Greyp G-12, la bici eléctrica de Rimac
Greyp G-12

Greyp G-12, la bici eléctrica de Rimac


Greyp G-12

Advertisement Advertisement

Rimac son conocidos por desarrollar el super deportivo eléctrico más espectacular de todos los tiempos, el Concept One, un monstruo de más de 1.000 caballos diseñado y fabricado en las instalaciones situadas en Croacia desde donde ahora nos llega una propuesta totalmente diferente, una bicicleta eléctrica.

Como era de esperar, la Greyp G-12 no es una bici cualquiera y en su interior encontramos tecnología puntera que la convierten en uno de los modelos más potentes y avanzados del momento y que pretende juntar lo mejor del mundo de las motos, con el de las bicicletas, todo con un resultado como veremos a continuación a la altura de las expectativas.

 

Greyp G-12 bicicleta eléctrica rimac

La G-12 puede funcionar con o sin pedales, y para que la homologación europea no sea un problema, cuenta con una centralita mediante la que podremos limitar la potencia a los 250W y 25 km/h oficiales, una limitación que al igual que los pedales podremos retirar de una forma extremadamente sencilla.

Cuenta con un motor eléctrico BLDC de accionamiento directo mediante imanes de neodimio que cuenta con una potencia máxima de nada menos que 12 kW (16 CV) toda una bomba de relojería que nos impulsa en cuestión de segundos hasta su velocidad máxima que en esta ocasión ha sido limitada a 65 km/h, un motor que empuja desde la rueda trasera y que apenas cuenta con 1 kW menos que el Renault Twizy, pero con una importante diferencia de peso ya que la Greyp se queda en los 49 kilos, mientras que el más pequeño de los Renault llega a los 450 kilos, algo que nos puede dar una idea de la aceleración de la bici.

greyp-g12

La batería es también uno de los protagonistas de este conjunto, un pack de Litio-Nanofosfato procedentes de A123 que cuenta con una capacidad de 1.3 kWh y que le proporciona una autonomía máxima de 120 kilómetros con cada carga y que puede recargarse al 80% en apenas 30 minutos mediante una toma de corriente de 230V. La vida útil es también uno de los puntos fuertes de este pack, y como indican en su web, esta puede alcanzar los 3.000 ciclos de descarga y mantener el 80% de capacidad.

Para aumentar la autonomía la Greyp G-12 cuenta con frenada regenerativa, un sistema habitual en las bicicletas eléctricas y que nos puede ayudar a incrementar de forma importante nuestro alcance, un sistema que según los diseñadores de Rimac, logra alcanzar una potencia de 2 kW, por lo que apenas tendremos que utilizar los frenos mecánicos, unos frenos que están preparados para realizar su trabajo al contar con discos de 203mm.

60849551-greyp-g12-bicikl-motocikl-hibrid

Entre el equipamiento podemos destacar un sistema de arrancada por huella dactilar capaz de recordar hasta 50 identidades para que diferentes personas puedan utilizarla sin necesidad de llaves. Por supuesto el precio de esta bici no es tampoco de este mundo y de esa manera se espera que llegue a las tiendas por un coste estimado de 6.000 euros, un precio elevado para una locura sobre ruedas procedente de uno de los desarrolladores más prometedores del momento y que quiere diversificar su actividad.

 

 

Fuente | Greyp Bikes

 


puntos de carga
Compártelo:

9 comentarios en “Greyp G-12, la bici eléctrica de Rimac”

  1. ¿Por qué lo llaman bici si es una moto eléctrica?.

    Lo han adornado con un sillín de bici y unos supuestos pedales testimoniales de bici, pero no es una bici, es una moto.

    Responder
    • Con 250 wats de potencia tiene poco de moto. Puedes usarla en España sin ningún tipo de permiso si lleva un dispositivo para que el motor empuje sólo cuando estás pedaleando.

      Responder
  2. No es una bicicleta y no puede circular de forma legal por Europa.
    La legislación es bien clara al respecto y no permite que los dispositivos de pedaleo asistido se puedan anular o encender mediante ningún tipo de manipulación, por lo tanto su uso se debe de limitar, al menos de forma legal, a parcelas privadas.

    Responder
    • Es imposible que no se pueda manipular una bici para que no sea necesario pedalear y que que el motor esté activo.

      Las primeras bicis llevaban un pequeño muelle debajo de la parte alta de la cadena, y al tensarse la cadena empujaba ese muelle hacia abajo y conectaba el motor. Bastaba con ponerle un pie encima o hacer cualquier otro tuco para que el motor se activara.

      Responder
  3. Sempre salta alguien con el rollo legalitis aguda , luego resultan ser los que incumplen todas las normas.
    ………Hay gente que le enseñas unos grilletes y se los colocan ellos solitos.
    ¡¡pobre pais ¡¡¡

    Responder
  4. Espectacular, un misil sobre ruedas que además si no me equivoco no es un pototipo si no que es un proyecto real, que ya están buscando distribución. Eso si…6.000 euros por una bici eléctrica es mucho dinero…mucho.

    Responder
    • la Scott Scale SL es una bici de montaña que cuesta 15.000e y no tiene motores ni nanda de eso
      solo vale eso por que pesa 6,5kg tambien es una flipada que se compraran 100 flipaos, y esta bici es igual que eso…

      Responder
  5. Según el video, esta «motoneta», como las Stealth, se puede limitar para que no te asista más allá de los 25 km/h, a partir de ahí sólo a pedales. Eso sería legal.
    El verdadero problema es que, por su aspecto, e igual que pasa con las Stealth, la Guardia Civil te iba a parar cada dos por tres para pedirte los papeles de tu «moto».
    Yo tengo una eléctrica (bionx desbloqueada) que te ayuda más allá de los 25 km/h pero con aspecto de bici. Y sí, se le puede poner un botón para que no tengas ni que pedalear y se convierta en una moto, pero te cargas la batería en 4 días.

    Responder

Deja un comentario