Algunas marcas de FCA y PSA podrían desaparecer tras su fusión: las inversiones en movilidad eléctrica serán la prioridad de STELLANTIS | forococheselectricos

Algunas marcas de FCA y PSA podrían desaparecer tras su fusión: las inversiones en movilidad eléctrica serán la prioridad de STELLANTIS


Tras recibir la aprobación de las autoridades europeas, la fusión de FCA (FIAT-Chrysler) y PSA (Peugeot-Citroën, Opel) avanza viento en popa. Se espera que la unión se complete a lo largo de este trimestre, dando como resultado la creación de STELLANTIS, un gigante franco-italo-estadounidense con sede en Países Bajos que se convertirá en el cuarto mayor fabricante del mundo por volumen de producción.

La cartera de STELLANTIS estará formada por un total de 14 marcas (Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Citroën, Dodge, DS, FIAT, Jeep, Lancia, Maserati, Opel, Peugeot, RAM y Vauxhall), y aunque el objetivo de Carlos Tavares, director ejecutivo de la nueva entidad, es aprovechar al máximo este amplio repertorio para competir contra gigantes como el Grupo Volkswagen, probablemente algunas de ellas no sobrevivan.

Las importantes inversiones en movilidad eléctrica, conducción autónoma y conectividad que tendrá que realizar STELLANTIS en los próximos años probablemente hagan inviable el mantenimiento de las marcas menos rentables del grupo. Sin embargo, otras podrían revitalizarse gracias al uso de plataformas modulares comunes, beneficiándose de desarrollos más rápidos y eficientes.

Si hay dos firmas que tienen su futuro asegurado, esas son Jeep y Peugeot. Jeep, especializada en SUV y todoterrenos, es actualmente la entidad de más éxito que podemos encontrar en el catálogo combinado de FCA y PSA; Peugeot por su parte se coloca como la tercera marca más vendida del mercado europeo, solo por detrás de Volkswagen y Renault.

Maserati también debería mantener su posición en la cima del grupo, actuando como rival de la todopoderosa Porsche. Además, la histórica compañía italiana actualmente se está encargando de desarrollar la versión eléctrica de la plataforma Giorgio, la cual será empleada en los modelos de mayor tamaño de STELLANTIS. Esta arquitectura se estrenará este mismo año en las versiones Folgore de los Grecale y GranTurismo.

RAM, la división estadounidense de vehículos industriales de FCA, goza a día de hoy de un enorme éxito en su mercado natal, por lo que su continuidad está asegurada. Opel y su gemela británica Vauxhall tampoco deberían experimentar demasiados cambios en su enfoque comercial, pues gozan de un buen nivel de ventas en el mercado europeo y de una gama en pleno proceso de renovación.

En un principio FIAT se mantendrá como una de las principales marcas de STELLANTIS (y Abarth como su división deportiva más que como una firma independiente), si bien no está claro si mantendrá su gama low-cost (Panda, Tipo, etc), o si se centrará en la más rentable familia 500, dejando a Citroën la zona baja del mercado.

¿Citroën low-cost? Así es: la creadora de automóviles de vanguardia como el Traction Avant, el DS Tiburón o el CX se convertirá en la respuesta de STELLANTIS a las exitosas Dacia (Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi) y Skoda (Grupo Volkswagen), siendo además su punta de lanza en mercados como India. Dicho de otra forma, Citroën se centrará en la mitad de su legado histórico, compuesto por modelos asequibles como el 2CV, el Dyane y la saga Ami.

La otra mitad de la herencia de Citroën reside actualmente en DS, la marca premium de PSA. Por el momento no está claro si STELLANTIS mantendrá esta joven entidad o si preferirá centrarse en alguna de las reconocidas marcas premium de FCA, como es el caso de Alfa Romeo, una firma que si bien a día de hoy se encuentra en muy baja forma (sus ventas se han estancado debido a que solo cuenta con dos modelos de baja difusión, los Giulia y Stelvio), dentro de poco se verá reforzada gracias a la llegada del Tonale y de un B-SUV asentado sobre la plataforma CMP de PSA (este último además disfrutará de una versión eléctrica).

Lancia es sin duda la que más papeletas tiene de desaparecer: actualmente solo se encuentra presente en el mercado italiano con un único modelo, el veterano Ypsilon. A pesar de que este utilitario de corte chic terminó el año como el segundo automóvil más vendido de Italia, probablemente sea sustituido a medio plazo por el FIAT 500 Giardiniera, que se debería asentar sobre la plataforma modular CMP de PSA.

La continuidad de Chrysler también está en entredicho, pues solo dispone de los modelos 300C (un sedán de 2004 que recibió un profundo restyling en 2011) y Pacifica (un monovolumen que data del año 2016). Aunque la gama de Dogde también está muy envejecida, parece poco probable que vaya a desaparecer, pues podría actuar como marca generalista de STELLANTIS en Estados Unidos, beneficiándose de las nuevas plataformas modulares del grupo.

Relacionadas | FCA y PSA reciben la aprobación de la Comisión Europea para fusionarse en Stellantis

Compártelo:

15 comentarios en «Algunas marcas de FCA y PSA podrían desaparecer tras su fusión: las inversiones en movilidad eléctrica serán la prioridad de STELLANTIS»

  1. Por lo compro veo que harán un copia-pega de elementos comunes como botones, palancas, etc, etc.

    Más avanzados harán como VAG, misma plataforma para varios modelos (Leon-Golf-A3 ó Mii-eUp-Citigo) y a vender el mismo coche con diferentes marcas y sutiles diferencias de aspecto y acabados.

    Así ahorraran un pimporrazo de millones en investigación y desarrollo, fabricas, empleados, homologaciones, etc, etc, etc.

    ¿Llegaran a ello? Si el bicho va a peor un negro futuro les/nos espera.

    Responder
  2. De momento es más fácil que desaparezca alguna marca de FCA que PSA que si tiene tecnología eléctrica, la clave estará en los modelos emblemáticos de cada marca si son competitivos con sus homólogos eléctricos en otras marcas.

    Responder
  3. Desde luego, Chrysler y Opel tienen muchas papeletas para desaparecer. Demasiadas marcas para modelos tan similares y para un cliente potencial que se va a reducir (ya se está reduciendo) por las nuevas opciones de movilidad.

    Responder
    • Chrysler es la puerta de entrada a EEUU. Ni de broma.
      Opel/Vauxall tiene mucha venta en Europa/UK. Menos.

      Luego DS solo es una marca artificial de Citroën, porque un Citroën premium no colaba, así que se inventaron una marca. Pero en estos momentos es útil para entrar en china ya que PSA es en parte de capital chino, DS sería la marca que se quedarían en caso de separación, y se está promoviendo bastante DS en china. En Europa todos saben que es un Citroën premium.

      Responder
  4. Creo que Citroen lleva tiempo peleando en el sector low-cost. El C-Elyssee y el Cactus son la prueba de ello. Lo peor es que Fiat también, ya que el Panda y el Tipo son modelos que buscan precios de derribo, cada uno en su segmento.

    Responder
  5. Tendrían que fusionar DS y Lancia en una única marca. Marca premium, haciendo coches avanzados, en honor a lo que han sido siempre, desee berlinas hasta compactos gti

    Responder
  6. Aparte de Lancia que técnicamente ya está muerta, yo creo que papeletas tienen Alfa Romeo, en Europa chrisler , más luego habrá marcas específicas para segmentos Opel: sub y todoterrenos.

    Responder
  7. Creo que lo que pasará sera otra cosa.
    Se dividiran los diferentes mercados con las diferentes marcas, y sí, desaparecerán algunas en un mercado pero no en otro.
    Por ejemplo, Dacia en Latinoamérica no existe…
    Toda la gama (que se vende enterita) es Renault….
    Y aquí pasará lo mismo, habrá un grupo de marcas para Europa, otro para la India, otro para China, otro para Latinoamérica y otro para EEUU….
    Y es muy probable que un modelo lleve una marca en un pais y otra marca en otro.
    Cómo bien dice, en India está bien vista Citroën y en Latinoamérica Opel y Fiat.
    Un proximo modelo tipo Panda ( es un decir) será Citroën en India, Fiat en Argentina y Opel en Brasil….

    Pero a la que peor veo es a Lancia, y Alfa y DS son un poco redundantes en Europa.

    Y como ya hacia GM antes, (la marca Buick eran los Opel) es muy probable que los Opel sean Crysler del futuro. O los Peugeot….

    Lo que yo creo es que cambiará las ofertas de cada marca, que no seguirán ofreciendo todas las marcas coche de todos los segmentos.

    Responder
  8. Ayer «Alguien» me llamo troll por decir que eran los mismos coches con diferentes pegatinas, hoy amanecemos con que desaparecerán la mitad de las marcas, sí estaba claro el grupo fiat tiene todas las papeletas de quedarse con las Ferrari, maserati y jeep, y los otros con citroen y peugeot, el resto sobran.

    Responder
  9. Tal y como estan las cosas, lo que hayan vendido en el pasado, no va a tener que ver nada con lo que puedan vender en el futuro.

    El futuro es electrico.
    Se venderan, los modelos con tecnologia electrica.
    Y para que eso ocurra, tienen que ser competitivos.
    Amplia autonomia, buena tecnologia en cuanto a seguridad y motores con mucho empuje. ( Buen par motor).
    Creo que tambien sera importante que sean fiables y no den averias. De eso Peugeot sabe bastante. Sus antiguos coches de combustion eran muy duros.
    La competencia va a ser muy fuerte.

    Responder

Deja un comentario