Tesla le pide más de 20.000 euros por baterías nuevas para su Model S y el dueño aduce defecto de diseño. Se ha pasado a BMW

Cuando existen discrepancias con el servicio técnico de Tesla, un recurso habitual es quejarse en redes sociales -lo cual a veces funciona-. Es el caso de Mario Zelaya, un residente de Canadá que compró nuevo un Tesla Model S por 141.852,10 dólares canadienses (106.690 euros al cambio), hace más de ocho años. Las baterías de su coche han dicho basta y el coche se ha convertido en un ladrillo.

Según su relato, las baterías han acabado fallando tras expirar el periodo de garantía (ocho años) por un problema que ya se estaba reproduciendo antes. Concretamente, dice que el sistema de condensación del aire acondicionado ha ido vertiendo agua sobre las baterías hasta que han sufrido un fallo catastrófico. El fabricante no le explica adecuadamente la causa del fallo, solo le ha presupuestado el cambio de mismas y son más de 20.000 euros incluyendo impuestos.

Esta gresca viene de lejos, ya se diagnosticó el problema en marzo y muestra pruebas a cámara en este vídeo. El coche empezó a fallar antes y los técnicos atribuyen el problema a un bajo voltaje, cuando lo que fallan son las baterías de alto voltaje, no la de 12 voltios. Zelaya ha tenido que salir al paso de las críticas de quienes no le creen, pero ha llegado a mostrar hasta la copia del cheque que usó para pagar el coche.

@supermariozelaya My opinion: Tesla shut down my car over the air because my videos after refusing to pay for a new battery. #tesla #car ♬ original sound – Mario Zelaya

El señor Zelaya se ha negado a pagar dicha cantidad y ha optado por vender el coche como está, pero está completamente bloqueado. Es más, ha preferido pagar 22,5 euros por una copia de la documentación para poder deshacerse de él por 26.000 dólares canadienses (19.550 euros). En Canadá son menos partidarios del uso de explosivos para llamar la atención.

Zelaya acusó al fabricante de haber convertido su coche en un ladrillo (no se puede ni abrir) por haber empezado a protestar en TikTok. No ha dejado de hacerlo, es más, sus vídeos sobre el tema superan las 200.000 reproducciones en cualquier caso, y el incrustado sobre estas líneas ya lleva 13,6 millones, así que ruido está haciendo.

Pero no se ha quedado en el ciberpataleo, también ha contactactado con el regulador canadiense para ver si hay alguna irregularidad, y tiene constancia de que hay por lo menos otro propietario con el mismo problema: un fallo de diseño que acaba arruinando el coche, y que Tesla no está por la labor de solucionar si se ha expirado la garantía.

@supermariozelaya Replying to @poppoandy Funny enough, that’s my new daily driver. I love it. Going to wait for the 2023 Alpina model to come out then upgrading. #bmw #car #tesla ♬ Solitude (Felsmann & Tiley Reinterpretation) [Sped Up] – M83

No solo recomienda no volver a comprar un Tesla, se ha pasado de nuevo al «lado oscuro». Ahora tiene un BMW X5 M50i de gasolina de 523 CV. Su precio base es de 99.054 dólares canadienses más extras, por lo que queda claro que no era un problema de no poder pagarse el arreglo, sino que no le da la gana hacerlo por una cuestión de principios.

El daño que puede hacer este hombre con sus vídeos en TikTok puede ser superior al coste de reemplazarle las baterías sin haber rechistado. Así son las cosas en nuestra era.

Compártelo: