Citroën completa su gama comercial eléctrica con cuatro modelos

La marca de los chevrones, miembro de la constelación de Stellantis, ya tiene cuatro modelos comerciales a la venta con propulsión eléctrica, o lo que es lo mismo, una versión eléctrica en cada gama. El abanico de precios arranca en los 7.600 euros con My Ami Cargo, el «objeto de movilidad» con 400 litros y 140 kg de capacidad para reparto urbano o rural, ya que es un ciclomotor.

El segundo escalón de gama es Citroën ë-Berlingo Van, que fue el primer modelo eléctrico que tuvo Citroën en la gama de comerciales allá por la primera generación. Se ofrece en configuraciones de hasta 800 kg y 4,4 m3 de capacidad, siendo la autonomía de 275 km en ciclo WLTP. Este modelo cubre también el hueco que quedó libre con Citroën Nemo, que ya no se fabrica (Fiat Fiorino sí). La gama ë-Berlingo arranca en los 30.590 euros.

La gama media se cubre con Citroën ë-Jumpy, un modelo que se ofrece en varios tamaños. La talla XS mide 4,6 metros y puede albergar hasta 5,1 m3 de carga. Un poco más grande es la talla M, con 4,95 metros de largo, y la más grande talla XL, de 5,3 metros de largo y hasta 6,6 m3 de capacidad. Las dos últimas optan a las baterías de 75 kWh, la XS solo las de 50 kWh. Su gama solo cuesta un poco más, desde 36.190 euros en talla XS.

Citroën ë-Jumper Van

Por último está la recién llegada Citroën ë-Jumper, el modelo más grande. Citroën ofrece este modelo con dos niveles de autonomía/baterías. Las longitudes L1 y L2 llevan las baterías de 37 kWh y 117 km de autonomía WLTP, mientras que las versiones L3 furgón y L25 chasis-cabina llevan las de 70 kWh y 224 de autonomía WLTP. La capacidad de carga útil es de hasta 1.265 kg, yendo el abanico de capacidades desde 8 a 17 m3. Los precios son más elevados, a partir de 70.990 euros.

Respecto a Peugeot, la gama solo tiene los modelos eléctricos e-Partner, e-Expert y e-Boxer. En la gama Fiat Professional de momento solo cuentan con Ducato Eléctrico o E-Ducato. Respecto a la gama de Opel, solo está el Vivaro-e, ya que Combo-e Cargo y Movano-e todavía no están disponibles en el mercado español. El Movano-e ya se puede encargar en Alemania.

Visto lo visto, de las marcas europeas de Stellantis es Citroën quien ofrece más versatilidad en cuanto a su gama comercial cuando se trata de vehículos eléctricos. Durante el primer semestre de 2021 fue Stellantis el mayor vendedor de vehículos eléctricos en Europa, con 184.000 unidades, más de la tercera parte del mercado (34,3%).

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame