Alemania descubre unas enormes reservas de litio, suficientes para fabricar baterías para 400 millones de coches eléctricos

El pasado año Alemania confirmaba los trabajos para el desarrollo de un proceso que permitirá extraer litio de forma económica y sostenible de los depósitos de agua termal bajo el río Rin. Un proceso que ha estudiado las reservas existentes en este lugar y que ha determinado que estas eran mucho más grandes de lo esperado.

Según las autoridades alemanas, los depósitos bajo el Rin podrían contener suficiente litio para fabricar baterías para unos 400 millones de autos eléctricos.

El litio está fundido y atrapado dentro de manantiales subterráneos de agua hirviendo a miles de metros de profundidad. Si las estimaciones del tamaño del depósito de litio son precisas, sería uno de los depósitos más grandes del mundo. Si el material se puede extraer con éxito, reduciría la dependencia de Alemania y Europa de las importaciones de litio.

Uno de los grandes retos a superar además de la extracción de forma eficiente del mineral, será el impacto ambiental y la oposición de los residentes de la zona. Hasta ahora, la mayoría de los depósitos de litio se han ubicado en áreas remotas de Australia o América del Sur, donde hay poca población y estas operaciones pueden realizarse con más facilidad. Pero hacerlo en el corazón de Alemania será algo diferente.

Pero esto no ha frenado los planes para explotar este oro blanco, y de esa forma la compañía Vulcan Energy ha confirmado el proyecto para la construcción de centrales de energía geotérmica que se encargarán de extraer el litio, y todo con una inversión que en su primera fase ascenderá a cerca de 2.000 millones de euros.

Con esto Vulcan estima que podrán extraer unas 15.000 toneladas de hidróxido de litio por año en dos instalaciones para el año 2024. En 2025 arrancaría una segunda fase, que supondrá levantar una tercera instalación y aumentar la producción hasta las 40.000 toneladas por año.

Unas cifras más que considerables si las ponemos en contexto, y es que en 2020 el mayor productor de hidróxido de litio del mundo ha sido Australia, con 40.000 toneladas, seguido de Chile con 18.900 toneladas, China con 14.000, y Argentina con 6.200 toneladas.

Algo que nos indica que si se cumplen las expectativas de la compañía, solo con el yacimiento del Rin se podrá sacar más litio que en la mayor parte de los proyectos del mundo en su conjunto.

Relacionadas | Un revolucionario proceso permitirá extraer litio del agua subterránea en Europa de forma sostenible y económica

Compártelo: