Un 38% de consumidores británicos ahora valoran comprarse un coche eléctrico por el alza de los combustibles

Esto se veía venir. El incremento del precio del combustible refinado, sobre todo gasolina y gasóleo, ha provocado cambios temporales en los hábitos de los conductores, pero también ha condicionado sus futuras preferencias de compra. Esta es la famosa destrucción de demanda de la que hablaban los analistas, una cosa es reducir el consumo de un bien o servicio, y otra diferente elegir no volverlo a consumir en el presente o el futuro.

What Car? ha realizado una vez más una encuesta para conocer las futuras tendencias de compra. Este año el 21% de los consumidores encuestados ya valoraban comprarse un coche eléctrico, el 38% ahora sí los tienen en cuenta, y el 41% dicen que prefieren seguir utilizando modelos térmicos. O lo que es lo mismo, el 59% de la muestra considera comprarse un coche eléctrico.

Eso está muy por encima de los datos del mercado británico en la actualidad. En lo que vamos de año, con datos de seis meses, el 16% de las matriculaciones de coches nuevos han correspondido a versiones totalmente eléctricas, mientras que en el primer semestre de 2021 la cuota fue del 11%. Por lo tanto, los coches eléctricos han aumentado sus ventas en términos relativos (cuota) un 50% de 2021 a 2022.

Las ventas de híbridos enchufables se desinflan en el Reino Unido, habiendo caído un 5,4% hasta mayo. Por cada híbrido enchufable se matriculan dos coches eléctricos puros

Marie, dueña de un Nissan e-NV200

El 88% de los encuestados incrementó en el gasto semanal de combustible. El 31% declaró estar gastando 10-20 libras más a la semana, un 26% calculó que 20-30 libras más; sirva como referencia que 10 libras son unos 12 euros al cambio. El resto de la muestra hasta el 88% aumentó su gasto aún más.

Los encuestados también hablaron de cómo han tratado de contener el aumento de la factura de combustible. El 53% redujo las distancias que recorría habitualmente. De los que sí redujeron distancias, el 57% acortó sus trayectos semanales entre 32 y 80 kilómetros, y el 21% recorrió 80 a 160 km de menos. Parte de esto explica que el 12% de los encuestados no hayan aumentado su gasto en combustible, usarán mucho menos el coche o ya tendrán uno eléctrico.

Actualmente, moverse en un coche eléctrico en el Reino Unido es hasta 10 veces más barato por kilómetro o milla recorrida que usando gasolina o gasóleo. El año pasado hubo un ensayo general de esta situación, cuando los problemas logísticos derivados del Brexit provocaron que algunas gasolineras se quedasen sin combustible durante días, y a que los precios aumentasen pero ni de lejos hasta 2 libras por litro. La búsqueda de coches eléctricos se disparó.

Fuente | What Car?

Compártelo: