¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La nueva Opel Combo eléctrica es 4.000 euros más cara que la diésel ¿Merece la pena pagar la diferencia?

Los clientes en España pueden configurar en la web de Opel la nueva versión de la Combo eléctrica. Una furgoneta turismo que está pensada para uso familiar, pero que también puede ser una alternativa de precio «accesible» para las pequeñas empresas. Un modelo que tiene un precio, antes de ayudas o promociones, que se coloca ligeramente por encima de la variante diésel lo que hará que muchos se piensen qué opción seleccionar.

La versión eléctrica es una variante que incorpora elementos de los turismos, con conectividad, sistema de info-entretenimiento multimedia, pantalla táctil en color de 10 pulgadas, así como varios sistemas de asistencia (el Combo Electric puede llevar a bordo hasta 18 ayudas a la conducción).

Los clientes pueden elegir entre dos medidas: 4,41 metros con espacio para hasta cinco personas para la más pequeña, mientras que la variante XL crece hasta los 4,76 metros de largo, y donde encontraremos  espacio para hasta siete pasajeros en tres filas.

Dependiendo de la configuración de los asientos, la Combo XL tiene un volumen de carga máximo de 4.000 litros (con el asiento del acompañante abatido y la carga hasta el techo). Además, cuenta con elementos como una luna trasera que se abre por separado, lo que facilita el acceso al espacio de carga.

En el plano mecánico, la Combo eléctrica cuenta con un motor de 100 kW (136 CV) y un par máximo de 270 Nm, que le impulsan hasta una velocidad máxima de 135 km/h. La batería por su parte es un pack de 50 kWh brutos, que le proporcionan 345 km de autonomía homologada.

Los conductores tendrán a su disposición hasta tres modos de conducción: Eco, Normal y Power. Algo que permitirá adaptar la entrega de potencia a las necesidades de cada momento.

La carga por su parte podrá ser de hasta 11 kW en corriente alterna, mientras que la carga rápida le permite llegar al 80% en 30 minutos gracias a un sistema de 100 kW.

Una propuesta que cuenta con bomba de calor de serie en todos sus acabados, una amplia zona de carga gracias a la posición en los bajos del vehículo de su batería, un nuevo diseño y que tiene un precio que en España, antes de ayudas o promociones, arranca en los 32.295 euros para la versión M, y desde 33.155 euros para la XL.

Una cifra que podemos comparar con los 28.262 euros en los que arranca la Opel Combo diésel, que además corresponde a la versión «Furgón» y no la turismo que solo está disponible en variante eléctrica.

Algo que nos indica que la eléctrica es 4.033 euros más cara que la diésel «manual» y furgón. Una diferencia que hará que muchos se piensen dos veces la decisión ya que es una distancia que podrán compensar con el menor coste operativo de la eléctrica, por el acceso a las zonas de bajas emisiones, también el poder aparcar gratis en las zonas de reguladas de la mayor parte de los ayuntamientos, a lo que podemos añadir el poder pedir las ayudas públicas, que permiten acercar todavía más las diferencias.

Fuente | Opel

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame