Tres empresas obsesionadas por hacer el coche eléctrico más sostenible

Tres empresas obsesionadas por hacer el coche eléctrico más sostenible


El stock mundial del coche eléctrico (BEV) podría alcanzar los 245 millones vehículos para 2030, según la Agencia Internacional de Energía. Pero el éxito en términos de emisiones de esos automóviles no está exento de retos que hay que abordar para mejorar, aún más, la sostenibilidad de la nueva movilidad.

Los vehículos eléctricos son parte esencial de la solución al problema de la movilidad y la contaminación de las urbes, así como de los problemas derivados de las emisiones de gases efecto invernadero y sustancias nocivas para la salud.

Pero el coche eléctrico aun tienen ciertos desafíos vitales para reducir la contaminación del aire y cumplir con los objetivos del cambio climático. Para lograr esto, la Agencia Internacional de Energía (AIE) pronostica que el stock mundial de coches eléctricos tendrá que crecer un 36% anual, alcanzando 245 millones de vehículos en 2030.

Retos

Los vehículos ceros emisiones dotados de baterías pueden reducir las emisiones, pero las baterías de iones de litio en las que funcionan plantean un desafío único de sostenibilidad.

El crecimiento proyectado de la industria por parte de la IAE estima que el número de baterías disponibles para la reutilización crecerá en un 560% en 2030. Esta alta tasa de crecimiento puede llevarnos a un problema de gestión de residuos importantes.

Para evitar este escenario hay diferentes empresas, proyectos y organizaciones, que trabajan duro para ofrecer una solución que permitan convertir en sostenible el reciclaje de baterías. Desde FCE hemos querido recoger tres de las propuestas más interesantes en la actualidad.

Redwood Materials

La empresa con sede en Nevada quiere ser el referente mundial en reciclaje de baterías, a través de la creación e una economía circular que permita la recuperación, reciclado y recirculación de las principales materias primas.

El cobalto, cobre níquel y otros elementos pueden tener una segunda vida una vez agotado el ciclo útil de una batería.

El objetivo de 2020 de la compañía se fijó en el reciclaje de 1 GW de materiales extraídos de materiales desechadas.

Li-Cycle

Esta empresa tienen como objetivo la recuperación de los elementos claves de las baterías mediante lixiviación mediante un disolvente adecuado para separar las partes solubles de las insolubles.

Con esta tecnología esperan afrontar un parque de 1.7 millones de toneladas de baterías de iones de litio que debieron llegar al final de su vida útil en 2020.

Las estimaciones son que la anterior cifra se incremente en 15 millones de toneladas para 2030.

Global Battery Alliance

La Alianza Mundial de Baterías (GBA) del Foro Económico Mundial es una colaboración público-privada de organizaciones que sostienen que una cadena de valor circular de las baterías es una forma clave de lograr el objetivo climático 1.5C del Acuerdo de París en los sectores del transporte y la energía.

La GBA estima que las baterías podrían permitir que el 30% de los recortes requeridos en las emisiones de carbono en las dos industrias alcancen el objetivo 2° del Acuerdo de París.

También podrían proporcionar a 600 millones de personas acceso a la electricidad y crear 10 millones de puestos de trabajo sostenibles en todo el mundo, para 2030.

Su iniciativa Battery Passport busca crear una representación digital de una batería que proporcione a los consumidores un «sello de calidad» en términos de sostenibilidad.

Relacionadas | Baterías en coches eléctricos: cuanto más antiguas, más seguras

Fuente | Agencia Internacional de Energía, Word Economic Forum

Compártelo:

5 comentarios en «Tres empresas obsesionadas por hacer el coche eléctrico más sostenible»

  1. Lo que más me ha gustado es el pronóstico (creo que subestimado) de que el 25% de los coches dentro de 9 años serán eléctricos en el computo global, lo que significa que en los paises desarrollados al menos será el doble, y que no se venderán más térmicos de aquí al fin de la década.

    Tic, tac, tic, tac.

    Responder
  2. Yo espero que este año ya estas empresas digan cuántos kWh de baterías han llegado a reciclar. El reciclaje de las baterías es extremadamente importante sino… no tiene sentido.

    Responder
  3. Redwood Materials es de JB Straubel el último de los tres fundadores de Tesla que quedaba en Tesla (Elon Musk nunca fue fundador de Tesla Motors, se lo apropió. Eso sí fundó SpaceX y otras que no es poco)

    Responder
  4. Si hubo una empresa española lo que pasa es que salió demasiado pronto, pero ahora bien hay que velar porque la cadena se cumple

    Responder
  5. Par mi es una muy buenísima noticia.

    La clave está en reciclar.
    Si se llega a reciclar el litio y otros minerales, no habrá que abrir muchas más minas.
    Ni habrá que preocuparse por donde dejar los residuos de las baterías.

    Cuando haya 245 millones de vehículos eléctricos en 2030, la cantidad de minerales, que se van a poder reciclar y volver a utilizar de las baterías.

    Muy importante que se consiga.

    Enhorabuena a estas tres empresas.

    Responder

Deja un comentario