Los autobuses eléctricos escolares. Una forma de ahorrar dinero, reducir emisiones, y regular la red eléctrica con el V2G | forococheselectricos

Los autobuses eléctricos escolares. Una forma de ahorrar dinero, reducir emisiones, y regular la red eléctrica con el V2G


Hace bastante tiempo que hablamos de un sistema con un enorme potencial de futuro relacionado con el coche eléctrico. La tecnología V2G. La idea es usar las baterías de los coches eléctricos para almacenar energía cuando estos estén aparcados, normalmente por las noches, e inyectarla a la red durante el día, en las horas de mayor demanda.

La cuestión es que la batería de un coche eléctrico suele ser pequeña, y su propietario a pesar de los muchos beneficios que podría lograr con esta tecnología en una primera fase serán algo escéptico. Pero hay sectores con un importante potencial por las características técnicas de sus vehículos, y sus hábitos diarios. Hablamos de los autobuses escolares.

En Estados Unidos han realizado un estudio que cuantifica el enorme potencial de electrificar este tipo de transporte, y también las enormes posibilidades de aplicar en los mismos la recarga inteligente.

Actualmente hay en este país un total de 500.000 autobuses dedicados al transporte de escolares. Una flota que consume principalmente diésel y cuyo coste anual se estima llega a los 3.200 millones de dólares. Y eso sólo en repostajes. A esto añadir los costosos mantenimientos mecánicos, y las peligrosas emisiones de sus motores que además tienen lugar en la presencia de niños y niñas que se ven expuestos a las partículas de estos motores.

Según Lance Noel, un postdoctorado e investigador en el Centro de Tecnologías y energía de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, un autobús escolar eléctrico es una enorme batería que de media apenas tiene que estar operativa 5 horas cada día. Esto nos indica que durante 18 horas está parado, sin realizar ningún desplazamiento.

Con un cargador bi-direccional, se podría lograr estabilizar la red eléctrica, recargando cuando hay poca demanda, y los precios son más económicos, para mediante un software inteligente devolverla a la red en las horas de mayor demanda. Una tecnología que ya están usando marcas como Renault o Nissan en proyectos pilotos en Europa, en este caso utilizando las pequeñas baterías de sus coches.

En esencia, V2G aboga por la democratización de los mercados energéticos al permitir que jugadores de pequeño tamaño usen sus vehículos para proporcionar electricidad, ya sea a la red, a sus vecinos o a sus propios hogares, y potencialmente ganar algo de dinero mientras lo hacen. De acuerdo con PJM Interconnection, un operador de red y mercado mayorista de electricidad de Estados Unidos, ha determinado que los test realizados con una flota de Minis eléctricos usando V2G proporcionaron a sus conductores en torno a los 100 dólares al mes por vehículo.

Podemos comparar esta cifra con la factura eléctrica de un conductor de un coche eléctrico en Estados Unidos, que cada año recorre unos 24.000 kilómetros, y que tendrá unos costes en electricidad de unos 540 dólares anuales. Algo que nos indica que con el V2G, podría llegar no sólo a moverse de forma gratuita con su coche, sino incluso llegaría a ganar dinero.

Pero como hemos dicho, es más difícil convencer a un particular a dar el salto, que hacerlo a una empresa cuya flota como las de los autobuses escolares que gracias a los sistemas de propulsión eléctricos combinados con los cargadores V2G, puede proporcionarle importantes ahorros operativos a las compañías y animar a estas a sustituir sus contaminantes y poco eficientes modelos diésel por eléctricos.

Vía | Motherboard

Compártelo:

3 comentarios en «Los autobuses eléctricos escolares. Una forma de ahorrar dinero, reducir emisiones, y regular la red eléctrica con el V2G»

  1. Me parece estupendo pero es lógico ese ahorro. Que tiene que venir adjuntado con un informe perfecto (seguro que sacan otro diciendo lo contrario). Lo que no entiendo es que no estemos ya en fases de renovaciones y mejoras por ejemplo en España y me da igual color político, lo que me importa es la idea de intentar hacer bien las cosas y no depender de los mercados que eso siempre perjudica.

    Si todo es lógico, si el plan de Obama se hubiera echo realidad (no se si se ha cancelado) de poner a Estados Unidos a tope de energías renovables lo que hubiera causado una creación de empleo que habían demandado pero vuelven para otro lado…

    Responder
  2. Aquí hay futuro para muchos empresarios Europeos. Si se lee con cuidado este articulo, hablamos de la posibilidad de ahorro en costes de la energía a muchos bolsillos empresariales en especial en el transporte, estos de proporciones épicas. Pero también industriales, que pueden poco a poco ampliar en sus plantas nuevos propios pack de baterias que podrían alimentar sus procesos productivos con energía obtenidas en horas de bajo coste y dependiendo del tamaño del pack, devolver al sistema eléctrico un sobrante a un valor mayor, generando ganancias que ayudaran a pagar el leasing de los equipos. El problema de la energía tomaría un nuevo color y sin duda haría la red eléctrica de un Pais mucho mas estable y eficiente, con un beneficio económico que afectara a productores y consumidores de una manera muy positiva. Europa tiene muchas nuevas oportunidades de negocios con sus renovables y también en gestión de la energía con pack de baterias privadas y publicas. Algún día despertaran con un cielo azul muy azul en sus grandes capitales, libres de imposiciones abusivas de suministradores energéticos extra comunidad, con costes muy razonables y estables por décadas que harán su industria y transportes algo digno de admirar. Que envidia mas grande amigos Europeos. ( De la sana por supuesto ) .

    Responder

Deja un comentario