¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

MINI será la marca europea más afectada por los aranceles a los coches eléctricos fabricados en China

Los aranceles punitivos a los coches eléctricos de origen chino que la Unión Europea introducirá a principios del mes que viene no sólo afectarán a las marcas del país asiático, sino también a los grupos occidentales que produzcan automóviles en dicha región para después venderlos en el viejo continente.

Una de las firmas europeas que más afectadas se verán por las medidas proteccionistas de Bruselas será MINI, cuyos Cooper y Aceman eléctricos se ensamblan en China a través de una joint venture con el fabricante local Great Wall. Puesto que la empresa conjunta entre BMW (matriz de MINI) y Great Wall no ha aportado la suficiente información durante la investigación antisubsidios llevada a cabo por la Comisión Europea, se enfrentará al tipo de arancel más alto (38.1%).

Esto podría suponer un duro golpe para la firma británica, pues los Cooper y Aceman eléctricos son dos productos clave de cara a cumplir con las cada vez más estrictas normativas de emisiones europeas. La compañía sólo comercializa otro modelo 100% eléctrico en la actualidad: el Countryman, que si bien se produce en Alemania, resulta mucho más costoso que sus hermanos pequeños.

Consciente de ello, BMW recientemente confirmó que los Cooper y Aceman eléctricos pasarán a fabricarse en Oxford (Reino Unido) a partir de 2026. La planta inglesa, que actualmente produce los Cooper térmicos de tres y cinco puertas, deberá adaptar sus líneas con rapidez para acoger la nueva plataforma eléctrica. Para ello, las instalaciones recibirán una inversión de 600 millones de libras.

MINI Aceman

Los MINI Cooper y Aceman pasarán a ensamblarse en Oxford (Reino Unido) en 2026

Este movimiento es similar al anunciado por Volvo, que a partir del año que viene comenzará a producir los EX30 destinados al mercado europeo en su planta de Gante (Bélgica). BMW, que fabrica el iX3 en China en colaboración con Brilliance, planea hacer la segunda generación del SUV eléctrico en Debrecen (Hungría). Su llegada está prevista para 2025, por lo que el iX3 no padecerá los nuevos aranceles durante demasiado tiempo.

Otros modelos como el CUPRA Tavascan, el Dacia Spring o el Tesla Model 3 sin embargo no parece que vayan a empezar a ensamblarse en Europa a corto plazo. Teniendo en cuenta que tanto el Spring como el Model 3 gozan de gran éxito entre el público europeo, no sería de extrañar que Renault y Tesla tomen medidas en el futuro para garantizar su competitividad.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame