Así repele la nieve el tejado solar de Tesla

El año pasado podíamos ver como una vivienda dotada de un tejado solar de Tesla en Estados Unidos, lograba solventar sin problemas la cuestión de la nieve acumulada en su techo. Algo que ha tenido una fuerte repercusión que este invierno se ha vuelto a poner de actualidad.

La idea del fabricante con su tejado solar era la de aprovechar la operación de cambio de tejado, o en una construcción nueva, y sustituir buena parte de las tejas o losetas tradicionales por una serie de celdas fotovoltaicas. El resultado es un tejado solar totalmente integrado, pero que además cuenta con aspectos como la posibilidad de «repeler» la nieve que se acumula normalmente en los meses de invierno en algunas regiones.

Un producto que para no variar, también ha sufrido retrasos en su puesta en marcha, y luego en la escalada de su producción. Algo que ha retrasado su llegada a Europa que ahora mismo, salvo nuevos cambios, debería producirse este 2022.

A pesar de que el mayor potencial de producción lo obtendrán en las zonas más soleadas, estos paneles fotovoltaicos también tienen sus capacidades en las zonas norteñas y más frías, ya que además de producir una parte de la energía que necesite la vivienda, las placas pueden producir una pequeña cantidad de calor que provoca que la formación de una pequeña capa de agua que hace que la nieve resbale por su perfil. 

El resultado lo podemos ver en el famoso vídeo publicado por uno de los propietarios el pasado año que nos muestra una vivienda en construcción que ya cuenta con su tejado de Tesla, y que por la noche se llena de nieve. Pero por la mañana, ya está totalmente libre de la misma.

Una de las curiosidades es que el tejado no está totalmente lleno de celdas solares, ya que estas ocupan una parte, pero no todo. Pero a pesar de esto, la nieve no es capaz de quedarse estancada en prácticamente ningún lugar, salvo en un pequeño recoveco entre dos vertientes del mismo.

Ahora Tesla ha compartido unas nuevas imágenes que nos muestran de una forma gráfica el rendimiento de esta solución a la hora de luchar contra la nieve. 

En las imágenes podemos ver una casa dotada del tejado solar de Tesla, a la derecha de la imagen, y a la izquierda otra sin este sistema. Como podemos ver, a primera hora de la mañana ambas se despiertan con el tejado congelado. Pero según van pasando las horas, la dotada del sistema solar va despejando el hielo, mientras que la de los vecinos continúa de blanco.

Sin duda, un elemento que tiene su parte de marketing, pero que sirve para visibilizar el potencial de los sistemas fotovoltaicos más allá incluso de «solamente» producir electricidad, y que además pueden ayudar a reducir los riesgos de la acumulación de nieve, en un producto que también están trabajando otras empresas, y que incluso indican que lo están haciendo con unos precios la mitad que los de la propia Tesla.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame