Opinión. Si no reaccionamos, Europa se quedará atrás en materia de movilidad eléctrica

Opinión. Si no reaccionamos, Europa se quedará atrás en materia de movilidad eléctrica


Volkswagen-e-Golf-electrico-2

Advertisement Advertisement

Europa se está quedando atrás en materia de movilidad eléctrica. Y no hablo de la integración de los coches eléctricos en la sociedad, donde muchos países (veáse Noruega y Holanda) están haciendo un gran trabajo. Hablo del aspecto tecnológico, donde la industria Europea se está quedando atrás, ampliamente superada por los asiáticos y estadounidenses.

Europa ha visto históricamente su industria automovilística protegida de alguna forma por los coches diésel. Unos coches que no han triunfado lejos del viejo continente, pero que han tenido un claro dominio en un mercado como el Europeo, gracias a unas políticas favorables a este combustible. Sin ir más lejos, en España el combustible diésel tiene una menor carga de impuestos que la gasolina.[blocktext align=»right»]Opinión: El principal problema de los coches eléctricos es el desconocimiento[/blocktext]

Ahora que «nos hemos dado cuenta» de lo nocivo que es el diésel, poco a poco se está reduciendo su protagonismo en nuestro mercado: por un lado, porque la gente de ha dado cuenta de que no merece la pena sino es para grandes kilometrajes, y por el otro, porque están apareciendo alternativas mucho mejores.

La llegada de los coches eléctricos no hay quien la pare. Y en esa llegada, los fabricantes europeos se están quedando atrás. La primera razón es sencilla: la producción de baterías. El desarrollo de un coche eléctrico no es tan complicado como uno de combustión. Muchas empresas con el suficiente potencial tecnológico son capaces de desarrollar un coche eléctrico. Algo impensable con los motores de combustión, que requieren cientos de millones de euros de inversión y desarrollo. Algo gracias a la cual los grandes grupos automovilísticos mantienen una especie de oligopolio. Es prácticamente imposible que un nuevo fabricante pueda aparecer y competir contra ellos.[blocktext align=»left»]Opinión: ¿Es la muerte del diésel?[/blocktext]

Simplificándolo mucho, los coches eléctricos son poco más que un motor eléctrico, un inversor y unas baterías. La tecnología está muy desarrollada en motores eléctricos e inversores, mientras que las baterías aún tienen mucho que mejorar.

Y aquí es donde Europa se está quedando atrás. Ningún gran fabricante de baterías es Europeo. Los dominadores del mercado como LG, Samsung, Panasonic, BYD… son todos de origen asiático. Por si fuera poco, al dominio coreano y japonés se le suma ahora China, con BYD a la cabeza. Un país que está viendo como las ventas de coches eléctricos crecen día a día, impulsadas por la necesidad de reducir la contaminación en las grandes ciudades. Por no hablar de las nuevas empresas respaldadas por capital chino como Atieva, NextEV, Youxia e incluso Faraday Future.

El caso es que en toda esta historia del coche eléctrico Europa se queda bastante atrás a nivel tecnológico. Quizá en el futuro siga siendo un buen lugar para la fabricación de coches, pero la inversión en nueva tecnología e investigaciones parece que podría ir a parar a otros lugares. Los fabricantes extracomunitarios se están adelantando.

En Europa sabemos de motores de combustión, pero todavía tenemos mucho que aprender en tecnología para coches eléctricos.

Relacionadas | Ranking de fabricantes de baterías de litio


puntos de carga

Compártelo:

13 comentarios en “Opinión. Si no reaccionamos, Europa se quedará atrás en materia de movilidad eléctrica”

  1. Extraordinario Post.

    Poco que añadir.

    Si acaso recalcar que curiosamente Noruega y Holanda no tienen industria automovilística propia, y que tan importante o más que quedarse fuera de la industria «nueva» del automóvil, es que sigan gaseándonos impunemente, por conveniencia de unos pocos.

    Responder
  2. Hola, me gustaría saber por que no tenéis en cuenta a Grabat Energy, en Febrero o así salio en todos los medios como la revolución de las baterías gracias al grafeno y además, se iban a producir en España. Este hecho podría cambiar por completo el argumento de este artículo por lo que quería saber que expectativas teneis respecto a ese tema.

    Responder
    • Aquí mismo al lado del título tienes un buscador, busca la noticia de grabat y luego mira los comentarios. Lo que mejor se dice de ellos es que son un pufo. Soy bastante ignorante en la materia y también pensaba -por que no? , pero desde que se publicó no se sabe más de ellos así que parece que los comentarios estaban en lo cierto

      Responder
    • Las estafas no cuentan como avance tecnológico. Que algo salga en los medios a bombo y platillo no significa que sea real o que tenga futuro, y menos en España. Te suena Gowex, por ejemplo?

      Responder
    • Grabat levantó muchas expectativas, pero ha resultado ser un pufo.

      Dijeron que habían hecho ensayos de laboratorio muy prometedores, pero lo cierto es que jamás fueron publicados en ninguna revista científica de referencia (como han salido muchos otros laboratorios coreanos y norteamericanos). También dijeron que tenían pruebas homologadas de las prestaciones de las baterías, pero sólo enseñaron documentos sin valor. También dijeron que tenían un inversor de yo que sé cuántos millones, pero nunca cambió su capital social. Y también dijeron que tenían acuerdos con grandes empresas, pero nada ha salido de ahí.

      Y sea cierto o no todo lo que dijeron, lo que sí es verdad es que, de acuerdo con sus planes, tenían que haber empezado a producir hace 3 meses…. Pero ahora alegan dificultades admistrativas.

      Yo personalmente no les creo.

      Responder
  3. Totalmente de acuerdo con el artículo. Europa ya perdió muchos trenes, demasiados para permitirse perder uno tan importante. Hay muchas pequeñas empresas que están preparadas para dar más de una sorpresa, pero o lo están haciendo en secreto o ya están tardando demasiado. Europa no ha dicho su última palabra…. Pero se le ahora el tiempo de intervención.

    Responder
  4. Nos quedamos atrás intencionadamente, porque los europeos (más bien su industria automovilística) somos los reyes del diésel y vamos a seguir apostando por él. Vamos aplazando el tema eléctrico con la esperanza que todo este tema de las contaminaciones se «olvide» o bien consigan construir un diésel «limpio».

    Hay movimientos tímidos (BMW, Renault, VW) pero con la esperanza que sea una «moda» pasajera y lo comentado arriba suceda.

    Responder
  5. En lo que realmente se esta quedando atrás es en baterías, cosa sin duda muy importante, fundamental diría yo: En el resto somos una potencia (motores e inversores) y demás parafernalia que comparten eléctrico y combustión, hace falta que Siemens, ABB, y algunas mas tengan mas interés en entrar de lleno en este mundo. Seguramente no ven de momento un gran negocio, las ventas siguen siendo residuales y este mercado tan pequeño, ínfimo diría yo, no les parece muy atractivo.

    Responder
  6. Bueno, de un mercado ínfimo y residual se pasa a un boom de ventas en cuestión de meses, sólo hay que mirar para China, Noruega o California para ver lo que se avecina.

    La telefonía móvil era residual y para ricos, luego se popularizó y Europa llegó a ser una potencia con Nokia y Ericsson a la cabeza.

    Hoy los americanos, los coreanos y los chinos nos han convertido en los «africanos» de la telefonía móvil.

    ¿Creeis que a nuestros dinosaurios la automoción les queda muchos años de diésel?

    Responder
    • Y los americanos eran una potencia en aviacion comercial hasta que llegó Airbus.
      Es asi, unos suben, otros caen y otros se mantienen.
      Pero fijate como a pesar que Nokia, que era la empresa más importante de Finlandia, se vino abajo, Finlandia no, tuvo un bajón pero se recuperó, a pesar de Nokia.

      Responder
  7. Creo que es una opinion muy simplista de la situación.
    Y alarmista.
    Hacer un coche eléctrico no es solamente un motor , un inversor y unas baterías.
    Hay mucho más.

    Por mas que nos pese, en este momento el mercado de los eléctricos es de entre un 1 y 2% de la producción. Nada que justifique ir corriendo a hacer mega inversiones.

    Cuando vaya creciendo, o las normativas apreten, iran sacando modelos eléctricos y , por supuesto, compraran baterias a un suministrador.
    Como hoy compran el aire acondicionado a uno, la radio a otro, los neumáticos a otro, la electrónica a otro, la tapiceria a otro, los parachoques a otro, los turbos a otro, las cajas de cambio a otro.

    La industria no se mueve, no porque sea un dinosaurio (que por cierto evolucionaron en las aves) sino porque simplemente ahora no les conviene.

    Ya les convendrá, y en ese momento, si es rentable y conveniente, abrirán su giga factoría. Sino, seguiran comprandolas a un suministrador externo.
    Unisersidades y empresas hay a montones en Europa investigando en futuras quimicas y en mejoras de las actuales.

    Por otro lado, el tema del diesel, lleva solo unos 30 años pegando fuerte, antes era para camiones. Y la industri tiene más de 100. Pongamos un poco las cosas en perspectiva, que tampoco es que llevemos 100 adorando al diesel.

    Y como viene, se va

    Responder

Deja un comentario