¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Mercedes plantea usar la marca Maybach para sus coches eléctricos más lujosos

Mercedes está preparando su ofensiva eléctrica en los segmentos más lujosos para de esa forma mantener su estatus dentro de un apartado intrínsecamente relacionado con los de Stuttgart. Una oferta en la que se valora utilizar la mítica marca Maybach para desarrollar una oferta de modelos eléctricos, y al mismo tiempo con los más elevados estándares de lujo y calidad.

A favor de este proyecto juegan bazas como la nueva plataforma dedicada que albergará a los futuros modelos de Mercedes, empezando por el EQS. Una primera base desarrollada desde cero para acoger sistemas eléctricos que según el director ejecutivo de Mercedes, Ola Källenius, dará espacio a la marca para el desarrollo de nuevas propuestas.

También inclina la balanza a la aprobación de este proyecto la cuestión de los beneficios. El centrarse en los coches de lujo en el camino hacía la electrificación de la gama, es una piedra angular de la estrategia de Källenius para reactivar los márgenes de beneficios de una Mercedes que en el primer semestre ha perdido 1.900 millones de euros.

La cuestión es que los modelos más grandes, y más costosos, generan mayores márgenes de beneficios y por lo tanto ganancias para la marca, algo que sumado al desarrollo imparable de la tecnología, de las redes de carga, y también de la conciencia de reducir las emisiones, hará que la demanda de eléctricos de lujo viva un crecimiento importante en los próximos años, y donde Mercedes quiere golpear primero.

Un Maybach que podría situarse como una denominación dentro de la familia EQ, y de esa forma diferenciar a los eléctricos, y dentro de estos a los más lujosos, con un EQ Maybach como la cumbre en cuanto a precios y calidades.

Por supuesto es todavía muy pronto para aventurarse en cuanto a capacidades de esta propuesta, pero como recordamos el próximo año llegará al mercado el Mercedes EQS, que contará con una autonomía de unos 700 kilómetros con cada carga lo que supondrá instalar una batería de cerca de 120 kWh. Cifras que abren las puerta de par en par a la llegada de un Maybach que se colocaría por encima del propio EQS en cuanto a equipamiento y precio, y que debería llegar al mercado posiblemente en unos dos o tres años. Momento en el que las baterías habrán evolucionado como para permitir almacenar incluso mayores capacidades en un coche para bolsillos de presupuesto ilimitado.

Relacionadas | El Mercedes-Benz EQS tendrá más autonomía que el Tesla Model S: 700 kilómetros

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame