¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

A partir de 2029 se venderán más coches eléctricos en Europa que diésel y gasolina combinados

De acuerdo con un informe realizado por la firma de investigación Dataforce, los coches eléctricos volverán a ganar cuota de mercado de forma significativa en Europa a partir de 2025 tras el enfriamiento de la demanda experimentado en 2024. Esta tendencia se mantendrá en los próximos años, culminando en un sorpasso a los modelos térmicos en 2029.

En su «EU Passenger Car Report 2024», Dataforce señala que el año que viene los coches eléctricos lograrán una participación del 23% en el viejo continente, cifra que se duplicará a finales de la década hasta alcanzar el 48%. Por contra, la cuota combinada de turismos diésel y gasolina habrá caído para 2029 del 64% registrado en 2023 a apenas un 34%.

Este cambio de tendencia se deberá a varios factores, incluyendo la entrada en vigor de objetivos de reducción de emisiones más estrictos, así como la llegada de coches eléctricos más asequibles gracias a las economías de escala. Además, los avances en materia de autonomía y carga los harán más atractivos de cara al público.

Pero antes, las ventas atravesarán una sequía temporal debido a la desaparición de las ayudas a la compra en Alemania, el mayor mercado europeo. En lo que va de año se han matriculado un tercio menos de automóviles eléctricos en el país germano respecto al mismo periodo de 2023, lo que está arrastrando al resto de Europa.

Pronóstico de Dataforce

Las ventas de coches eléctricos se recuperarán con rapidez

Para que la transición a la movilidad eléctrica resulte un éxito, será necesario que los Estados miembros de la Unión Europea aceleren el desarrollo de la infraestructura de carga pública, un punto fundamental para la popularización de este tipo de vehículos. «Es necesario aumentar urgentemente las inversiones en infraestructura de carga pública si queremos […] cumplir los objetivos climáticos», declaraba recientemente Sigrid de Vries, directora general de ACEA (Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles).

«Necesitamos una adopción masiva de los coches eléctricos en todos los países de la Unión Europea para alcanzar los ambiciosos objetivos de reducción de dióxido de carbono de Europa. Esto no sucederá sin una amplia disponibilidad de infraestructura de carga pública en toda la región. Estamos muy preocupados debido a que el despliegue de infraestructura no ha seguido el ritmo de las ventas de automóviles eléctricos en los últimos años. Es más, esta brecha corre el riesgo de ampliarse en el futuro, en mucha mayor medida de lo que estima la Comisión Europea».

Fuente | Dataforce

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame