¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

BMW cree que las previsiones sobre los coches eléctricos antes eran demasiado optimistas y ahora demasiado pesimistas

«Hace dos años las estimaciones sobre los coches eléctricos eran demasiado optimistas, y ahora son demasiado pesimistas. Creo que con la llegada de más modelos con mayor autonomía y tiempos de carga más cortos, algunas de las trabas a la compra se eliminarán». Con estas palabras, Jochen Goller, miembro del Consejo de Administración de BMW responsable de ventas, ha quitado hierro al supuesto enfriamiento de la demanda de coches eléctricos.

En su opinión, la tendencia predominante sigue apuntando al crecimiento de los coches eléctricos. En los últimos meses, las ventas en Europa se han estancado a raíz del repentino final de las ayudas estatales en Alemania; sin embargo, China sigue «tirando del carro», pues los híbridos enchufables y los eléctricos puros ya rozan una cuota del 50% en el país asiático.

BMW planea mantener dos gamas paralelas en los próximos años: una compuesta por modelos de gasolina, diésel e híbridos enchufables, y otra formada exclusivamente por eléctricos a baterías. Aunque sus coches eléctricos actuales se basan en plataformas multienergía, a partir de 2025 pasarán a utilizar una arquitectura dedicada: la ambiciosa Neue Klasse.

Diseñada específicamente para vehículos de este tipo, la nueva base cubrirá todas las categorías en las que BMW está presente; es decir, los segmentos C (compactos), D (medianos), E (ejecutivos) y F (de representación). De acuerdo con una serie de documentos filtrados hace unos meses, la familia eléctrica «i» irá desde el pequeño i1 (equivalente al Serie 1) al suntuoso i7 (equivalente al Serie 7).

BMW Vision Neue Klasse y Vision Neue Klasse X

La plataforma Neue Klasse debutará el año que viene con el iX3 de segunda generación

La plataforma Neue Klasse ofrecerá una enorme flexibilidad en términos de tamaño y distribución de los órganos mecánicos, ya que aceptará configuraciones de tracción delantera, trasera y total. También servirá como base para los modelos de altas prestaciones de la división M (Motorsport), pudiendo montar hasta cuatro motores capaces de entregar 1.360 CV (1.000 kW) de potencia.

Por otro lado, será la encargada de estrenar las nuevas baterías de sexta generación desarrolladas por la propia BMW. Estas celdas cilíndricas estarán disponibles en dos formatos: 4695 para berlinas y 46120 para SUV. La química empleada será la conocida NCM (níquel, cobalto, manganeso), si bien tendrán un cátodo con mayor porcentaje de níquel y menos cobalto, así como un ánodo rico en silicio.

BMW estima que estas baterías supondrán una mejora del 20% en la densidad energética, del 30% en la autonomía y del 30% en los tiempos de carga, algo a lo que también ayudará el sistema eléctrico de 800 voltios que integrará la plataforma Neue Klasse. En un principio, sus futuros coches eléctricos ofrecerán hasta 1.000 km de autonomía y tiempos de carga (10-80%) de entre 12 y 20 minutos.

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame