¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Se filtra el BYD Seal Mini, un prometedor compacto eléctrico… casi tan grande como el Tesla Model 3

Hace unas semanas, BYD presentó con motivo del Salón del Automóvil de Pekín 2024 el prototipo Ocean-M, un adelanto muy cercano a producción del futuro hatchback mediano de la compañía. Entre otras novedades, este concept fue el encargado de estrenar la nueva arquitectura modular e-Platform 4.0, llamada a reemplazar a la e-Platform 3.0 de los Dolphin y Seal.

Ahora, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China ha filtrado el modelo definitivo, que es prácticamente idéntico al show car. Eso sí, su nombre no será Ocean-M, ya que BYD ha registrado cuatro denominaciones diferentes: Seal X, Seal 05 EV, Seal 06 GT y Seal Mini. Lo más probable es que esta última sea la elegida para los mercados internacionales.

A pesar de su nombre, el Seal Mini no tiene nada de «mini», más bien todo lo contrario: mide 4.63 metros de largo, 1.88 metros de ancho y 1.49 metros de alto, con una batalla de 2.82 metros. Por comparar, un Polestar 2 mide 4.61 metros, un Skoda Enyaq 4.65 metros y un Tesla Model 3 4.72 metros.

Por lo tanto, se trata de una propuesta muchísimo más grande que los CUPRA Born (4.32 metros), MG4 Electric (4.29 metros), Opel Astra Electric (4.37 metros), Peugeot E-308 (4.37 metros) o Volkswagen ID.3 (4.26 metros). Supera incluso al que hasta ahora era el integrante de mayor tamaño de la categoría, el Honda Civic (4.55 metros).

BYD Seal Mini

El BYD Seal Mini podría estrenar las baterías Blade de segunda generación

El BYD Seal Mini estará disponible en tres versiones, dos single motor de tracción trasera y otra dual motor con tracción total. Sus niveles de potencia serán de 218 CV (160 kW), 224 CV (165 kW) y 150 + 272 CV (110 + 200 kW) respectivamente. No se tratará de un vehículo precisamente ligero, puesto que las diferentes variantes pesarán 1.850, 1.940 y 2.060 kg.

El lanzamiento del Seal Mini tendrá lugar en el tercer trimestre de este año, y se espera que más adelante llegue al mercado europeo, donde los hatchbacks suelen gozar de gran aceptación comercial. Dentro de la gama de BYD, el recién llegado se situará por encima del Dolphin (4.29 metros) y por debajo del Seal berlina (4.80 metros).

Se rumorea que el Seal Mini podría ser el primer automóvil del fabricante asiático en montar las baterías Blade de segunda generación, que mantendrán su química LFP (litio-ferrofosfato) y sus celdas de tipo «cuchilla», pero disfrutarán de una densidad energética mejorada de 190 Wh/kg. Por supuesto, seguirán ofreciendo una amplísima vida útil de 5.000 ciclos, uno de sus principales puntos fuertes.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame