¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La oposición alemana retira una encuesta después de recibir un 86% de los votos a favor de prohibir los motores de combustión en 2035

En los últimos meses, las ventas de coches eléctricos han sufrido un fuerte descenso en Alemania a raíz de la repentina supresión de las ayudas estatales. Esto ha supuesto un duro golpe a la expansión de este tipo de vehículos a nivel europeo, pues el país germano sigue siendo el principal mercado del viejo continente en términos de volumen.

La desaparición de los subsidios fue anunciada el 17 de diciembre del año pasado después de que el Tribunal Constitucional Federal declarara ilegal a mediados de noviembre la asignación de fondos inicialmente reservados para luchar contra la pandemia de COVID-19 a proyectos de protección del clima, algo que fue denunciado por la oposición.

Dicha oposición ha hecho precisamente de su defensa del motor de combustión interna uno de los temas centrales de su campaña de cara a las elecciones europeas, que tendrán lugar dentro de poco más de una semana. La CDU, perteneciente al PPE (Partido Popular Europeo), habla abiertamente de abolir la prohibición de vender coches térmicos nuevos en el mercado común a partir de 2035.

Según informan nuestros compañeros de Motor.es, el partido incluso lanzó una encuesta pública para saber si la ciudadanía apoya la revocación de la norma; sin embargo, tuvo que retirarla en menos de 24 horas debido a que la inmensa mayoría de participantes respaldaban los planes de la Unión Europea.

Volkswagen ID.3

La CDU afirma que la encuesta fue manipulada

De los más de 145.000 votos recibidos (cada ciudadano sólo podía participar una vez, una medida que buscaba dar una mayor credibilidad a la encuesta), el 86% eran favorables a la prohibición de vender automóviles nuevos con motor de combustión interna en 2035. La postura de la CDU sólo fue respaldada por el 14% de las personas consultadas.

La justificación del partido para retirar la encuesta es que pudo ser manipulada debido al registro automático de decenas de miles de votos. «Esto es completamente inaceptable y, por lo tanto, la encuesta se ha cancelado». Sin embargo, otras encuestas independientes señalan resultados similares: la mayoría de alemanes defienden la transición al coche eléctrico.

Jürgen Resch, director general de Environmental Action Germany (DUH), advierte de que la CDU está intentando «torpedear con todas sus fuerzas la única medida de protección climática de la Unión Europea realmente eficaz en el sector del transporte en los últimos años». La organización explica que los combustibles sintéticos defendidos por algunas formaciones políticas no estarán disponibles en cantidades suficientes y serán necesarios en industrias más difíciles de electrificar, véase el transporte marítimo o la aviación. Además, son una solución energéticamente ineficiente, lo que obligaría a Alemania a multiplicar sus plantas fotovoltaicas y eólicas a una escala inviable.

Fuente | Motor.es

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame