¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Primeras pruebas del Tata Nexon EV: un SUV eléctrico asequible y muy equilibrado

Tata, el grupo indio propietario de Jaguar Land Rover, ha dado recientemente el pistoletazo de salida a su ambiciosa ofensiva eléctrica. Durante los próximos años, la marca lanzará una completa gama de coches eléctricos asequibles, los cuales jugarán un papel fundamental para que la compañía tome la delantera a sus rivales en el emergente mercado de la movilidad eléctrica en India.

Uno de sus primeros modelos 100% eléctricos es el recién presentado Nexon EV, derivado del todocamino térmico homónimo. Este vehículo de 3,99 metros de largo se sitúa en el segmento B-SUV, y es una clara muestra de la enorme evolución que han sufrido los vehículos de Tata en los últimos años: ahora son más atractivos, cualitativos y tecnológicos que nunca.

El motor eléctrico de 129 cv (94 kW) y 245 Nm del Tata Nexo EV le permite hacer un 0 a 100 km/h en apenas 9,9 segundos (la velocidad punta está limitada a 120 km/h). A pesar de su planteamiento asequible, el todocamino cuenta con una batería de 30,2 kWh refrigerada por líquido. Su autonomía de 312 km bajo el ciclo de homologación ARAI vendría a equivaler a unos 240 km WLTP, o a unos 215 km en condiciones reales. El vehículo además puede recuperar el 80% de su autonomía en apenas 60 minutos gracias a que puede acceder a cargas rápidas en corriente continua (toma CCS Combo 2).

Ahora, algunos medios indios han podido probar por primera vez este interesante modelo. Para empezar, se destaca su atractivo diseño (diferente al del Nexon estándar) y la gran cantidad de equipamiento que incluye (sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas, CarPlay y Android Auto; climatizador; techo solar; tapicería de cuero sintético; sensor de luces y lluvia; aireadores en la segunda fila de asientos…). Por dentro mantiene la amplitud de su hermano de combustión, con una buena habitabilidad trasera y un maletero de 350 litros.

Gracias a las baterías en forma de T en los bajos, el centro de gravedad del todocamino es muy reducido; además, su altura libre se reduce en 4 milímetros (hasta los 20,5 centímetros). Si unimos esto a un peso de 1.400 kg (aún siendo 150 kg más pesado que un Nexon diésel, es una muy buena cifra para un coche eléctrico) y a unas suspensiones más rígidas, tenemos como resultado un vehículo ágil pero algo menos cómodo que su contraparte térmico. Como curiosidad, las baterías han sido diseñadas para aguantar 30 minutos funcionando sumergidas hasta un metro en el agua, lo que le da al coche una buena capacidad de vadeo (algo a lo que también ayuda su altura libre al suelo).

De acuerdo con los probadores, sus prestaciones son contundentes con el modo S (Sport) activado, no así con el modo D (normal). En el apartado de la seguridad, si bien se elogian las 5 estrellas del Nexon térmico en los test de ANCAP, se echa en falta la presencia del ESP (en caso de que el Nexon EV llegue a Europa, será obligatorio que lo equipe). Por último, el precio: con una tarifa que rondará los 20.000 euros al cambio, el modelo se configura como uno de los coches eléctricos asequibles más atractivos del momento por su relación precio/producto.

Fuente | Autocar

Relacionadas | MG continúa con la expansión por Europa del ZS. Un SUV eléctrico y asequible

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame