¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla actualizará 125.000 unidades de Tesla por un problema en el sensor del cinturón de seguridad

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA) ha informado que una llamada a revisión de hasta 125.000 unidades de Tesla debido a un problema en el sensor que detecta al ocupante del asiento del conductor. Un problema que puede tener como consecuencia que a pesar de estar sentado, el sistema no detecte cuando circula sin el cinturón de seguridad anclado.

Esta llamada a revisión incluye algunos vehículos Model S, 2012-2024, Model X, 2015-2024, Model 3, 2017-2023 y Model Y, 2020-2023.

El sistema de aviso de que el cinturón de seguridad no está anclado incluye señales sonoras y visuales al conductor para avisarle de que su cinturón de seguridad no está abrochado. Pero, según la NHTSA, en algunas unidades, las señales sonoras y visuales no se estaban activando cuando el conductor circulaba sin el cinturón puesto.

El sensor afectado forma parte de un circuito que proporciona una señal cuando el conductor está sentado. Una solución clásica que, según el hacker de Tesla, Greentheonly, Tesla dejará de utilizar para apostar por la cámara interior.

Al usar la cámara interior, que está colocada sobre el espejo retrovisor, Tesla podrá resolver el problema del sensor de ocupación, pero también podrá eliminar el propio sensor físicamente, entre cinco y siete unidades por coche, para de esa forma reducir los costes de producción de sus vehículos.

Actualmente, Tesla ya utiliza la cámara interior para diversas tareas, como detectar si hay ocupantes en el vehículo y para monitorear la atención del conductor cuando utiliza el sistema de conducción autopilotada, detectando por ejemplo cuando retira la vista de la carretera.

Entre las ventajas de la alternativa visual está, además del ahorro de materiales y costes, también el poder ofrecer una información más fiable, ya que muchas veces el sensor no distingue entre un objeto y una persona.

En el lado negativo puede encontrarse que muchos usuarios han expresado su preocupación relativa a la privacidad en el uso de la cámara interior del vehículo. Y es que hace unos meses ha saltado la polémica al descubrirse que los empleados de Tesla podían acceder a las imágenes de los propietarios, y que incluso llegaron a compartir esos vídeos en las redes sociales.

Algo que ha motivado que muchos usuarios hayan decidido tapar esa cámara, lo que ahora puede chocar con esta actualización.

Y es que precisamente Tesla solventará esta «llamada a revisión» con una actualización a distancia, que supondrá que los propietarios no tendrán que visitar su taller más cercano para solucionar este imprevisto.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame