Según Goldman Sachs, la electrificación podría tener consecuencias en las acciones de Ferrari

Ferrari, cuna de la gasolina y la deportividad, también sucumbirá a la electrificación, tarde o temprano. Sin embargo, el plan de Ferrari de volverse «ecológico» podría ser costoso para los inversores a corto plazo, según Goldman Sachs. La compañía cambió su recomendación sobre el fabricante de super deportivos el lunes, incitando a vender acciones en lugar de comprarlas.

El motivo para este cambio son los planes de Ferrari de lanzar un deportivo a batería para 2025 y, más en concreto, las previsiones de ventas de ese modelo. Según Goldman, las expectativas no son muy elevadas. Además, el coste de esta transición sería enorme para la empresa, por lo que unos costes elevados y unas previsiones de ventas algo escasas hundirían las acciones a corto plazo.

«Si bien veríamos cualquier impulso de Ferrari para estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías de manera positiva a largo plazo, para los inversores de hoy, la transición genera incertidumbre sobre los posibles requisitos futuros de gasto de capital, sus implicaciones en las ganancias y en el flujo libre de caja,» dijeron algunos analistas, incluyendo a George Galliers.

Goldman elevó su estimación para el gasto de capital de Ferrari en 42 millones de euros al año en promedio hasta 2030. Aún así, el broker considera que impulsar la movilidad eléctrica es esencial para el futuro de la firma italiana.

«Si bien el motor de combustión interna, los sistemas formados por el chasis y la suspensión han sido tecnologías claves en el pasado, está claro que un conjunto muy diferente de tecnologías serán claves en el futuro», escribió el banco. Tras el anuncio de Goldman, las acciones de Ferrari en la bolsa de Milán bajaron un 4% este lunes pasado, alcanzando un valor mínimo de 167.35 euros.

La firma de Maranello está buscando «un nuevo enfoque» y «una redefinición del paradigma.» Ferrari quiere aprovechar la electrificación «como una nueva oportunidad.» Es decir, el cambio de paradigma puede ser la oportunidad para «dar una nueva connotación y definir una forma que refleje la esencia del nuevo proyecto.» El futuro Ferrari 100% eléctrico será un deportivo con «materiales sumamente innovadores en materia de eco-sostenibilidad» con los que afrontar el futuro.

El presidente de la firma italiana, John Elkann, ya afirmó en abril que este primer modelo eléctrico verá la luz en 2025. Para entonces, los modelos de Rimac ya serán modelos bastante conocidos dentro del mundo de los superdeportivos de lujo. Además, salvo sorpresa, en 2025 ya debería circular por las carreteras el nuevo Tesla Roadster.

Relacionadas | Rimac Nevera: un salvaje hiperdeportivo eléctrico con 1.914 CV de potencia y una autonomía de 547 kilómetros

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: