Un consorcio austriaco desarrolla un robot autónomo de recarga automatizada de coches eléctricos | forococheselectricos

Un consorcio austriaco desarrolla un robot autónomo de recarga automatizada de coches eléctricos


Según se vaya haciendo más masiva la electromovilidad, que haya formas más fáciles y cómodas de recargar los coches eléctricos resulta fundamental. Una de las vías para conseguir este escenario son los robots de recarga, que pueden ser estáticos o móviles. El ALVERI CHARbO es móvil y autónomo, el primero que han desarrollado de esta modalidad, pero de momento es un prototipo.

Se trata de un desarrollo conjunto del Instituto de Ingeniería Automotriz de la Universidad Tecnológica de Graz y las compañías austriacas ALVERI y ARTI Robots, con financiación pública y privada. El CHARbO tiene un brazo robótico que se conecta directamente con el vehículo para recargarlo y se mueve sobre una plataforma autónoma de cuatro ruedas.

La idea que hay detrás de este concepto es que en ciertas zonas de cierta extensión, como aparcamientos de centros comerciales, universidades o centros de trabajo, haya unas plazas reservadas para coches eléctricos y cierto espacio para que el robot pueda moverse entre vehículos, peatones y elementos de mobiliario.

El prototipo es capaz de dirigirse al vehículo, buscar la toma de carga con una cámara, y colocar el enchufe adecuado con precisión milimétrica en el zócalo. De momento no es capaz de recargar, ya que no tiene baterías de alta potencia ni está conectado a la red mediante un cable. Pero es un paso adelante significativo.

Los creadores del robot admiten que hay bastante trabajo por delante. Descartando que el robot lleve consigo la energía para recargar el vehículo -por razones de coste, peso…-, este habrá de conseguirla mediante una conexión a red física o tal vez con un sistema inalámbrico de inducción.

Por otra parte, lo normal es que los puertos de carga no estén a la vista, sino detrás de una tapa. Para evitar la obviedad de que el usuario deje la tapa abierta, habrá que desarrollar un sistema de comunicación entre robot y vehículo para que cuando el primero esté cerca, el segundo abra la tapa para proceder a la recarga.

Además, el prototipo no es todo lo pequeño que puede ser, al utilizar un brazo robótico industrial genérico con gran libertad de movimientos, no uno específico para esta labor. Tampoco tiene integrado el software de control, que ahora se ejecuta en un ordenador externo que lo guía remotamente.

No solo eso, hay que resolver cuestiones de seguridad como evitar peatones, etc. De momento el prototipo vigila su entorno con láser y es capaz de detenerse al detectar un obstáculo tanto de la plataforma móvil como del propio robot, como el caso retorcido de que alguien ponga la mano entre el puerto de carga y el enchufe del brazo robótico.

La plataforma móvil es capaz de moverse hasta a 20 km/h, por lo que en teoría podría ir de forma ágil de un coche eléctrico necesitado de carga a otro. Si pensamos más a lo grande, en el futuro podríamos tener una flotilla de robots de este tipo deambulando por las zonas urbanas a la búsqueda de clientes, haciendo que el usuario del coche se despreocupe sobre el proceso de recarga.

Pero antes de eso, queda avanzar en el prototipo para acercarlo más a una versión de producción en serie, y obviamente realizar una prueba piloto para demostrar la viabilidad del concepto, ya con capacidad para meter electricidad en las baterías de los coches.

Fuente: Universidad Tecnológica de Graz

Compártelo:

18 comentarios en «Un consorcio austriaco desarrolla un robot autónomo de recarga automatizada de coches eléctricos»

    • Como conductor/usuario: aparcas el coche, te olvidas de él, vuelves y lo tienes cargado (o con más autonomía).

      Responder
      • Jajaja!… Vamos ventajaza impresionante para los ultravagos dispuestos a pagar más por no mover sus cojonazos.. y para los que carezcan de los dos brazos o de movilidad en ellos.. pero estos últimos quizá prefieran que les pongan brazos robóticos a ellos y ya no solo los utilizan para cargar el coche… es un suponer, ¿eh?

        Responder
        • Hay muchos servicios aparentemente absurdos como el Aquaservice (todos tenemos grifo en casa), que suban la compra a casa (tenemos brazos), Amazon Prime teniendo tiendas, aparcacoches, y un larguísimo etc. La comodidad tiene un plus, y si hay oferta y hay demanda, ya hay modelo de negocio.

          Responder
    • Si el coche autónomo, va sin nadie dentro y tiene que hacer mas km que la que le permite la autonomia, entonces puede parar en una estación donde nadie tiene que preocuparse en enchufarle nada.
      Ahí es autónomo porque este paso es automático y no depende de ninguna persona.
      Claro está que tendrá que saber en qué estaciones puede parar y cargar automaticamente.

      Responder
  1. Yo le veo una ventaja pero solo si es posible llevarla a cabo.

    Tu aparcas tu coche y lo pones a cargar.

    Si dejas tu coche aparcado en una plaza reservada junto al cargador cuando termines de cargar tienes que mover tu coche para que cargue otro y a lo mejor no puedes hacerlo porque estás trabajando u haciendo otra cosa.

    Con este sistema el que que mueve es el cargador así que cuando acabe de cargar el tuyo el cargador se mueve al siguiente coche que quiera cargar que puede estar aparcado en cualquier plaza de aparcamiento de parking.

    El problema que veo es el cable de corriente que habrá que protegerlo para que no lo pisen los coches y lo deterioren.

    La idea no está mal pero hay que madurarla.

    Y echar cuentas porque a lo mejor es mas barato poner mas cargadores fijos y dejarse de robots.

    Otra idea de uso de los brazos robóticos es cuando los coches sean completamente autónomos y no lleven conductor. El coche se parará en un cargador y el brazo conectará el cargador hasta que se complete la carga.

    Una vez completada la carga el coche abandonará el punto de recarga para seguir haciendo su función.

    Responder
    • Ambas opciones son viables, que los coches usen un modo autónomo para ir a cargar e irse para dejar sitio a otro, o que un robot vaya enchufando y desenchufando con los coches estáticos. Esto último es mucho más «retrocompatible», porque sirve para -en principio- cualquier coche eléctrico existente con toma estandarizada.

      La problemática del cable podría resolverse con un raíl flexible en altura, como las mangueras de agua de los lavaderos de coche manuales, cuelgan de arriba y no tocan el suelo. Soluciones desde luego hay.

      Responder
      • Sí, aunque me parece mucho cable y mucha parafernalia. Creo que sería más factible montar más cargadores, al menos a día de hoy. Dentro de 20 años ya veremos.

        Por cierto, ¿esto no lo tenía también patentado o en investigación VW? Me suena haberlo leído hace tiempo.

        Responder
    • ¿Puestos a gastar en IA no sería mejor que los vehículos se desplazaran solos una vez cargados sobre una plataforma de carga inalámbrica?

      Responder
      • Eso iba a comentar, la recarga inalámbrica se sitúa en la plaza, claro tienes que tener la «pegatina» del.Qi en tu coche que seguramente muchas marcas pasarán.

        En China hay un modelo Alemán que han empezado sus pruebas y tiene un sistema compatible no es inalámbrico es por contacto a una placa y tiene más velocidad de carga.

        Responder
  2. Conozco los componentes.
    Lo de arriba es un cobot de la marca Universal Robots.
    El coste del robot suelto es de unos 25 mil euros.
    Lo de abajo es un AGV, posiblemente de la marca MIR.
    Cuesta unos 10 mil euros más.

    La integración más accesorios tendrá un coste mínimo de 5 mil euros más.

    Total, ese cargador tendrá un coste de alrededor de 40 mil euros.

    Responder
    • Más cableado, más instalación del punto de suministro, más software de conducción autónoma, más seguro de accidentes…

      Responder
  3. Pues les deseo mucha suerte, pero la verdad es que no lo veo.

    Si se trata y de que operen en una zona reservada a coches eléctricos, dudo que sea más barato que poner más puntos de carga… o un cable largo que te permita llegar a varias plazas con el mismo cable (por si algún plasta no mueve el coche).

    Y si se trata de que opere a lo loco en la acera o cualquier parking, veo mucha parafernalia y mucha conducción autónoma para que salga por un precio razonable y no mate a nadie.

    Ya veremos. También era muy complicado el sistema GPS o fotografiar todas las calles del mundo y ahí está.

    Responder
  4. Exacto, coche autónomo (que aún le queda bastante) es mucho más que conducir solo sin ayuda de un usuario, es cargar cuando no se utiliza donde pueda (necesaria una amplia red de puntos de recarga) y desplazarse con anticipación donde se le va a necesitar.

    Responder
  5. Debería ser obligatorio para que no te entre la corriente en un punto de carga de pago que te puede matar. Con la corriente de casa puedes librar , lo se por experiencia porque fallo un plastico protector que llevaba, pero la del coche electrico ya no porque es más y continua.

    Responder

Deja un comentario