrico ha liderado las ventas de berlinas del segmento D premium a pesar del tirón que tiene el tridente alemán en el viejo continente. Sin embargo, esto cambia cuando sumamos a la ecuación las carrocerías familiares además de las sedán, pues el Model 3 no dispone de dicha opción y se ve superado por sus rivales europeos.

¿La solución al éxito del Model 3? En el caso de BMW y Volvo, lo tienen claro: el lanzamiento de sendos rivales directos para el modelo americano, los i4 (que llegará en 2021) y Polestar 2 (cuyas primeras entregas se producirán este mismo año). Más tarde se les unirá el Audi A5 e-tron, un sedán eléctrico equivalente al A4 que estrenará la plataforma modular PPE.

Fuente | Automobile Propre

Relacionadas | Autonomía EPA de los coches eléctricos a la venta en 2020. Tesla arrasa con 7 de los primeros 10 puestos

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame