Lancia tendrá entre 5 y 7 distribuidores en España para vender sus coches eléctricos

Hace apenas unos días, Lancia confirmó su plan de relanzamiento en Europa. La firma italiana perteneciente a Stellantis regresará a países como Alemania, España o Francia (actualmente solo opera en Italia) de la mano de una gama altamente electrificada que debería permitirle hacerse un hueco en el cada vez más competido sector premium.

Entre 2024 y 2028, Lancia presentará tres nuevos modelos. En 2024 llegará una nueva generación del Ypsilon, un utilitario (segmento B) derivado del ya conocido Peugeot 208 que estará disponible en versiones mild-hybrid y 100% eléctricas. Está previsto que se fabrique en la planta del grupo en Figueruelas (Zaragoza, España).

En 2026 le tocará el turno al Aurelia, un crossover mediano (segmento D) que se producirá en Melfi (Italia) junto con el DS 7 Crossback, con el que compartirá desarrollo. Se comercializará exclusivamente con trenes motrices eléctricos, siendo el primer Lancia de la historia en prescindir de los motores de combustión interna.

El colofón final llegará en 2028 de la mano de la cuarta generación del Delta, un compacto (segmento C) que también se comercializará únicamente como eléctrico. Ese mismo año se lanzará el restyling de mitad de vida del Ypsilon, lo que conllevará la desaparición de sus variantes mild-hybrid. Por lo tanto, Lancia pasará a ser una marca eléctrica.

El primer modelo de la «nueva» Lancia será el Ypsilon

Lancia volverá a España en 2024

Los nuevos Lancia tendrán un diseño muy italiano, más limpio, sencillo y atemporal que sus hermanos de DS, de carácter más barroco. Está previsto que elementos icónicos como la calandra en forma de cáliz se reinterpreten para mezclar tradición y modernidad, mientras que los interiores beberán de los clásicos de la marca y de los grandes diseñadores de muebles italianos.

Carlos Tavares, director ejecutivo de Stellantis, ha dado diez años a Lancia para ser rentable. Una de las claves para lograrlo será su red de distribución: la compañía apostará por un modelo de venta directa en el que los concesionarios actuarán como simples agentes. Además, potenciará las ventas online (aspira a que supongan el 50% del total) y compartirá salas de exposición con Alfa Romeo y DS, las otras firmas premium del grupo.

Lancia, que anunciará su estrategia comercial en Europa en el segundo trimestre de 2022, comenzará su reconquista europea por Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia y Suiza. En total desplegará 100 centros de distribución en 60 de las principales ciudades del viejo continente. En nuestro país las urbes elegidas serán Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia. Está previsto que haya entre cinco y siete centros inicialmente.

Fuente | La Tribuna de Automoción

Compártelo: