Hyundai IONIQ 5: un SUV eléctrico de diseño retro con hasta 480 kilómetros de autonomía y carga en 18 minutos

Tras haber retrasado en varias ocasiones el evento, finalmente hoy Hyundai ha presentado el IONIQ 5, el primer integrante de su nueva submarca de coches eléctricos IONIQ. Inspirado en el diseño del Hyundai Pony de los años 70, este SUV neo-retro también es el encargado de estrenar la nueva plataforma modular E-GMP, diseñada específicamente para vehículos eléctricos.

Esto queda reflejado en sus proporciones: a pesar de medir 4,63 metros de largo, su distancia entre ejes es de 3 metros. Dicho de otra forma, combina la longitud de un SUV del segmento D con la batalla de una berlina del segmento F. Si a esto le unimos una anchura considerable (1,89 metros) y una altura contenida (1,60 metros) tenemos como resultado un vehículo de proporciones más cercanas a un hatchback que a un SUV.

El IONIQ 5 es el primer modelo de Hyundai en equipar un capó de tipo «almeja», que minimiza los espacios entre paneles para optimizar la aerodinámica. También habría que hacer mención a las ópticas delanteras y traseras, cuyas luces diurnas LED imitan a un conjunto de píxeles, motivo que también encontramos en sus llantas aerodinámicas de 20 pulgadas.

El habitáculo sigue la filosofía «Living Space», con un piso completamente plano y una consola central «Universal Island» que puede deslizarse hacia atrás hasta 14 centímetros. Esto permite una mayor libertad de movimiento a los pasajeros. Los asientos delanteros «Zero-Gravity», cuyo respaldo ha visto reducido su grosor en un 30% para optimizar el espacio, se ajustan electrónicamente y según la marca proporcionan a los pasajeros una sensación de ingravidez muy característica. Los asientos traseros por su parte se pueden desplazar longitudinalmente 13,5 centímetros.

El salpicadero del SUV coreano está presidido por dos pantallas de 12 pulgadas: una tras el volante a modo de instrumentación y otra táctil para controlar el sistema de infoentretenimiento. Tampoco falta un Head-up Display con realidad aumentada (AR HUD), que permite convertir el parabrisas del vehículo en una enorme pantalla de visualización.

El Hyundai IONIQ 5 tiene dos maleteros: el frunk delantero cubica 57 litros en las versiones de dos ruedas motrices y 24 litros en las de cuatro ruedas motrices, mientras que el trasero homologa 531 litros (que aumentan a 1.591 litros con los asientos de la segunda fila abatidos). Esta distribución optimizada se logra gracias al uso de una plataforma dedicada.

Muchas piezas del interior (asientos, techo, molduras de las puertas, piso, reposabrazos…) emplean materiales sostenibles (botellas recicladas, tejidos vegetales y lana natural, cuero procesado ecológicamente con extractos vegetales, pintura biológica de origen vegetal, etc). En total se podrán elegir tres ambientes interiores en combinación con nueve colores para la carrocería.

Habrá dos baterías disponibles (58 kWh o 72,6 kWh) y dos configuraciones mecánicas (tracción trasera o tracción total). Esto da como resultado cuatro versiones: Standard Range 2WD (58 kWh, tracción trasera), Standard Range 4WD (58 kWh, tracción total), Long Range 2WD (72,6 kWh, tracción trasera) y Long Range 4WD (72,6 kWh, tracción total).

El Standard Range 2WD (170 CV/125 kW, 350 Nm) hace el 0 a 100 km/h en 8,5 segundos, mientras que el Standard Range 4WD (235 CV/173 kW, 605 Nm) rebaja esta cifra a 6,1 segundos. El Long Range 2WD (217 CV/160 kW, 350 Nm) por su parte se queda en 7,4 segundos, mientras que el tope de gama Long Range 4WD (306 CV/225 kW, 605 Nm) logra parar el crono en 5,2 segundos.

Todas las versiones tendrán una velocidad punta de 185 km/h; además, el modelo tendrá una capacidad de remolque de hasta 1.600 kg. La variante Long Range 2WD ofrece la máxima autonomía de la gama: entre 470 y 480 km WLTP. El empleo de la plataforma E-GMP también permite al Hyundai IONIQ 5 cargar a 400 V y a 800 V de serie. Gracias a su cargador de 350 kW en corriente continua, el recién llegado puede pasar del 10% al 80% de carga en apenas 18 minutos, mientras que para recuperar 100 km WLTP de autonomía apenas necesita 5 minutos.

Además, el vehículo incorpora una función V2L que permite a los clientes cargar cualquier dispositivo eléctrico (equipos de acampada, bicis eléctricas, etc) a un máximo de 3,6 kW. El IONIQ 5 tiene dos puertos V2L: uno bajo los asientos traseros que solo funciona con el automóvil encendido y otro en la toma de carga exterior que proporciona energía incluso cuando el coche está apagado.

En el apartado de la seguridad habría que destacar la presencia de asistentes como el Highway Driving Assist 2, el asistente de colisión frontal, el asistente de ángulo muerto, el asistente inteligente de límite de velocidad, el asistente de aparcamiento remoto… En cuanto al equipamiento, no faltarán innovaciones como unas cámaras en sustitución de los retrovisores, un techo con placas solares que permitirá mejorar la eficiencia del vehículo, controles vocales, un equipo de sonido Bose…

Las primeras unidades del Hyundai IONIQ 5 comenzarán a entregarse en una serie de mercados seleccionados a lo largo de la primera mitad de este mismo año. El modelo coreano tendrá que plantar cara en el mercado europeo a rivales como el Ford Mustang Mach-E, el Nissan Ariya, el Tesla Model Y o el Volkswagen ID.4.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame