Xiaomi quiere comprar NEVS (Saab) para fabricar coches eléctricos | forococheselectricos

Xiaomi quiere comprar NEVS (Saab) para fabricar coches eléctricos


La historia reciente de la legendaria firma sueca Saab ha sido, cuando menos, complicada. Corría el año 2010 cuando General Motors, duramente golpeada por la crisis económica mundial, tomó la decisión de vender la marca al fabricante de superdeportivos Spyker. Sin embargo, esta aventura duró poco, pues las pérdidas económicas llevaron a que Saab quebrara a finales de 2011.

Los activos de la compañía fueron adquiridos en 2012 por NEVS (National Electric Vehicle Sweden), una empresa sueca con capital chino y japonés dedicada al desarrollo de coches eléctricos. Ese mismo año, su antigua hermana Scania (en manos del grupo Volkswagen) impidió a NEVS seguir empleando el clásico logo del grifo, mientras que en 2014 sus problemas de liquidez provocaron que perdiera los derechos de la denominación comercial Saab, cuyo uso fue vetado en 2016 por SAAB AB, su antigua división aeronáutica.

NEVS ha continuado trabajando en el desarrollo de tecnología eléctrica durante los últimos años, estableciendo acuerdos de colaboración con empresas como Koenigsegg, Panda New Energy, DiDi Chuxing o GSR Capital. A pesar de que la compañía no llegó a retomar la fabricación de vehículos en serie, en 2020 el grupo chino Evergrande se hizo con todo el paquete accionarial de NEVS, asegurando con ello su futuro.

Evergrande, cuya sede se localiza en Hong Kong, es un importante grupo inmobiliario chino cuya ventajosa situación financiera le permitió invertir en diversas startups del sector automotriz, configurando una potente división automovilística cuya continuidad ahora pende de un hilo debido a las dificultades económicas que atraviesa la matriz.

Xiaomi podría hacerse con los activos de NEVS

Debido a la inestabilidad del mercado inmobiliario chino, la situación financiera de Evergrande se ha resentido: para poder hacer frente a los gastos de varios varapalos judiciales que suman un total de 100.000 millones de dólares, el conglomerado está estudiando la posibilidad de vender su división automovilística. Aunque entre los interesados podemos encontrar nombres destacados como NIO o Xpeng, la empresa que más posibilidades tiene de llevarse el gato al agua es Xiaomi.

El objetivo del gigante especializado en electrónica de consumo con este movimiento sería el de agilizar sus planes para introducirse en el sector de la movilidad eléctrica. El importante know-how adquirido en los últimos años por NEVS, que incluso llegó a hacerse con el control del fabricante de motores eléctricos Protean, permitirá a Xiaomi crear una nueva marca de coches eléctricos para asaltar los mercados internacionales.

Fuente | Motor.es

Relacionadas | Xpeng comienza a exportar el P7 a Europa

Compártelo:

16 comentarios en «Xiaomi quiere comprar NEVS (Saab) para fabricar coches eléctricos»

  1. Si Xiaomi se hace con estas empresas, tardará cero coma en sacar el primer MI EV.
    Los podrían hasta vender en sus tiendas MI bien situadas en centros comerciales. Solo les faltaría alcanzar algún acuerdo con alguna de red de talleres y estaría el círculo cerrado.

    Responder
    • Bueno lo de Mi va a desaparecer en favor de la marca.

      Ahora bien, tienen algo ya hace tiempo lo que les vendría bien porque ya tienen algo montado en Europa.

      Ahora veremos el acuerdo con Sono Motors, yo ya hubiera buscado un plan B por si acaso incluso ver si se podría meter en el Hub con QeV en Barcelona.

      PD: no sabía nada de la marca Zytel con colaboración de la Universidad de Zaragoza.

      Responder
      • ¿Qué tal SONO-MOTORS en vez de Nissan?
        Sería mi sueño ya que predije lo de Xiaomi . . .el rumor por lo de Magna ya es historia.
        El SION ya estaría homologado en España y podría traerlo a Alicante repostando 1 sola vez.
        No . .mejor lo compro en el MEDIA MARKT.
        Salu2 🙂

        Responder
        • Yo hablaba más de Sono en Nissan junto a QeV, Lupa, Volta… Porque sola tiene que meter mucha pasta mientras que lo otro es compartir gastos y colaborar con tecnologías ambos beneficiados.

          Responder
  2. Xiaomi tiene conocimiento de marca en Europa, conocimiento de mercado y red comercial. Está presente en nuestras casas y una buena imagen de calidad. Si da el salto a los EV, puede expandirse más rápido aqui que los NIO, Great Wall, XPeng, BYD etc, que van a chocar con una barrera de desconfianza inicial en el consumidor.
    Si son ambiciosos y lo hacen bien, yo les veo con muchas posibilidades de hacerse un hueco. Por otra parte, los retos de saltar a un negocio nuevo como este son inmensos.

    Responder
  3. El mayor problema es la desconfianza del público.
    Vender coches de 40 o 50.000€ no es nada sencillo, sin nada que te respalde. Y con algo tampoco.
    Todos los fabricantes generalistas han fracasado cuando han sacado modelos en ese nivel de precios, pese a tener una base de clientes amplísima, una buena red y una marca conocida

    Responder
      • Eso es, venden ahora mismo menos BEV que Tesla, pero es por falta de capacidad de producción o por falta de ganas. En cualquier caso, no se trata de un fracaso.

        Y, como dice Enrique, Xiaomi tiene mucho ganado con todos sus demás productos, que ya llevan años en Europa con una buena aceptación.

        Responder
        • Exacto. ¿Cómo definirías a Xiaomi? Para mí, Calidad y fiabilidad a buen precio.
          Voy por el segundo Xiaomi, tiene tres años y va como el primer día, incluso la batería. El anterior me lo quité ya de viejo y porque se me quedaba corto de prestaciones, pero aún lo tengo por ahí para por si acaso.

          Responder
          • El problema es la coletilla «a buen precio»
            Una cosa es probar a ver que pasa con un móvil de 200€, que no le pides que dure mucho más que su garantía de dos años. Y otra bien diferente es poner 40 o 50.000€ en un coche

            Responder
      • Dime cuáles son los superventas de más de 50.000€ de Renault, Ford, Citroen, Kia, Hyundai, Citroen, Peugeot…
        Todas las veces que lo han intentado, y no han sido pocas, han acabado en sonoros fracasos.
        Una cosa es comprar un móvil de 200€ o un patinete y otra bien diferente es poner 50.000€ encima de la mesa.

        Responder

Deja un comentario