El coche eléctrico, una cuestión de seguridad nacional


El ex presidente de General Motors, Bob Lutz, además de ser uno de los culpables de que el fabricante norteamericano retomase su programa de coches eléctricos, también es un gran defensor de este tipo de tecnología, e incluso una vez retirado del puesto, sigue siendo una voz autorizada que no duda en usar su ganada influencia para extender los beneficios del coche eléctrico.

En una entrevista, el Sr Lutz además de repetir los muchos beneficios que este tipo de coches supondrá para nuestra sociedad, también ha incidido en uno de los más graves problemas de la dependencia del petróleo, y es la gigantesca cifra que cada año debe destinar el gobierno americano en proteger sus intereses, concretamente 61.0000 millones de euros dilapidados en garantizar a los norteamericanos el suministro del oro negro.

Según Lutz, las duras críticas de la derecha hacia los coches eléctricos es todo “un misterio” para el, ya que con estos, se gastará menos gasolina, lo que supondrá reducir los gastos en seguridad, aumentar los fondos para inversiones interiores y de paso, se salvarán muchas vidas de soldados norteamericanos (y otros tantos civiles) que sirven protegiendo los intereses de las petroleras.

Según Lutz.

El atractivo de los vehículos híbridos enchufables y los eléctricos como el Chevy Volt y el Nissan Leaf, es que funcionan con electricidad, una energía que puede ser generada a partir de muchas fuentes, tanto nuclear, carbón, el gas natural y energías renovables, fuentes de energía nacionales, es decir, los países exportadores de petróleo no serán capaces de acaparar el mercado, a lo que tenemos que sumar que el precio de la electricidad es mucho menos volátil que el precio del petróleo

Se puede decir más alto pero no más claro, los coches eléctricos nos ofrecen una forma de liberarnos de la absurda dependencia del petróleo, un recurso en manos de unos pocos que provocan subidas y bajadas, cada vez menos, a su antojo y de la que depende en su totalidad nuestra economía, una economía que vemos cada día como se empobrece, mientras las petroleras y los países productores se enriquecen a nuestra costa.

Artículos relacionados:
La crisis de Ormuz, un nuevo ejemplo de nuestra absurda y peligrosa dependencia energética

Fuente | Autobloggreen


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    July 22, 2012

    Que ganas tengo de ver a los paises productores de petroleo viviendo de la cantidad y calidad de su trabajo….

    Reply

Leave a comment