En Gran Bretaña dispuestos a añadir un 20% de hidrógeno a la red de gas el próximo año

La red de suministro de Gran Bretaña está lista para empezar a añadir hidrógeno a partir del próximo año. Así lo acaba de anunciar David Smith, jefe ejecutivo de Energy Networks Association (ENA), que es la asociación de operadores de energía de Reino Unido e Irlanda. Se une así a otros países que están probando las posibilidades del hidrógeno con las infraestructuras actuales.

La ENA ha presentado esta mañana su plan de despliegue de hidrógeno en Gran Bretaña. En él se detalla cómo las cinco compañías del gas de la isla cumplirá los requerimientos del gobierno. Éste exige que la red de suministro esté lista para repartir un 20% de hidrógeno a los hogares y empresas en 2023. Este plan de basa en los resultados del proyecto HyDeploy que demostró en verano que la mezcla de hidrógeno con gas natural era factible y segura.

Piden aumentar la producción de hidrógeno

Las compañías también piden al gobierno del Reino Unido que duplique su objetivo de producción nacional de hidrógeno para 2030, pasando de 5 GW a 10 GW. Así garantiza la producción suficiente en el propio país para que los hogares y empresas estén más protegidos de los vaivenes de los precios del gas en los mercado internacionales.

El hidrógeno se puede producir de forma completamente limpia. Dividiendo átomos de agua en hidrógeno y oxígeno con fuentes renovables de electricidad, se obtiene el hidrógeno verde. Sin embargo la mayoría del hidrógeno es generado a partir del gas natural. Este proceso produce emisiones de carbono y da lugar al llamado hidrógeno gris.

La reducción de emisiones de carbono

Los suministradores esperan que aumentando la capacidad de distribución y suministro aumente también la producción. Alcanzar un 20% de capacidad supondría una reducción de emisiones de carbono equivalente a sacar 2,5 millones de coches de las carreteras.

Aproximadamente un tercio de las emisiones de los hogares británicos provienen de la calefacción. Mezclar hidrógeno verde en el sistema no sólo reducirá estas emisiones, también reducirá las emisiones de estufas de gas y de las plantas de energía de gas que suministran electricidad a hogares y negocios.

Las calderas de gas normales pueden gestionar un 20% de hidrógeno mezclado en el gas, sin embargo, un aumento de esta proporción obligaría a cambiarla por una caldera adaptada.

El objetivo para 2050 del Reino Unido es reducir sus emisiones de carbono de los hogares en un 95% para lograr las cero emisiones netas.

Fuente energynetworks.org

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame