Cortes de suministro en China impiden recargar a veces los coches eléctricos, ¿pasaría en España? | forococheselectricos

Cortes de suministro en China impiden recargar a veces los coches eléctricos, ¿pasaría en España?


Paradójicamente, ha sido China uno de los países que más está apostando por los vehículos eléctricos. Las imágenes de nieblas de humo en las grandes ciudades, con una calidad de aire ciertamente insalubre, espolearon una política de incentivar la electromovilidad a marchas forzadas. Ya hay en el país asiático más de seis millones de vehículos a baterías circulando.

Últimamente ha sucedido que en al menos 10 provincias de China hubo cortes eléctricos en hora punta, impidiendo la recarga de vehículos eléctricos o ralentizando su ritmo. La causa hay que buscarla en la particular política energética de China, que ha desplegado muchas centrales térmicas como solución rápida al incremento de demanda de electricidad, pero que emiten mucho dióxido de carbono (CO2).

Las centrales eléctricas de carbón han tenido que ralentizar o parar su producción para cumplir con los objetivos de emisiones, por lo que puntualmente no se ha podido atender a toda la demanda. Esto ha afectado también a diversas industrias, no solamente a los puntos de recarga, por lo que hablamos de una consecuencia, no de una causa.

A la pregunta evidente de «¿eso pasaría en España?», la respuesta corta es «no». Veamos la respuesta de forma más pormenorizada.

Hace 10 años, en 2011, el sistema eléctrico de España podía admitir unos tres millones de coches eléctricos cargando simultáneamente por las noches. Según datos de Red Eléctrica Española, cada millón de coches eléctricos supondría un incremento en la demanda del sistema del 1%. Tomemos esos datos con cautela, casi todos los vehículos de hace 10 años no cargaban a ritmos elevados.

Actualmente, el sistema español puede soportar 10 millones de coches eléctricos, al menos la red de alta tensión y considerando la capacidad del sistema en su conjunto. Ahora bien, si esos 10 millones de coches cargasen a la vez, a máxima potencia, y en hora punta, sí que habría problemas. Por razones obvias, hablamos de un escenario improbable.

El año pasado, nuestro país tenía una capacidad de generación de 110.000 megavatios de potencia, situándose el máximo de la demanda en 40.000 megavatios (2019). Consideremos que la potencia máxima no puede alcanzarse siempre, sobre todo hablando de las renovables: tiene que haber agua en los embalses, lucir el sol, soplar el viento o haber corrientes marinas. Por eso el sistema está sobredimensionado.

La inmensa mayoría de los usuarios de vehículos eléctricos recargan de noche y con potencias modestas, eso no tiene ningún problema

El quid de la cuestión está en la red de media y baja tensión, ahí es donde el sistema empieza a tener embudos de oferta. Los puntos de recarga rápida o superior, ya superando los 50 kW de potencia, comprometen más la estabilidad del sistema eléctrico que las recargas de nivel 1 o domésticas. En teoría, las compañías eléctricas saben la demanda máxima que pueden tener en base a la potencia contratada de los abonados. Esa demanda máxima es teórica, no se usa el 100% de dicha potencia más que puntualmente, y si llega a ocurrir tal cosa.

El sistema eléctrico tiene margen para mejorar las conexiones de media y baja tensión según se van instalando puntos de recarga que superen las potencias habituales de los abonados

Ese sistema de medición tiene sus imperfecciones, ya que los enganches ilegales a la red están fuera de ese cálculo. Se han dado casos de problemas de suministro en zonas donde, por ejemplo, se han instalado plantaciones ilegales de marihuana con una gran demanda de electricidad. No pasaban precisamente por contadores y contratos legales, afectando a los abonados de la zona que sí pagan su factura.

Volviendo a la pregunta inicial, el sistema eléctrico chino no es como el nuestro. En España disponemos de capacidad de generación base con las térmicas que quedan y la nuclear. Las renovables generan lo que generan, a veces pueden superar la demanda del sistema (aporte máximo registrado del 75,97% de éolica en el mix) y hay que «desenchufar» algunos molinos eólicos. Y como solución de último recurso tenemos las centrales de gas natural, las principales responsables del aumento salvaje de precios de la electricidad en el mercado mayorista, por el creciente precio del gas y los derechos de emisión de CO2 -hablando en plata, el que contamina, paga-.

Parque eólico de Endesa
Parque eólico de Endesa

El sistema eléctrico español juega con ventaja respecto al despliegue de vehículos eléctricos. La capacidad va por delante, la red también. Las ventas de coches eléctricos (híbridos enchufables y a baterías) siguen a un nivel perfectamente aceptable, y aunque estuviesen al rojo vivo, seguiría siendo tolerable. En el supuesto teórico de mercado español a tope, más de 1,5 millones de unidades al año, y aunque todos fuesen enchufables, seguiría siendo digerible.

La solución definitiva al problema de los apagones se encuentra en las redes inteligentes. Dicho de otra forma, cuando el sistema no tiene problemas en atender la demanda, los cargadores pueden funcionar a toda máquina. Cuando la red empieza a sufrir una mayor demanda en horas punta, los cargadores pueden ralentizar su ritmo. Es más, pueden funcionar marcha atrás, es decir, verter al sistema energía de las baterías de vuelta para aguantar el pico de demanda. La gracia de hacer esto es beneficio económico, la energía vertida se paga más.

En consecuencia, los vehículos eléctricos pueden hacer mucho más por estabilizar el sistema que por el contrario, si hay redes inteligentes. Pensemos en la capacidad acumulada de todos los vehículos eléctricos que están cargando a la vez, es fácilmente la potencia de una central eléctrica de cierta envergadura. Pudiendo verter energía de vuelta, no hay problema, si todos cargan a la vez en horario de máxima demanda, es cuando habría problemas. Pero, como hemos visto, es un supuesto teórico.

Supercargadores Tesla

Puede que en algún lugar puntual, y de forma anecdótica, haya algún punto de recarga que limite su potencia. La solución pasa por colocar baterías de respaldo intermedias que hagan de colchón o buffer, como la solución que E.ON y Volkswagen han puesto en marcha en Alemania: sus cargadores rápidos obtienen energía de la red a un ritmo más lento, van llenando unas baterías, y son estas las que proporcionan la energía a los vehículos.

Y hasta aquí la respuesta larga.

Compártelo:

22 comentarios en «Cortes de suministro en China impiden recargar a veces los coches eléctricos, ¿pasaría en España?»

    • También estos cortes, es por el suministro de carbón, donde justamente China aceleró mucho.

      Hay mas cosas, claramente las construcciones de las centrales nucleares no se hacen tan rápido por eso la prueba que van hacer si consiguen pasar las pruebas es posible que pueda acelerar la instalación de este tipo de centrales para conseguir esa energía.

      Y si, va a ver problemas este año y el siguiente pero todo porque somos muchos, pero el BEV es un factor mas no el determinante.

      Responder
  1. Gracias Javier por aportar tus artículos a este foro. Son muy interesantes y ayudan a comprender mejor este mundillo.

    Un saludo

    Responder
    • Coincido, buen artículo, muy claro y explicativo.

      Lo único que puede que haya que hacer es reforzar algunas zonas concretas, en las que se vayan a instalar muchos cargadores rápidos. Aunque, como dice Javier, esto también se puede conseguir mediante baterías intermedias.

      Responder
  2. Esto es como el internet .
    Te anuncian 100 MB . Pero si los usa todo el mundo se colapsa.
    Con 30 millones de viviendas , el fijo contratado será de unos 100 gw. Y eso sin contar las empresas.
    No hay chorizo sin pan . Aquí y en todos lados .

    Con una toma V2G inteligente de 0’1C se soluciona todo . Pero hace falta que los ingenieros lo sepan . Que al parecer están más ocupados por homologar eco V6 de 2 litros , que por solucionar los problemas energéticos .
    Bienvenida la crisis de todo.
    Ser pobre es un estado mental decía alguno. Mientras chapoteaba en su bañera de oro macizo.

    Responder
    • Es que deberían haber implementado TODOS el V2G de una vez, si en todos los modelos debería ya estar ya incluidos… pero qué curioso solo pequeñas marcas… y lo de Hyundai no es V2G

      Responder
    • Y esto significa que nos suben el precio al consumidor que tendremos que pagar el pato, eso sin modificar un ápice. Sin reducir donde se puede, Teletrabajo, mejores controles de calidad reducir las exportaciones y explotar lo interno y si tirar del externo cuando se necesario.

      Que se tendría que haber reciclado hace tiempo y los procesos mejorar. Que se tendría que explotar las cosas hasta el extremo y la reutilización.

      Pero es el mercado quien ha creado esta bola.

      Responder
  3. La carga lenta nocturna estabiliza la red, es económica y eficiente.
    La carga rápida debe ser para viajes y casos puntuales.

