¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

SEAT pierde su futuro coche eléctrico de 20.000 euros

SEAT finalmente no tendrá su esperado coche eléctrico de 20.000 euros. A pesar de que el Grupo Volkswagen confirmó hace unas semanas su intención de lanzar para 2027 un urbano de bajo coste como propuesta de acceso a su gama cero emisiones, la firma española no se beneficiará de este desarrollo.

Así lo ha anunciado en una reciente entrevista Wayne Griffiths, CEO de SEAT S.A., el cual ha dejado claro que sus prioridades actualmente están «en otra parte». Por lo tanto, en el futuro próximo todas las inversiones en electromovilidad se concentrarán en la marca CUPRA, que ya cuenta con dos modelos de este tipo en su oferta: los Born y Tavascan, a los que se unirá el año que viene el Raval.

Este último forma parte del proyecto Small BEV, a través del cual el Grupo Volkswagen está desarrollando una familia de cuatro modelos eléctricos con un precio de partida objetivo de 25.000 euros antes de ayudas: el Skoda Epiq, el Volkswagen ID.2 y su derivado SUV, y el antes mencionado CUPRA Raval. Todos ellos se fabricarán en España: los hatchback en Martorell (Barcelona) y los SUV en Landaben (Navarra).

Aunque el conglomerado alemán llegará a la categoría de los utilitarios eléctricos de 25.000 euros más tarde que Renault y Stellantis, Griffiths no cree que esto vaya a ser un problema. «Lo que más me pregunto es: ¿no nos estamos electrificando demasiado rápido?». Por este motivo, SEAT seguirá centrándose en los motores de combustión interna.

CUPRA Raval Concept

SEAT extenderá la vida comercial de su gama térmica

«CUPRA se centrará en la electromovilidad, SEAT en coches de gama básica con motores de combustión e híbridos. Esto nos da la ventaja de seguir siendo flexibles». El directivo no concreta si SEAT se electrificará más adelante, haciendo hincapié en la necesidad de elegir el momento adecuado para dar el salto de una tecnología a otra.

Por lo pronto, SEAT planea estirar la vida comercial de su actual gama térmica hasta finales de la década. Si bien el Tarraco desaparecerá a corto plazo sin reemplazo directo, los Ibiza y Arona se someterán a un segundo restyling en 2025 para mantenerse competitivos en el segmento B, una de las categorías más importantes de Europa por volumen de ventas. Lo mismo ocurrirá con el Ateca, cuya trayectoria durará lo mismo que la de su mellizo, el Skoda Karoq. El León por su parte recientemente se benefició de un ligero facelift.

Fuente | Handelsblatt

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame