Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Alemania superará a China en fabricación de vehículos eléctricos en 2021

Alemania superará en 2021 a China en la fabricación de coches eléctricos. ¿Cuáles son las razones de este crecimiento?


Después de un inicio muy tímido, con grandes fracasos como los escándalos de emisiones, finalmente Alemania ha puesto la directa en su apuesta por el coche eléctrico. Algo que está transformando profundamente una industria fuertemente ligada al motor de combustión que ahora centra sus nuevas inversiones en las nuevas tecnologías.

Según la consultora McKinsey, las razones de este giro de 180 grados hay que encontrarlo en varios factores, comenzando por la decidida apuesta que ha hecho el gobierno de Angela Merkel, al impedir que su potente industria automovilística perdiese el tren de la movilidad eléctrica creando un proyecto donde buscaba que Alemania fuese neutra en emisiones en 2050. Algo que suponía un enorme impulso a las energías renovables y a los coches eléctricos.

Desde ese momento las marcas germanas comenzaron a quitar las telas de araña de sus proyectos eléctricos, principalmente después del grave problema del Dieselgate y sus amplias consecuencias, que ha dado como resultado unos proyectos de inversiones gigantescos que han supuesto la llegada de los primeros modelos, pero que todavía es la punta del iceberg de una oferta que explotará en los próximos meses.

Audi etron Sportback

Como ejemplo de esta nueva dinámica está Volkswagen. El grupo germano está ultimando la llegada al mercado de su familia ID. La mayor apuesta de las últimas décadas que dará el pistoletazo de salida a una iniciativa que movilizará más de 54.000 millones de euros en los próximos cinco años, que permitirá lograr alcanzar una producción de 1.5 millones de unidades al año para 2025, mientras que oferta eléctrica e híbrida del grupo seguirá creciendo y alcanzará los 75 modelos diferentes en todo el mundo para 2030.

De forma paralela VW trabaja en levantar sus propias fábricas de baterías, con dos grandes instalaciones en fase de construcción, una propia en Alemania y otra en colaboración con la empresa Northvolt, que se situará en Suecia.

Por su parte BMW pulsará el botón de reinicio después de un arranque temprano, pero poco ambicioso. La llegada del i3 y i8 en 2013 no supuso un gran impacto en cuanto a ventas. Algo que esperan poder cambiar en 2021 con la llegada de los modelos de nueva generación.

Los i4 o iNext se unirán al veterano i3, y el nuevo iX3, para formar una familia sin duda mucho más completa y competitiva de la vista en la primera hornada. Una estrategia diferente a la de Volkswagen donde de momento no habrá plataformas dedicadas, lo que por un lado tiene el punto positivo de que eso les permitirá lanzar versiones eléctricas de cualquier modelo sin grandes inversiones, pero al mismo tiempo estas pueden ver limitadas sus capacidades y prestaciones precisamente por tener que compartir espacio en las líneas de producción con los modelos convencionales.

Otro de los grandes nombres de la industria alemana es Mercedes. Después de un inicio también tímido, con el EQC, el fabricante de Stuttgart se prepara para ampliar su oferta que crecerá hasta los 10 modelos diferentes para 2022. Una Mercedes que seguirá el modelo de BMW, con plataformas no dedicadas y ofertas electrificadas de todos sus modelos, prestando en esta primera etapa especial atención a sus competitivos híbridos enchufables.

Una apuesta que tendrá que acelerar en la medida de lo posible su despliegue ya que los retos a los que se enfrenta son cada vez más grandes. Como ejemplo el anuncio en 2019 de que Tesla levantaría una fábrica en Alemania. Un golpe en el corazón de la industria automovilística inesperado que supondrá tener a su principal competencia en este sector a las puertas de la ciudad.

Fábrica de Northvolt en Suecia, que comenzará a producir baterías en 2021

Sumar a esto la constante y latente amenaza de los fabricantes chinos, que poco a poco están comenzando a extender sus tentáculos en Europa de la mano de unas propuestas que están logrando una evolución casi exponencial, pasando de ser cutres copias en los años 90 y principios de la década pasada, a transformarse en modernas propuestas con unos diseños competitivos y un elevado control del software que junto con el bajo coste de su producción les otorga una ventaja competitiva.

Para tratar de frenar esta dinámica Alemania ha lanzado su «Plan público del coche eléctrico» que busca incentivar las ventas con ayudas que podrán llegar a los 10.000 euros, una reducción del IVA al 16%, al mismo tiempo que se promueve la expansión de las redes de recarga rápida con una inversión de cientos de millones de euros. También se apuesta fuerte por la I+D y poner en marcha instalaciones estratégicas como las dedicadas a la producción de baterías.

Un plan que se ha visto reforzado por la crisis del coronavirus que ha tenido un fuerte impacto dentro de la opinión pública de Alemania, que ve necesaria una salida más sostenible que permita recuperar la economía, y reducir el impacto en el medio ambiente. Algo que ha tenido consecuencias dramáticas que muchos sectores que han tenido que tomar una vía alternativa y más sostenible, y que permitirá a Alemania convertirse también en la principal potencial mundial en cuanto a producción de coches eléctricos superando a China.

Algo que la consultora McKinsey sucederá ya a corto plazo debido a que la cuota mundial pasará del 18% de 2019, al 29% en 2024. Esto se traducirá que en 2021 Alemania producirá 1.7 millones de coches eléctricos, lo que les permitirá superar a China. Cifra que estiman crecerá hasta las 3.5 millones apenas dos años después aumentando su liderato.

Un aspecto que de nuevo nos muestra que después de cada crisis, los alemanes logran recuperarse con creces para seguir creciendo, gracias en parte al decidido impulso que realiza un sector público que no es una simple comparsa de la industria automovilística. Un sector que como vemos logrará mantener su estatus de principal potencia mundial también en el sector del coche eléctrico.

Relacionadas

Compártelo:

28 comentarios en “Alemania superará en 2021 a China en la fabricación de coches eléctricos. ¿Cuáles son las razones de este crecimiento?”

  1. Resulta curioso, que hace unos años, mas concretamente en 2017 todas las marcas europeas metieron muchas inversiones en China, curiosamente 3 años se ha revertido.. aunque creo que las marcas europeas se han visto presionadas por las emisiones y las posibles multas.

    Más vale tarde que nunca, se entiende que internamente es difícil hacer estas inversiones si no se cree en ello, y una felicitación a esa gente que dentro de las marcas ha potenciado esa idea y el despliegue.

    Responder
  2. Sí, muy bien, pero ni una mención de los kartofel por algo aún más esencial; una puñetera red de recarga funcional, bien distribuída y a precios competitivos, porque lo que cobra Ionity es para poseedores de grandes fortunas; yo no me veo cargando mi EV a 0.79 euros el KW/H.

    Responder
    • +100 lo primero es invertir en cargadores como Tesla. Sin cargadores a donde podemos cargar cuando vamos algún sitio cuando salga más VE. Sigo pensando que lo mejor que a echo Tesla es primero poner los SC por eso muchas persona elijen Tesla en vez de coches europeos. MAS CARGADORES Y MENOS PUBLICIDAD sin cargadores aún que salgan millones de VE al día casi nadie va comprar.

      Responder
    • Perdona, pero los Kartoffel si que tienen una buena red de carga, funcional, con muchas opción donde elegir.
      Los que no la tenemos lo suficientemente desarrolada somos nosotros, en España.
      ¿Y porque VW va a montar una red en España, si ni siquiera tiene, aún un coche de masas a la venta?

      Responder
      • Claro, porque es mas barato montar una red de carga, que fabricar el coche del pueblo.
        Es una cortina de humo, porque el Seat Mii no llega en masa.
        Salu2

        Responder
  3. España es el segundo país del Europa en industria de automoción.

    Alemania, Reino unido, Francia, ponen toda la carne en el asador para asegurarse el futuro.

    Alemania pretende fabricar en 2021, 1.7 millones de coches eléctricos. Fabrican 4,7 millones y ya quieren que 1,7 millones de esos sean eléctricos en el 2021.

    España? incentivamos el diésel y pretendemos fabricar 700.000 coches eléctricos en el 2030. Fabricamos 2,8 millones y quieren que de esos 0,7 millones sean eléctricos en el 2030.

    Como nos quedemos estancados en el amortizado coche de combustión, que no incorpora ningún valor añadido, vamos a luchar con Marruecos y Turquía a ver quien lo hace más barato, y o pasamos a cobrar todos 400€, o a cerrar las fábricas.

    Semos parvos.

    Responder
  4. El Gobierno Aleman, le a visto las orejas al lobo, y está actuando en consecuencia.
    Pero tristemente en España,van a paso de tortuga.
    Entiendo que el gobierno actual no lo está haciendo de la forma más correcta.
    Pero yo tengo memoria y recuerdo el impuesto al sol, que nos puso el Partido Popular, o las declaraciones de Javier Maroto, que es un peso pesado dentro del PP, defendiendo la industria del Diesel.
    El Gobierno no estará acertando, pero es que veo los actos de la Oposición, y es peor todavía.

    Responder
    • España es un subcontratista y fabricará o invertirá en lo que digan sus matrices alemanas. Puede que quedemos como reservorio para coches de combustión y en unos años.se cierre todo. Si no somos los amos del carro no podemos decidir para donde dirigir al burro.
      Eso si,.le podremos dar.sangria, sol y toros.

      Responder
  5. España será el destinatario o vertedero de todas aquellas tecnologías muy contaminantes que en el resto de Europa hacen bien en deshacerse. Es lo que hay con esta panda de políticos paniaguados, ganapanes, gaznápiros, abrazafarolas, zanguangos, que tenemos la desgracia de tener en este país, desde la izquierda, pasando por el ¿centro? y hasta la derecha.

    Responder
    • Es que los españoles somos eso y meto a todos y que se salve el que pueda yo ya he tirado la toalla, los politicos es la representación del pueblo que somos ni mas ni menos, no vienen de marte, por ahi he puesto una noticia sobre el bioetanol, cojesubvenciones y sal corriendo, te ha faltado decir.

      Responder
  6. El problema de España es que tiene mucha industria automotriz pero toda de origen extranjero. Recordemos que al fin y al cabo los jefes de SEAT son Alemanes. Todos modernizarán las fábricas de sus países de origen dejando a las Españolas las últimas. Eso con un poco de suerte. Ojo que España ya no es tan competitivo laboralmente como hace décadas. Yo sigo creyendo que la solución está en guerra total contra la energía no limpia, reducir la burocracia al mínimo, ofrecer terrenos públicos gratis y rebajas fiscales de las de verdad.

    Responder
    • Las rebajas fiscales no te hacen competitivo, al fin y al cabo son como una subvención.
      Las rebajas fiscales no nacionalizan una empresa o la ligan a los intereses de este pais o sus trabajadores.
      Las rebajas fiscales no harian que Tesla montara en otro sitio su fabrica europea, saben lo que hacen muy bien, les conviene jugar en casa del enemigo, ganarse su opinión a base de dar trabajo a gente de allí o pillar alguna subvención por estar allí, todo lo que beneficie Merkel o cualquier político alemán, lo tendrá que recibir también Tesla. Ya puedes ofrecerle todo Teruel, trabajadores esclavos y no pagar impuestos nunca, a Tesla le conviene estar en Alemania y jugar con las mismas reglas que VAG, BMW, Daimler, etc.
      Rebajas fiscales es: pan para hoy y hambre para mañana, en cuanto no son rentables si no tienen ningun lazo sentimental: se piran, vease Nissan.
      Lección aprendida: no vender Seat por 4 duros. (VAG al fin y al cabo no solo es alemana sino de propiedad del Bundesland de baja Sajonia (20%))

      Responder
  7. No creo personalmente que Alemania supere a China, conseguiran neutralidad de efwcto Tesla con una planta en cada país, pero creo que con el desembarco en Europa por parte de empresas chinas, la balanza se inclina del lado chino, por su parte los alemanes tienen proyectos de vehículos y escalada de producción pero obvian tanto la producción de baterías y el conocimiento de las empresas chinas, que han copiado a Tesla igual que ellos y llevan produciendo ev más años así que los chinos ni tienen problemas con el software e incluso algunos como xpeng ya les han superado en cuanto a autopilot por copiar más a Tesla que ellos, así que yo no lo veo tan claro como Merkel.

    Luego otro factor es que las compañías heredadas dependen de la venta de sus vehículos ice para inversión en bev y ahora mismo el escenario es sálvese quien pueda, con caídas de ventas históricas y con ofertas muy competitivas, que limitan el beneficio de las mismas

    Responder
  8. España, simplemente, está protegiendo a su industria. La realidad es que aquí solo se producen el Opel corsa-e y el Peugeot e2008, todo lo demás es térmico.
    Alemania y Francia si que necesitan ayudar especialmente a sus fabricantes ya que y llegan tarde a la fiesta de los BEV.
    Por otro lado hay que recordar que las ayudas a los ICE ( siempre que emitan menos de 120g de CO2) es de unos exiguos 400€ que en parte se recuperan en el IRFF y la apuesta seria es para los PHEH (4000€ en el plan renove) y los BEV (hasta 5500 en el Moves II

    Responder
  9. ¿Estos mismos estudios son los que decían que el coche eléctrico no está maduro?, ¿los que decían que había que esperar la tecnología de electrolito sólido?, ¿Los que decían que no había que poner fábrica de baterías que eran unas Commodities?, ¿Los que decían que los fabricantes alemanes tenían tanto dinero y tanta tecnología que no les hacían falta ayudas y alcanzarían a Tesla cuando quisieran?

    Menos estudios, menos panfletos y más realidades.

    Y con respecto a España. Menos aprietatuercas de fabricantes extranjeros y facilitar las cosas para que empresas españolas, como por ejemplo los fabricantes de cargadores o empresas españolas que se dediquen a la recarga se introduzcan con las mismas ventajas que IONITY. ¡Fuera el decretazo dictatorial que señala a IONITY con el dedo para que se convierta en monopolio.!

    Responder
  10. Lo siento, referente a la industria española del automóvil soy pesimista, no veo una reacción activa, simplemente marean la perdiz para seguir manteniéndose y sin embargo, este sistema se hundirá. Debiéramos aprovechar nuestro sol, encaminarnos a ser punteros en tecnologías sostenibles ya que en automoción, si bien tenemos gente preparada, no hemos luchado por tecnología propia, en parte por la ceguera de nuestros políticos. Saludos

    Responder
  11. Tesla hace 360.000 EVs en 2019 y Alemania 1.700.000 en 2021 ?
    No , ni en sus mejores sueños .
    1.700.000:50.000= 34
    Calculo que necesitan 34 faldones diferentes

    Responder
  12. Pues yo albergo cierto optimismo, la reconversión va a ser dura pero se va a hacer. Europa no se puede permitir quedarse a la cola de un sector que antes dominaba con claridad y si se tiene que reinventar lo va a hacer sin dudas. Como ejemplo en SEAT ya están habiendo movimientos claros.
    Llevamos retraso con la tecnología clave? cierto, pero tenemos una gran ventaja en la experiencia de fabricación y en los aspectos como la calidad y el empaque. Eso sin contar con los diferentes proyectos que pueden surgir y que transformarán aún mas el panorama de la movilidad.
    Hay esperanza.

    Responder
    • Y hay que sumar que los eléctricos siguen usando chasis, carrocería, cámaras/retrovisores, interiores, tecnología y electrónica (aquí un poco menos, pero hay muchas empresas como Premo o Ficosa proveedoras de primer nivel) cosas en las que somos fuertes aquí, de hecho creo que esos componentes son el 90% de los que producimos aquí, corregidme si me equivoco.

      Quizá con un empujoncito, que creo que tiene que ser el de SEAT y PSA se podría mover un poco más rápido a Ford, aunque viendo el panorama de sus fábricas europeas, si Valencia va bien, el Kuga y el sustituto de las Connect, hay fábrica para rato, eso sí seguramente implique vehículos sobre su plataforma o ¿veremos la MEB en Almussaffes? y RENAULT que aquí produce sus dos superventas, Captur y Mégane y en menor medida el Kadjar, y sí unos tiran y aquí nos convertimos en un polo, muy especialmente por el PSA que tiene una especie de política de comprar el 100% de los componentes que ensamblan a proveedores locales, podrían estar interesados en poner una de sus fábricas de baterías en Vigo o Zaragoza, por lo que sólo el tiempo dirá, y aunque sólo vamos a dar 700 millones de euros, creo que no hay dinero para más, con un poco de mente fría se pueden conseguir cosas.

      Responder
      • Tenemos que ser conscientes que los fabricantes empezarán la conversión industrial por sus países de origen. Nosotros nos tendremos que poner a la cola y hacernos valer de las mejores maneras posibles para estar lo mas arriba posible de la conversión y evitar el cierre o traslado de fabricas.

        Responder
  13. Dudo que Alemania supere en la fabricación y venta de V.E en pocos años, el tener Europa una industria potente de ICE es un problema.En unos años un V.E se parecerá a un ICE como un huevo a una castaña, hay que reinventarse en chasis y su fabricación materiales envolventes (Los diferentes tipos de plásticos se han de reducir enormemente).La conducción autónoma sino es por Tesla en Europa estaría en pañales.Ya tenemos fábricas de baterías «en casa» pero fabricadas y diseñadas por? Chinos, Coreanos,Japoneses?.Motor central en un V.E, porque? Estamos más verdes que los brotes que ni vemos y tardaremos en verlos.

    Responder
  14. De verdad nadie se acuerda de la normativa Euro 7 que no son capaces de cumplir ninguno de los fabricantes de coches térmicos, o acaso hay algún coche térmico que pueda el año que viene cumplir (sin trampas que nos conocemos), sí no quieren pagar multas milmillonarias no les queda otra que pasarse a lo eléctrico.

    Responder
  15. Enhorabuena, a los alemanes.
    Creo que van a volver a fabricar, otra vez, los mejores coches.
    Lo único que esta vez serán eléctricos.
    Es muy importante para nosotros los Europeos, que esto sea así.
    Pero es todavía mas importante para la movilidad eléctrica mundial, que haya competencia entre los países.
    Por tanto, también enhorabuena a paises como, EE UU, Japón, Corea del sur, China, y otros de la Unión Europea, etc. Que también con su trabajo y con su dedicación científica e investigadora están consiguiendo grandes avances para la electrificación del transporte.

    Responder

Deja un comentario