recarga coches elctricos


Noticias Tesla, el Model S tendrá una actualización en 2015 y usarán supercondensadores

Cada reunión de accionistas de Tesla es una posibilidad de asomarse al futuro de la automoción por parte de un fabricante que no para de evolucionar y sorprender a propios y extraños, y la que ha tenido ayer lugar en sus oficinas de Mountain View, California, no ha sido una excepción.

Entre los muchos temas tratados, merece especial atención el anuncio de que el Model S recibirá su primera actualización en 2015, apenas tres años después del comienzo de su producción, un periodo algo más corto de lo normal y que podría indicarnos que esta puede ser el habitual reestyling que los fabricantes suelen hacer a mitad de vida útil de sus modelos, una renovación que de momento no se ha confirmado se limitará a cambios estéticos que actualicen una imagen que sin darnos cuenta, llevamos viendo cuatro años desde la presentación del primer prototipo, o llegará de la mano de modificaciones más profundas.

Uno de los aspectos que más fuerza está ganando con el paso del tiempo es la posibilidad de que el Model S reciba una nueva generación de baterías en las que ya están trabajando, y que además de su evolución a nivel de acumulación de energía, estas verán aumentar la capacidad de sus packs más allá de los 85 kWh que en estos momentos es el más grande y que permitirán autonomías por encima de los 600 kilómetros en dos años.

Al mismo tiempo Elon Musk también ha hablado del futuro modelo de acceso a la gama Tesla, un modelo que tendrá 320 kilómetros con cada carga, una medida que será la mínima que tendrán los modelos del fabricante norteamericano. Este llegará dentro de tres o cuatro años, sobre el 2017, y llegará también con un sistema de baterías desarrolladas de forma conjunta con la japonesa Panasonic y que según Musk, espera que sean lo más económicas posibles y lograr que este salga al mercado por una cifra aproximada de 35.000 dólares, un precio rompedor que permitirá a Tesla disparar su nivel de producción.

La recarga es una de las principales preocupaciones de los propietarios de coches eléctricos, y Tesla es plenamente consciente de ello y para eso ha puesto en marcha una red se supercargadores que permiten recuperar la autonomía de los coches en pocos minutos, y que gracias al aumento de la potencia de estas permiten recuperar en torno a las tres horas de conducción en apenas 20 minutos conectados, una red que en estos momentos solamente los propietarios del Model S dotado de la batería de 85 kWh pueden utilizar, pero que a medio plazo podrá ser usada por todos los modelos de Tesla.

También ha tenido Musk tiempo de comentar la reciente puntuación de la revista de la asociación de consumidores de los Estados Unidos, Consumer Reports, famosa por ser bastante dura con sus puntuaciones y que ha otorgado un histórico 99 sobre 100, y la pregunta que se ha formulado es ¿por qué no se ha logrado el 100? La respuesta de Musk ha sido que este punto ha quedado por culpa de la expansión de los sistema de recarga, que todavía no permite una confianza absoluta a los conductores de su coche, y que le ha impedido lograr la perfección.

También ha aprovechado Musk para sacar pecho a nivel económico, y de esa forma después de lograr los primeros beneficios de su historia, ha confirmado que ha logrado captar más dinero del esperado y después de la devolución de los préstamos del gobierno americano, cuentan con unos 760 millones de dólares en su cuenta, un dinero que quedará como un respaldo para imprevistos.

Pero esto es sólo una parte del encuentro de Musk con sus accionistas, un encuentro que podéis ver al completo en el siguiente vídeo de 50 minutos que no tienen desperdicio.

 

Vídeo | livestream