    Cada coche debería dormir en un garaje. Eso sería lo lógico. Para ello hay que hacer buen urbanismo, construir garajes y eliminar coches de centros urbanos.

    Si hacemos las cosas bien, el viento sopla a favor, y la red eléctrica será más barata y estable.
    Si hacemos las cosas mal, el viento sopla en contra, y todo cambio implica un tortazo.

    Responder
    • Dile a la red que aguante una operación salida de Semana Santa. Muchas cosas tienen que cambiar junto al coche eléctrico..

      Responder
      • Sería los días previos a la salida y depende de los coches que estén actualmente en el mercado , a lo mejor no hace falta para tantos.

        Responder
      • Y también lo sabíamos hace 20 años. Lo que pasa es que muchos no han querido verlo hasta que lo teníamos encima. Hemos jugado a la orquesta del Titanic.

        Responder
  4. La solución, para mi:
    Baterías de respaldo, donde se pueda, sobre todo en las estaciones de carga rápida.

    Pero, para mi, la otra solución, y creo que la mejor, baterías con más capacidad, para tener coches con grandes autonomías.
    Cuando lleguemos, a conseguir autonomías de 800, 900, e incluso de 1000 kms.
    No habrá problemas ni en las recargas rápidas ni en las lentas.

    Un coche con mucha autonomía, tiene mucho margen.

    Responder
    • Para tener 900-1.000 km de autonomía a base de baterías, o se duplica la densidad energética por unidad de masa, o vamos a cambiar una generación de coches de peso razonable por vehículos industriales de más de dos toneladas. Eso, a largo plazo, no es una minucia en cuanto a conservación viaria.

      Responder
    • Veo las cosas de otra manera. Vehículo eléctrico ligero para desplazamientos diarios (140km de autonomía es mas del doble de lo que se necesita. Con menos de 20kWh sería mas que suficiente). Carga en casa o en el trabajo con excedentes de paneles solares, o carga nocturna cuando no se pueda instalar paneles (pisos).

      Para transporte de larga distancia, red de autobuses eléctricos por catenarias en autopistas con batería para ultima milla donde no llegue el AVE. Que cada familia tenga un coche de dos toneladas o mas, o una bomba de hidrógeno, para que un par de veces al año vaya a la playa es una salvajada.

      Es fundamental priorizar cuando se produzcan «cortes de suministro». Si tienes instalación aislada no hay problema. Si dependes de la red, obviamente será mejor calentar viviendas en una ola de frio que mover camiones de Amazon (El pedido puede esperar uno o dos días). Será mejor cancelar un bus que no haya salido y vaya casi vacío, que parar un bus lleno camino a destino. Será mejor parar temporalmente una fabrica de un producto no perecedero, que cerrar una fabrica de comida congelada. Para esto hace falta un uso inteligente de recursos.

      Responder
  5. Con un 2% de lo parkings propios españoles con VE dudo que tengamos ese problema.
    98% de combustión interna que van a las gasolineras a «recargar».

    Responder
  6. Gracias por la información Javier Costas.Vamos que lo de que la venta «elevada» de V.E nos colapsaría nuestro sistema eléctrico es un falso mantra que nos queriam vender.Pero como en españistan se venden con cuenta gotas, si seguimos así no será un problema para la red eléctrica ni a muy largo plazo.El coche eléctrico debería ser el principio de un cambio en todos los aspectos como economía sostenible,uso racional de los recursos (ejm consumo productos de cercanía).Educación pública con fomento del pensamiento crítico,filosofía,ética,educación vial etc. Solo así lograremos que nos dirigan los más capaces y no los más inútiles de la especie.

    Responder
    • Esos temores no se pueden sostener con datos, solo con un palillo entre los dientes y una caña. Es un problema inexistente y harto improbable.

      La abundancia de puntos de recarga y la facilidad para cargar en aquellos casos en los que no hay una plaza de garaje o aparcamiento particular con enchufe ya es otro tema. Las empresas eléctricas están muy bien asesoradas. Rabian de ganas de quitarle negocio a Repsol, CEPSA, BP y compañía. Como para descuidar a sus futuros clientes…

      Responder
    • Pues entonces lo tenemos chungo, porque vamos justo en sentido contrario.

      La educación está cada vez peor, se fomenta el aborregamiento general, se destierra el pensamiento crítico… No sea que alguien se dé cuenta de que las élites se están riendo de nosotros y, encima, les reímos las gracias.

      Responder

Deja un comentario