Según Panasonic, el techo de los coches eléctricos tienen el potencial de convertirse en un nuevo mercado para los paneles solares

La idea de poner un panel solar en un coche eléctrico es una posibilidad que ha rondado el sector durante muchos años. El principal problema era que la tecnología no estaba desarrollada para sacar partido a un espacio tan pequeño como el disponible en un vehículo, a lo que se suma el elevado coste de adaptación y la baja producción por otros factores como la orientación.

Pero la tecnología está avanzando, y aunque un coche sigue siendo un emplazamiento poco propicio para una placa fotovoltaica, los fabricantes empiezan a ver potencial en un sector que crecerá más por cuestiones publicitarias que por cuestiones técnicas.

Más detalles del Toyota Prius Prime: Panel solar, bomba de calor, carga rápida…

Según Panasonic, cubriendo un coche eléctrico con paneles solares, no sólo el techo sino todo el espacio disponible, se podrían llegar a producir unos 10 kilómetros de autonomía diarios. Eso por supuesto bajo unas buenas condiciones de radiación solar, y estacionando el coche al sol. A esto se sumaría el factor simbólico de decir que nuestro coche lleva paneles solares. Algo que para el fabricante japonés puede abrir una nueva vía en la comercialización de estos productos y disparar sus ventas.

Para Panasonic, la tecnología fotovoltaica está evolucionando, y pronto alcanzará un desarrollo suficientemente alto como para permitir aplicaciones en los vehículos más allá de los puramente simbólicos. Lo suficiente para lograr recuperar el 10% de la energía usada sólo con la exposición al sol.

Pero para lograrlo la tecnología tendrá que avanzar, sobre todo en aspectos como la integración en diferentes partes del vehículo más allá del techo , y también a nivel económico. Como ejemplo la propuesta de Panasonic para el nuevo Toyota Prius enchufable. Una placa de 180W, que en buenas condiciones de sol puede llegar a producir hasta 3.5 kilómetros de autonomía por día. Una opción que tendrá un coste de unos 3.000 euros.

Es por eso que para los expertos, esta solución se convertirá en habitual en todocaminos de lujo. Los beneficios serán limitados, pero se adoptará por una cuestión de imagen.

Modelos como el Karma Revero, y puede que el Tesla Model 3, apostarán por esta tecnología que necesita un salto adelante muy importante a nivel de eficiencia, y también de reducción de precios, para convertirse en una alternativa con sentido más allá de la simple imagen.

Relacionadas | Panasonic presenta un nuevo techo solar fotovoltaico para aplicaciones de automoción

Vía | Bloomberg

 

Compártelo: