Mercedes-Benz Gazelle 1929 eléctrico | forococheselectricos

Mercedes-Benz Gazelle 1929 eléctrico


Muchas veces, por muy aficionado a la tecnología que seas, los ojos se te llenan como platos al ver uniones como la de este coche. Se trata de un Mercedes Gazelle de 1929 al que le han sustituido su motor gasolina, totalmente irrecuperable según su propietario, y le ha instalado un motor eléctrico.

Advertisement Advertisement

Cuando vemos este tipo de coches a la venta en los Estados Unidos, donde la conversión supone una mañana en la ITV local, y te pones a pensar que en nuestro país supone meses de lucha y miles de euros, te dan ganas de coger el primer avión y plantarte en el ministerio de industria y preguntarle al ministro ¿por que nosotros?

Con esta maravilla restaurada puedes recorrer con más estilo que nadie las calles de tu ciudad a una velocidad máxima de 104 kilómetros por hora y recorrer una más que digna distancia de 72 kilómetros con una sola carga. Aunque la velocidad habitual será la mínima permitida para que los ojos de los transeúntes puedan observar semejante maravilla al detalle.

Marca solamente 3200 kilómetros, que son los que ha recorrido su propietario residente en Nevada, desde su conversión. ¿Y el precio?, supongo que en nuestro país sería incalculable, pero en ebay ha sido vendido por la ridícula cantidad de 8,800 dólares (6,6660 euros)




Compártelo:

3 comentarios en «Mercedes-Benz Gazelle 1929 eléctrico»

  1. Los más puristas restauradores de coches clásicos/históricos dirían que es una locura sustituir la «maquinaria de precisión» (10% eficiencia..) por un sistema eléctrico, pero yo creo que es una opción ideal para quienes tengan un clásico en buen estado de chapa y motor cascado. La apariencia seguirá siendo la misma de siempre y el funcionamiento mucho más suave, silencioso y sobretodo fiable. Ese coche en Europa no tiene precio, un coleccionista de MB históricos pagaría cualquier cantidad por él (claro que siendo eléctrico pierde valor como vehículo histórico).

    Responder

Deja un comentario