Se presenta el ORA R2. Un coche eléctrico de bajo coste, con 33 kWh y 280 km de autonomía

El fabricante chino Great Wall acaba de presentar la última propuesta de su división de coches eléctricos. Una sub-marca denominada ORA que ha establecido en colaboración con BMW, y que está dando como resultado modelos muy económicos, pero cada vez más competitivos. El último en llegar ha sido el ORA R2, que se sitúa ligeramente por encima de su hermano R1 en cuanto a tamaño.

Este modelo es un claro ejemplo de lo mucho que están avanzando las marcas chinas, capaces de ofrecer grandes berlinas como el Xpeng P7, pero también poner en el mercado competitivas propuestas de bajo coste con unos atractivos diseños y unas prestaciones y equipamiento que nada tienen que envidiar a los modelos occidentales, pero con unos precios mucho más populares.

El ORA R2 se diferencia de su hermano pequeño además de por el diseño, por unas medidas que nos brindan un modelo de 3.62 metros de largo, que le colocan en el segmento de los Volkswagen e-Up y compañía, ligeramente por encima del Smart ForFour.

El motor finalmente será algo más potente de lo que indicaban los rumores, y llegará a los 46 kW (63 CV) que le permitirá contar con mejor aceleración, y realizar las incursiones en circunvalaciones y pequeños tramos de autovía con más garantías y seguridad.

La batería por su parte será el mismo pack de 33 kWh que hemos visto en el R1, que según el fabricante le permiten lograr una autonomía de 350 kilómetros con cada carga. Una estimación claramente optimista que damos por supuesto usará el ciclo NEDC. Algo que nos lleva a pensar que bajo el formato WLTP la cifra debería rondar los 280 kilómetros.

Faltan por confirmar algunos datos, entre ellos un precio que se rumorea estará en torno a los 9.000 euros en su mercado local.

¿El sustituto del BMW i3?

Un ORA R2 que se comenta será la base que usará BMW para su futuro compacto eléctrico que posiblemente se convierta en el sustituto del i3, del que os hemos hablado esta mañana, o también de un nuevo modelo de Mini. Una propuesta global que se fabricará en China, en la planta que la alianza entre la empresa china y la alemana están levantando en Zhangjiagang, a 150 kilómetros de Shanghai. Una nueva instalación que está programada para entrar en funcionamiento en 2022 con alrededor de 3.000 empleados y una capacidad inicial de 160.000 unidades por año, incluidos los modelos Mini y Great Wall Motor.

Un nuevo eléctrico del grupo alemán que contará con elementos como las baterías libres de cobalto de SVOLT, lo que permitirá lanzar en Europa un modelo muy competitivo desde el punto de vista técnico, pero también desde el económico gracias al trabajo de Great Wall.

Relacionadas | Primeras pruebas del ORA R1. Un coche eléctrico de bajo coste que prepara su llegada a Europa

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame