Panasonic levantará otra gigafábrica de baterías para atender los pedidos de Tesla

El crecimiento de Tesla para los próximos años parece que será muy importante. Esto está obligando a sus suministradores a apretar el acelerador si no quieren quedarse atrás. Es el caso del principal socio de Tesla, Panasonic, que según los medios americanos está buscando terrenos para levantar una gran gigafábrica de baterías en Estados Unidos.

Las informaciones indican que esta fábrica se situará cerca de las instalaciones de la nueva planta de Tesla en Texas, y además se encargará de producir lo que han denominado «un nuevo tipo de batería». Un extremo donde posiblemente se estén refiriendo a las celdas 4680 presentadas en 2020 y que ya se producen en la planta piloto de Kato Road, California.

Este movimiento supondría la inversión de varios miles de millones de dólares, y permitirá a Tesla continuar aumentando el flujo de baterías que ya cuentan con diferentes suministradores por todo el mundo, CATL, BYD, LG… a los que se sumarán en breve las nuevas líneas de la propia Panasonic que están preparando en su fábrica de Wakayama, Japón, y que entrará en funcionamiento en 2024 para sacar adelante celdas 4680.

La celdas 4680 de Tesla

De acuerdo con las estimaciones de Tesla, las celdas 4680 permitirán incrementar la autonomía de sus coches eléctricos en un 16% y reducir los costes en un 14%. Su diseño patentado de «electrodo sin lengüeta» además supondrá la eliminación de las pestañas empleadas en el cátodo y en el ánodo para conectarse a los terminales de la carcasa, simplificando la producción de las celdas y mejorando su rendimiento.

Este formato también permitirá una fabricación mucho más rápida y eficiente: cada una de las nuevas líneas de producción podrá llegar a los 20 GWh anuales de capacidad, una mejora de hasta siete veces respecto a los procesos actuales. Esto conllevará una reducción del 75% en las inversiones por GWh producido y posibilitará la creación de Terafábricas de tamaño inferior a las Gigafábricas actuales (hasta 10 veces más pequeñas por GWh).

Unas baterías que permitirán sacar adelante además los nuevos proyectos que Tesla tiene en el tintero, como el camión eléctrico Semi, así como la Cybertruck, e incluso puede que el Roadster.

Compártelo: